La petición era clara. Uno de los lemas abanderados en las protestas ahora cobra más sentido que nunca. Un fiscal de Minnesota ha elevado la acusación de asesinato de Derek Chauvin a segundo grado. Podría enfrentarse a una pena de cárcel de hasta 40 años. Hasta entonces el policía que asfixió con su rodilla a George Floyd el pasado 25 de mayo durante una detención, sólo había sido acusado de homicidio imprudente. Además imputa también a los otros tres agentes de ayudar e incitar en el asesinato. Pueden ser condenados a hasta diez años de prisión. Cargos que celebra la familia de Floyd, al considerar que los cuatro agentes estaban implicados en su muerte. Justicia que llega tras una semana de lucha en las calles contra la brutalidad policial. Movimiento secundado por el expresidente Obama.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios