SEGÚN LOS EXPERTOS

10 cosas sexuales que toda mujer debería probar (al menos una vez en su vida)

Abandonar la zona de confort en el terreno sexual coloca a la mujer en una situación vulnerable, pero podría obtener mucha más satisfacción probando novedades

Foto:

Además de ir al sur de España para hacer bien el amor (y no es broma), hay otras cosas que las mujeres deben hacer en el terreno sexual al menos una vez en su vida. Abandonar la zona de confort las coloca en una situación vulnerable, pero es necesario hacerlo de vez en cuando.

Con tal de ahorrarse el mal trago de adentrarse en terreno erótico desconocido, la mayoría de las mujeres acaban cayendo en un sexo programado: mismos preliminares, posturas conocidas, sexo oral... Y aunque todo esto está muy bien, el hecho de repetirlo durante años hace que se vuelva monótono y aburrido. Por eso, hay que probar cosas nuevas, como las contenidas en esta lista recogida por 'Prevention'.

1) Buscar el punto G

La mayoría de mujeres han oído hablar del punto G, pero ¿lo han encontrado? A pesar de la controversia sobre la existencia de esta zona de placer femenina, hay muchas féminas que ni siquiera lo han buscado. Este suele estar a unos dos centímetros del interior de la vagina, en la parte superior de la pared, asegura el psicoterapeuta Gary Brown.

En una tienda de campaña, en el patio trasero de la casa, en pleno campo o en una terraza: todas las mujeres deberían valorar nuevos escenarios

El experto recomienda a todas las damas que lo busquen aplicando lubricante en uno o dos dedos. Una vez dentro, se deberia tocar una zona más esponjosa y más sensible a la estimulación. "La ubicación exacta difiere, así que la paciencia es importante", añade. Cuando se encuentre, hay que hacer un movimiento de dedos como diciendo 'ven aquí'. No importa si no se llega al orgasmo, ya que, apunta Brown, lo importante es "disfrutar de la exploración".

2) Mirarse masturbándose

Cuanto más sexo tenga una mujer consigo misma, más sexo ansiará. Así lo asegura la terapeuta sexual Kat Van Kirk. Además, añade, si una mujer se masturba delante de un espejo la ayudará a sentirse más segura y cómoda durante las relaciones, ya que verá lo que ve su pareja cuando ambos están juntos. "Mira cómo se mueve tu cuerpo con tu propio tacto, observa tu rostro mientras te excitas y la llegada del orgasmo".

3) Utilizar lubricante

Aunque muchas mujeres no requieran del uso de lubricante, la experta Jessica O'Reilly asegura que todas deberían probarlos, al menos una vez en su vida. ¿La razón? Hace más emocionante el sexo y se puede practicar cualquier posición sexual. Los mejores son los que combinan agua y silicona.

4) Masturbarse durante el sexo

Con un juguete sexual o con las manos: mostrar a la pareja cómo una llega al orgasmo por sí misma es totalmente recomendable, asegura la terapeuta sexual Jane Greer, que anima a las féminas a ser egoístas en el terreno sexual: "Haz de tu propio placer una prioridad y verás cómo el sexo se vuelve más frecuente y satisfactorio tanto para ti como para tu pareja".

5) Masturbar al hombre

A pesar de que es algo muy común, no todas las mujeres lo ha hecho ni siquiera una vez en su vida. Si una es novata, los expertos recomiendan poner lubricante en la mano, agarrar el miembro viril masculino con una mano, entrelazar los dedos, aplicar cierta presión y acariciarlo de arriba hacia abajo. Si ella no está segura de estar haciéndolo bien, no tiene más que pedir indicaciones al hombre.

Los terapeutas sexuales recomiendan mirar a los ojos de la pareja cuando llegue el orgasmo, ya que "aumenta la conexión" entre ambos

6) Tener un orgasmo mirando a la pareja

La mayoría de mujeres cierran los ojos o miran hacia arriba al tener un orgasmo, pero lo que terapeutas sexuales recomiendan es mirar a los ojos de la pareja cuando este llegue, ya que "aumentará la conexión y la complicidad" entre ambos.

7) Explorar los sentidos

Una manera picante de avivar la rutina sexual es jugar con los sentidos. La sexóloga Ava Cadell recomienda jugar con, por ejemplo, cubitos de hielo antes de pasar a realizar sexo oral. También aconseja usar vendas para tapar los ojos de la pareja y así disfrutar más de los preliminares.

8) Tener sexo al aire libre

En una tienda de campaña, en la playa, en el patio trasero de la casa o en una terraza, cualquier sitio al aire libre es bueno para practicar sexo. "Hacerlo nos reconecta con nuestro sentido más primitivo de la sexualidad", asegura la psicoteraoeuta Brandy Engler.

9) Pedir

A pesar de que es común sentirse un poco nervioso al decirle a la pareja lo que realmente se tiene en mente, es esencial si quieres obtener más en la cama. La terapeuta sexual Vanessa Marin afirma que decirle lo que quieres recibir en la cama, cómo lo quieres y cuánto, disfrutarás mucho más de tus relaciones. "También es una buena idea comentar la jugada después del sexo mientras ambos están aún en la cama. Así ella podrá decir lo que realmente le gustó o lo que te gustaría cambiar la próxima vez. Aumentará la conexión con la pareja", añade Marin.

10) No compararse con el porno

Las mujeres no deben compararse nunca con el porno. Si no se tienen orgasmos sonoros y no se prueban mil posturas, no pasa nada. "Ella no tiene que gritar para tener un orgasmo o mostrar a su pareja lo mucho que se está divirtiendo", asegura Jessica O'Reilly.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios