Los ingredientes para el 'sketch' clásico de comedia se dan al comienzo del vídeo: un perro, una piscina y una tabla de bodyboard. Sin embargo, Abby, que es como se llama la perra que protagoniza esta historia, es más hábil de lo  que podría pensarse.

Tras los titubeos del principio, la mascota acaba alcanzando la tabla extendiendo su pata y logra subirse. Una vez convertida en surfera, recoge una pelota con la boca y consigue salir por el otro extremo de la piscina. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios