EL BANCO CENTRAL YA TIENE UN PLAN PARA EVITAR LA FUGA DE CAPITAL

El Eurogrupo rescata a Chipre e impone un impuesto extraordinario para los depósitos

Chipre recibirá un paquete de ayuda de la Eurozona de 10.000 millones de euros con la condición de que aplique una quita a los depósitos bancarios.

Foto: El Eurogrupo rescata a Chipre e impone un impuesto extraordinario para los depósitos
El Eurogrupo rescata a Chipre e impone un impuesto extraordinario para los depósitos

Chipre recibirá un paquete de ayuda de la Eurozona de 10.000 millones de euros con la condición de que aplique una quita a los depósitos bancarios. Una medida que le ha costado mucho aceptar al Gobierno chipriota y que tiene como consecuencia la imposición de un corralito para evitar, a corto plazo, la fuga de capitales. La quita se llevará a cabo con la imposición de un impuesto extraordinario y el Banco Central de Chipre tiene ya listo el plan para evitar la salida de dinero del país, según ha asegurado el miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE) Jörg Asmussen.

El presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem ha confirmado que el coste del rescate se estima en un máximo de 10.000 millones y que entre las condiciones acordadas figura introducir una tasa del 6,75% sobre los depósitos de hasta 100.000 euros y del 9,9% en los depósitos por encima de esa cantidad, una medida con la que Nicosia recaudará 5.800 millones de euros. Además, se aumentará del 10 al 12,5% el impuesto de sociedades. Estas tasas se aplicarán una sola vez y se impondrá para depositantes residentes y no residentes de Chipre. El Eurogrupo ha explicado que el impuesto tan elevado se ha tenido que aplicar dado el gran tamaño del sector bancario de Chipre.

Las tasas serán "congeladas" para garantizar que puedan ser recaudadas, pero que el resto de los depósitos estarán "libremente disponible" para los clientes. Con la quita a los depósitos por debajo de 100.000 euros se rompe la garantía que la UE acordó para ese tipo de cuentas, pero Dijsselbloem ha justificado la necesidad de un programa específico para afrontar una "situación especial".

Se trata del quinto programa de rescate en la Eurozona desde el estallido de la crisis tras los casos de Grecia, Portugal e Irlanda y la banca española. Los ministros han logrado el acuerdo tras algo más de diez horas de negociaciones en la sede del Consejo de la UE en Bruselas, en donde ha permanecido el presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, quien ha optado por continuar en la capital europea tras la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del viernes para poder seguir de cerca las discusiones, según han explicado fuentes de su delegación.

Intervención del FMI

Sobre la participación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en la operación, Dijsselbloem ha dicho que sería deseable y la directora gerente de la institución internacional, Christine Lagarde, ha confirmado que va a "recomendar" la participación del FMI en el rescate, aunque ha dicho que la cifra de su contribución está por "aclarar" aún.

El programa se basa en un conjunto de "medidas ambiciosas" para "garantizar la estabilidad del sector financiero" y "determina las acciones para cumplir el ajuste fiscal requerido y reformas estructurales para apoyar la competitividad y el crecimiento equilibrado y sostenible", según el comunicado difundido por el Eurogrupo.

"La asistencia financiera para Chipre está garantizada para salvaguardar la estabilidad financiera de la isla y de la zona euro en su conjunto", ha añadido Dijsselbloem en la rueda de prensa. Por su parte, Jörg Asmussen ha adelantado que las medidas exigidas a Nicosia se empezarán a tramitar este fin de semana para que la tasa pueda entrar en vigor desde este martes -el lunes es día festivo en Chipre-.

Plan para evitar la fuga de capitales

También ha dicho Asmussen que el Banco Central Chipriota cuenta con "un plan de contingencia" para evitar la fuga de capitales y que está previsto que el valor de la quita de cada depósito quede "congelado". El ministro chipriota, Michalis Sarris, matizó en una comparecencia ante la prensa al término del encuentro que los depositantes recibirían acciones equivalentes a la tasa que se les reste.

Finalmente, la cifra de 10.000 millones de euros supone una revisión a la baja del rescate inicial de 17.000 millones de euros que solicitó Nicosia y se espera que con esta ayuda se logre reducir la deuda del país desde alrededor del 150 por ciento al 100 por ciento en 2020, tal y como pedía el Fondo Monetario Internacional.

El Eurogrupo espera que se apruebe formalmente el rescate "en la segunda mitad de abril de 2013"  y se someta a la ratificación de los procedimientos nacionales, algo que el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha pedido que ocurra "en un tiempo razonable, para evitar mayores retrasos" en su activación. En su comunicado final, el Eurogrupo dice también que espera un acuerdo de Chipre con Rusia, sobre una "contribución financiera" de este país a Nicosia.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios