ALEJANDRO DONCEL (KSCHOOL)

"Mi hijo de 12 años no irá a la universidad porque no te enseña a pensar"

En un momento como el actual, son muchas las personas que consideran que el sistema educativo quebró hace tiempo. Cada vez son mayores las discrepancias acerca

Foto: Mi hijo de 12 años no irá a la universidad porque no te enseña a pensar
"Mi hijo de 12 años no irá a la universidad porque no te enseña a pensar"
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min
    En un momento como el actual, son muchas las personas que consideran que el sistema educativo quebró hace tiempo. Cada vez son mayores las discrepancias acerca de si los colegios y universidades deben preparar (o no) a sus alumnos para su salida al mercado laboral, y cada vez son más las personas que creen que existe una grave fractura entre lo que los centros educativos enseñan y lo que el mercado laboral demanda.

    Atendiendo a este descontento, ya hemos presentado iniciativas como YPD o Iniciador Kids, que buscan cambiar estas inercias desde edades tempranas. Pero, ¿qué pasa con las personas ya formadas que creen que la educación que han recibido no ha estado a la altura de los conocimientos que ellos consideran imprescindibles a estas alturas? Para satisfacer estas necesidades está KSchool, una escuela que ofrece formación en campos actualmente poco presentes en la educación reglada, pero básicos en los perfiles que el mercado laboral está ahora mismo desarrollando.

    Ahora mismo, KSchool ofrece cursos de formación en analítica Web, marketing online, marketing mobile, usabilidad y publicidad, y de cara a un futuro próximo está sopesando incorporar nuevos cursos. El porqué de esta formación complementaria es sencillo: "Lo que la gente estudia no tiene nada que ver con los trabajos que se demandan. La educación y las empresas se han desincronizado totalmente, los jóvenes estudian cosas que no les sirven para nada a la hora de trabajar. Hay jóvenes que salen de la universidad sin saber hacer casi nada, y no son capaces de enfrentarse al mercado laboral", nos asegura el responsable de KSchool, Alejandro Doncel.

    "Un cabreo con el sistema educativo"
    Alejandro escarba entre las semillas de una idea como ésta y se muestra decepcionado: "Esta escuela nace de un cabreo profundo con el sistema educativo. Desde pequeños, a los niños no se les enseña a pensar, ni a ser creativos. Al contrario: les enseñan a ser como todos, a no destacar, a no salirse de lo establecido, a ser iguales que todos los demás". Alejandro va más allá, e incluso ve serias similitudes con modelos industriales ya desfasados: "Los niños entran a clase con el ruido de una sirena, igual que en una fábrica. No se les enseña a crear, sino a producir. Es un modelo fabril".

    La necesidad de diferenciarse
    Partiendo de una educación que Alejandro percibe alienante, el problema está a la hora de destacar: "La obsesión de todos los jóvenes es sacarse un título como sea y ponerlo en el CV, y no se dan cuenta de que eso les hace iguales que los demás. Ni siquiera las escuelas de negocios te aseguran destacar; mucha gente acaba la carrera e inmediatamente empieza un MBA porque es lo que todo el mundo hace. El problema es que toda esa gente tiene CV´s idénticos, no se diferencian en nada".

    Alejandro incluso recuerda una anécdota de su época universitaria: "En verano, cuando todos mis compañeros y yo nos íbamos a Inglaterra obsesionados con hablar inglés, un compañero nuestro se iba siempre a África. Al final, las empresas se lo rifaban, porque era de los pocos que sabía árabe". Más allá de la anécdota lingüística, eso es lo que persigue Alejandro: "La gente se tiene que distinguir, no puedes aspirar a un puesto de trabajo si hay miles de personas que tienen un CV idéntico al tuyo, hay que diferenciarse de los demás. Hay que salirse de la norma".

    "No podemos tener a gente hiperpreparada mendigando por un plato de lentejas"
    De hecho, Alejandro lo tiene claro con su familia: "Yo fui a la universidad, pero mi hijo de 12 años no va a ir; la universidad no te enseña a pensar, sólo te enseña a estudiar; no estimula a las personas, sino que las hace iguales. ¿Para qué va a estar una persona tres años en la universidad perdiendo el tiempo? Los jóvenes sólo necesitan un poco de orientación, y eso se consigue en pocos meses, no hace falta estar años en la universidad, porque eso nos convierte en borregos. El sistema está creando a personas idénticas, y cuando hay miles de CV´s idénticos, los sueldos se caen. No podemos tener a gente hiperpreparada mendigando por un plato de lentejas".

    Por ello, desde KSchool se anima a "remover las conciencias: hay que agitar las conciencias de las personas que ahora mismo están atrapadas. Muchos de nuestros alumnos tienen una mentalidad pionera. Eso no es fácil, pero hay que conseguir que la gente se dé cuenta de que el sistema actual sólo fabrica a personas idénticas; hay que despertar y diferenciarse de los demás".
    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios