Piden prisión permanente revisable para la acusada de matar a su bebé en Gijón
  1. Sucesos
Diagnosticada de trastorno antisocial

Piden prisión permanente revisable para la acusada de matar a su bebé en Gijón

La defensa de la joven pedía que se tuviera en cuenta la atenuante de arrebato u obcecación

placeholder Foto: El cadáver del recién nacido fue encontrado por un ciudadano (EFE/J. L. Cereijido)
El cadáver del recién nacido fue encontrado por un ciudadano (EFE/J. L. Cereijido)

El jurado popular ha declarado culpable de asesinato con la agravante de parentesco a una joven de 27 años juzgada por matar a su bebé recién nacido de 53 puñaladas en Gijón en 2019. Se enfrenta, además, a las acusaciones que piden prisión permanente revisable. El jurado ha considerado que la acusada es autora del asesinato de manera deliberada y consciente.

Asimismo, la joven se ha declarado culpable en el juicio celebrado esta semana en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, aunque rechazó responder a las preguntas de las partes, y utilizó el turno de última palabra para recalcar que no tendrá “vida suficiente” para arrepentirse. Por su parte, el padre, que ejerce la acusación particular, no tenía conocimiento de que su pareja estuviera embarazada y, durante su declaración como testigo, dijo que ambos habían planeado formar una familia juntos.

Foto: Foto: Mossos d'Esquadra

Los peritos certificaron que la joven, que mantuvo en secreto el embarazo de cara a sus familiares y allegados, está diagnosticada de trastorno antisocial y era totalmente consciente de sus actos. La defensa de la joven pedía que se tuviera en cuenta la atenuante de arrebato u obcecación. Los hechos se remontan al 1 de agosto de 2019, momento en que la acusada, que estaba sola en su domicilio en el barrio gijonés de Nuevo Roces, dio a luz al bebé.

Encontrado por un vecino

Según el relato de las acusaciones, ese mismo día la mujer decidió acabar con la vida del recién nacido y, antes de que su compañero sentimental volviese del trabajo, cogió un cuchillo de cocina y asestó al bebé 53 puñaladas en distintas partes del cuerpo que le provocaron la muerte. Después de matarlo, la acusada introdujo al bebé en una mochila que tiró al contenedor de basura.

El padre desconocía que su pareja estaba embarazada, aunque sí querían tener hijos

El bebé fue finalmente encontrado por un ciudadano a las 2:30 horas del 2 de agosto. Aunque la acusada indicó a su novio que la sangre se debía a un quiste en un ovario, una exploración ginecológica realizada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) descartó por completo su versión y fue detenida.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Gijón
El redactor recomienda