LA VIOLENCIA Y LA HOSTILIDAD SURGIRÍAN SÓLO BAJO CONDICIONES ESPECÍFICAS

Un estudio demuestra que el ser humano es altruista por naturaleza

Siempre se ha dicho que el ser humano es ‘malo por naturaleza’, o al menos así lo han defendido numerosos psicólogos, antropólogos y sociólogos a lo

Foto: Un estudio demuestra que el ser humano es altruista por naturaleza
Un estudio demuestra que el ser humano es altruista por naturaleza
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Siempre se ha dicho que el ser humano es ‘malo por naturaleza’, o al menos así lo han defendido numerosos psicólogos, antropólogos y sociólogos a lo largo de la Historia. Sin embargo, un reciente estudio asegura justamente lo contrario, que las personas somos buenas, altruistas, y con vocación cooperante, y que la ‘maldad’ surge sólo en situaciones concretas.

    Origins of Altruism and Cooperation, escrito por el antropólogo Robert W. Sussman y el psiquiatra Robert Cloninger, descarta la hostilidad y la competitividad como características humanas y presenta evidencias que pretenden demostrar la bondad que embarga a las personas. Así, utilizando la religión, la antropología y la medicina el estudio va desgranando los comportamientos pro-sociales que tiene el hombre para intentar explicar de dónde nacen los conflictos en el mundo moderno.

    Por ejemplo, el hecho de que los chimpancés sean capaces de adoptar a una cría huérfana, demuestra que los primates (entre los que nos incluimos los humanos) actúan de forma altruista aún incluso cuando les supone un esfuerzo extra.

    Según escribe Cloninger en el prólogo de Origins of Altruism and Cooperation “el comportamiento pro-social es un componente esencial de la salud y de la felicidad humanas. Por el contrario, el comportamiento egoísta y no cooperativo es señal de disfunción mental, y está fuertemente asociado a la insatisfacción vital y a la enfermedad”.

    Esta novedosas tesis desterraría los argumentos del filósofo inglés Thomas Hobbes, quien  ya en el siglo XVII estableció en su obra Leviatán que existían tres causas básicas de los conflictos humanos: la competición (que hace que el ser humano invada para obtener algo), la desconfianza (que tiene que ver con la seguridad) y la gloria (con la reputación).

    Sin embargo, los autores de esta obra argumentan que los seres humanos son violentos u hostiles sólo bajo condiciones específicas: cuando se ven sometidos a presión, si sufren abusos, si son abandonados o bien si padecen una enfermedad mental.

    El propio Cloninger explica en el prólogo del estudio que “el comportamiento pro-social es un componente esencial de la salud y de la felicidad humanas. Por el contrario, el comportamiento egoísta y no cooperativo es señal de disfunción mental y está fuertemente asociado a la insatisfacción vital y a la enfermedad”.

    La violencia y la crueldad son comportamientos propios de la inadaptación”, añade el psiquiatra. En su opinión, el miedo, la violencia y las adicciones interfieren con el comportamiento humano natural, contribuyendo al surgimiento de enfermedades mentales y de ciclos de violencia, desconfianza y desesperación.

    Estos comportamientos, sin embargo, son relativamente poco comunes en los individuos de nuestra especie y constituyen respuestas anómalas a condiciones no naturales como el abandono, la presión, etc.

    El trabajo nació de una conferencia sobre altruismo, bienestar y sociabilidad humanos celebrado en 2009 en la Universidad de Washington en St. Louis. Allí se reunieron especialistas  de múltiples disciplinas, como la religión, la antropología, la psiquiatría, la evolución humana, la biología, la educación o la medicina que acudieron desde diversas partes del planeta.

    Su intención primera era la de analizar la evolución de la cooperación, el altruismo y la sociabilidad, así como la de establecer posibles factores que habrían propiciado el desarrollo de estas características en humanos y otros primates. Lo hicieron de forma tan amplia y profunda que dos de los participantes, el antropólogo Robert W. Sussman y el psiquiatra Robert Cloninger, terminaron escribiendo un libro con las conclusiones.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    2 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios