Hemos conocido a animales, sobre todo perros, que frecuentan algunos lugares con la intención de que les den algo de comer, especialmente restaurantes y lugares transitados. La mayoría saben cómo poner una cara que enternezca al más duro, pero también tienen otros trucos para conseguir comida. Y el mejor ejemplo es una perro tailandés llamada Gae.

Este perro callejero se ha convertido en merecedor de un Óscar a la interpretación: es habitual verle cojeando y arrastrando la pata como si la tuviese rota y necesitara de ayuda. Sin embargo, es una auténtica farsa: en cuanto consigue lo que busca su pata supuestamente rota vuelve a estar perfectamente sano para seguir andando tranquilamente.

Thaweeporn Chongplapolkul, una mujer dueña de una tienda en Bangkok, explica al Daily Mail que “este perro vive cerca de mi negocio desde hace unos años. Siempre hace sus trucos para engañar a la gente. Le doy de comer arroz, pero aún sigue con ese hábito: creo que lo hace para que la gente le alimente. Es muy inteligente”.

La mujer tiene varias mascotas y ha adoptado a otros perros callejeros anteriormente, pero asegura que el caso de Gae es diferente: “Le hemos estudiado las dos patas y las tiene perfectamente. Si tuviera cualquier herida le llevaríamos al veterinario inmediatamente”. Pero el animal está muy bien de salud: solo lleva a cabo su actuación para conseguir comida. Es su vida.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios