El insecto zapatero es un habitante común en aguas dulces -pantanos, ríos, lagos...-, en aguas estancadas o de escasa corriente.

Las leyes de la naturaleza parecen haberse olvidado del zapatero, porque él sí puede permanecer parado sobre el agua, sin hundirse, e incluso impulsarse. 

Se alimenta de otros insectos y, por eso, se le considera un animal útil para mantener las aguas limpias. De hecho, se le conoce también con el nombre de enclaraguas, porque se consideraba que el agua era potable si estaba presente este curioso habitante.

Conoce más en este vídeo de la Fundación Aquae. 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios