Cientos de bañistas rodean la narcolancha con sus móviles en mano. Todos quieren una foto de los 69 fardos de hachis que se asoman de su interior.

En navío estaba cargado hasta los topes y fue abandonado a la carrera por los narcos al verse acorralados por la Guardia Civil. Son tantos los curiosos que los dos agentes que custodian la droga tienen que pedirles que se aparten.  La impactante escena ocurrió a las 5 de la tarde de un domingo de agosto, con la playa totalmente abarrotada.

Uno de los narcotraficante que abandonó la lancha ya ha sido detenido. Pero esta es una estampa que  solo sorprende a los turistas. El descaro con el que los narcos alijan a plena luz del día ya no es nuevo para los locales. Es una cruda realidad que de nuevo irrumpe en una tranquila tarde de playa.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios