Una foto histórica

Foto histórica: esta es la primera imagen real de un agujero negro

La primera imagen real de un agujero negro, en la galaxia M87, ha sido posible gracias al trabajo de 200 científicos y un telescopio colaborativo tan grande como el planeta Tierra

Foto:  Primera foto de un agujero negro. (ETH)
Primera foto de un agujero negro. (ETH)

Hoy, a las 15:07, hemos conocido un hallazgo astronómico histórico realizado por ocho telescopios de todo el mundo coordinados bajo el proyecto Horizon Event Telescope. Se ha publicado la primera foto real tomada de un agujero negro, un proyecto que ha llevado décadas de investigación y que ratifica la teoría de la relatividad general de Einstein. Ahora, por fin, por primera vez, sabemos de verdad cómo es este fenómeno astronómico.

"Es un día extraordinariamente emocionante", ha dicho Xavier Barcons, director del European Southern Observatory de Chile y científico que ha pasado décadas buscando agujeros negros. "Lo que quiero subrayar hoy es una idea muy clara: los beneficios de la colaboración internacional en ciencia".

Pese al secretismo del Horizon Event Telescope (todos los equipos han trabajado aislados y sin compartir información durante el proceso, hasta que finalmente han reunido toda la investigación realizada), algunas de las universidades participantes en la investigación habían confirmado horas antes que, efectivamente, lo que íbamos a ver sería la primera foto de un agujero negro. La Universidad Autónoma de México (UNAM) había indicado en un comunicado que "el proyecto Event Horizont Telescope (EHT) transmitirá las primeras imágenes de un agujero negro", a las que la UNAM ha contribuido. Y así ha sido.

La Universidad Autónoma de México no ha sido la única en participar. Han hecho falta ocho telescopios repartidos por todo el mundo uno de ellos en España, el resto en Chile, México, Arizona y la Antártida— con un equipo global reunido en torno al Horizon Event Telescope (EHT) para dar a conocer hoy el hallazgo en seis ruedas de prensa simultáneas repartidas por todo el planeta. La principal se celebró en Bruselas a las 15:00 (misma hora en España), y en ella participaron el comisario europeo de Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas, y un panel formado por investigadores del EHT. De forma simultánea, se realizaron ruedas de prensa en Santiago de Chile (en español), Shanghái (en mandarín), Tokio (en japonés), Taipéi (en mandarín) y Washington (en inglés).

Todos los telescopios que han participado para obtener la fotografía. (EHT)
Todos los telescopios que han participado para obtener la fotografía. (EHT)

El EHT es una colaboración multinacional en la que participan más de 200 científicos. Desde España, han colaborado José Luis Gómez y Antxon Alberdi, del Instituto de Astrofísica de Andalucía; Iván Martí, del Instituto Geográfico Nacional; Miguel Sánchez, del Instituto de Radioastronomía Milimétrica, y Rebecca Azulay, de la Universidad de Valencia.

Nadie había visto hasta ahora un agujero negro. De hecho, siempre que escribimos una noticia sobre ellos nos vemos obligados a usar una espectacular ilustración. En teoría, ni siquiera deberíamos poder verlos. Estas zonas donde la densidad se vuelve infinita —y, con ella, la gravedad— no permiten ni que las fuerzas electromagnéticas —entre ellas, la luz visible— salgan de ellas. Como mucho, podemos contemplar las nubes de material (polvo, gas, luz y estrellas) que se extienden más allá del llamado horizonte de eventos, las fronteras del agujero negro. Pero esto se acabó hoy.

Ilustración del agujero negro de M87. (ESO)
Ilustración del agujero negro de M87. (ESO)

Aunque se especulaba que la imagen que hemos descubierto hoy podía ser la del agujero negro Sagitario A* que hay en el centro de nuestra propia galaxia, finalmente ha sido otro mucho mayor, el de la galaxia Messier 87, que tiene un tamaño unas 1.700 veces mayor que el de la Vía Láctea. Nuestro propio agujero negro tiene una masa estimada en cuatro millones de soles, el de M87 unos 6.500 millones de veces nuestra estrella más cercana, según han confirmado desde la conferencia realizada en Santiago de Chile por responsables del telescopio Alma, el radiotelescopio más moderno del mundo, inaugurado en 2013.

"Nuestro telescopio está adaptado para captar a Sagitario A*, pero como es mucho más pequeño que el de M87, la ventana de tiempo que tenemos para fotografiarlo no dura días sino horas", han explicado desde Chile. "Tenemos imágenes, pero aún no podemos publicarlas porque podrían extraerse conclusiones falsas", dado que no tienen la nitidez suficiente.

Esta foto ofrece además información valiosa sobre estos misteriosos —y al mismo tiempo fundamentales— eventos. El agujero de Sagitario A* es relativamente tranquilo, con un disco de acreción bastante delgado. Tiene la capacidad de tragar estrellas, pero por algún motivo su actividad es limitada. El de M87, en cambio, es el ejemplo perfecto de un agujero negro supermasivo en modo demonio de Tasmania. Los astrónomos incluso han registrado partículas que son expelidas de sus fauces a la velocidad de la luz, representadas en color azul en contraste con los colores anaranjados del disco de acreción.

Evidentemente, este material no sale desde dentro del agujero (repetimos, es imposible) sino que por las turbulencias acaba saliendo en dirección contraria. Por entenderlo, sería como las gotas de agua y pipas que saldrían despedidas al devorar con mucha hambre una tajada de sandía.

Finalmente, hoy —el CSIC, que participa en el anuncio, ha organizado también una presentación— hemos salido de dudas y visto por primera vez la imagen real de un agujero negro. Quién sabe, quizás ahora dejemos de tirar de flamantes ilustraciones para ilustrar estas noticias.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios