Los grandes fiascos de la tecnología moderna

  • Pantalla completa
Láserdisc.
1 de 16
Comparte la fotografía

Láserdisc.

Tan grande como un disco de vinilo pero con una tecnología similar a la que popularizaría el CD años más adelante. El Láserdisc nunca triunfó por varios motivos: su elevado precio no justificaba las mejoras técnicas, tanto de imagen y sonido, que incluía. No sería hasta la llegada del DVD que el cine en disco se asentaría en los salones de casa.

Google Glass. (Reuters)
2 de 16
Comparte la fotografía

Google Glass. (Reuters)

Ni siquiera Angela Merkel, canciller alemana, pone cara de estar muy convencida ante lo que ve. Ya fuera por su elevado precio o por la escasa funcionalidad, las gafas de Google nunca llegaron a despegar.

Samsung Galaxy Note 7. (Reuters)
3 de 16
Comparte la fotografía

Samsung Galaxy Note 7. (Reuters)

El Galaxy Note 7 era un teléfono impecable... hasta que sus baterías comenzaron a arder. En grandes números. Samsung tuvo que retirar para siempre su 'phablet' estrella, lo que tendrá un considerable impacto en sus cifras de venta de este 2016.
Microsoft Tablet PC.
4 de 16
Comparte la fotografía

Microsoft Tablet PC.

A veces no basta con ser visionario. También hay que llegar al mercado en el momento adecuado. La tableta de Microsoft es uno de esos grandes ejemplos de tecnología que todavía no estaba lista para su consumo masivo. No fue hasta la llegada del iPad que la tableta se convirtió en aquello que Bill Gates había imaginado en 2001.
Apple Newton.
5 de 16
Comparte la fotografía

Apple Newton.

Pero Apple tampoco puede sacar mucho pecho en el terreno de las tabletas porque, en su día, se dio un buen tortazo con Newton. Esta pionera PDA tenía problemas para reconocer la escritura del usuario y un elevado precio la condenaron a la desaparición. Se vendió entre 1993 y 1998.
Nokia N Gage.
6 de 16
Comparte la fotografía

Nokia N Gage.

Otro producto que llegó demasiado pronto. Nokia tuvo la habilidad de ver que la telefonía móvil y los videojuegos iban a dar mucho que hablar, pero erró el tiro con unos cuantos años de antelación. No fue hasta la llegada de los 'smartphones' que los juegos desembarcaron a lo grande.
Google Nexus.
7 de 16
Comparte la fotografía

Google Nexus.

Sólo ha durado dos años y es una demostración de que Google, como todas las grandes firmas, también se equivoca. Este aparato para dotar de inteligencia a un televisor convencional quedó fuera de juego en cuanto el Chromecast se hizó con el mercado.
Tableta Sony P.
8 de 16
Comparte la fotografía

Tableta Sony P.

Algo en nuestro interior nos dice que la Sony P es una tableta con un diseño que llama la atención pero que no es precisamente cómoda de utilizar. Por ello, y quizás solo por ello, siempre aparezca en las listas de grandes fiascos tecnológicos. ¿Quién querría una tableta cuya pantalla está partida por la mitad?
Ouya.
9 de 16
Comparte la fotografía

Ouya.

Recaudó más de ocho millones en Kickstarter y anunció la llegada de una nueva época a los videojuegos. Al final, Ouya no revolucionó nada (y su mando dejaba mucho que desear) y sus ventas fueron más que discretas. Que uno de los juegos más populares de su lanzamiento, Towerfall, sólo vendiera 7.000 unidades, habla bien del impacto que tuvo.
La televisión en 3D.
10 de 16
Comparte la fotografía

La televisión en 3D.

Nos vendieron el cine en 3D como el próximo gran avance del ocio. Y aunque funcionó a cuentagotas (ay, qué bonita era 'Avatar') nunca llegó a despegar. ¿Y en casa? En casa su impacto ha sido todavía menor.
Virtual Boy.
11 de 16
Comparte la fotografía

Virtual Boy.

Uno de los primeros grandes desastres de Nintendo. Esta mezcla de realidad virtual y juego tridimensional tenía serios problemas de diseño que obligaban al jugador a parar a los pocos minutos de juego. Supuso la caída en desgracia de Gunpei Yokoi, inginiero clave en el desarrollo de Game & Watch, NES o Game Boy.

Zune.
12 de 16
Comparte la fotografía

Zune.

¿Qué puedes hacer cuando eres Microsoft y Apple acaba de revolucionar el mercado de los mp3 con el iPod? ¡Lanzar tu propia copia! Zune fue una respuesta apresurada al éxito de Apple que se encontró con la indiferencia de los usuarios. 

HD-DVD.
13 de 16
Comparte la fotografía

HD-DVD.

A diferencia del formato Betacam, que sobrevivió en el entorno profesional y peleó con VHS durante algún tiempo, el HD-DVD fue tan efímero que todavía nos preguntamos por qué duró tan poco. El formato de alta definición de Toshiba sucumbió ante el Blu-ray poco más de un año después de su lanzamiento. En diciembre de 2006 se vendieron las primeras unidades y el declive comenzó en enero de 2008. El formato murió a finales de 2010.
Amazon Fire Phone.
14 de 16
Comparte la fotografía

Amazon Fire Phone.

Amazon también se equivoca. Una cosa es arrasar en el mercado del libro electrónico y otra muy distinta comerle un trozo del pastel a Apple, Samsung y otros grandes fabricantes. El Fire Phone sólo estuvo a la venta durante 13 meses (de julio de 2014 a agosto de 2015) y nunca más se ha sabido de él. Entre las malas críticas que recibió, más de una señaló que el teléfono no destacaba en ningún aspecto.

¿Las Spectacles de Snap?
15 de 16
Comparte la fotografía

¿Las Spectacles de Snap?

Hemos comenzado la lista con las Google Glass y la acabamos con otras gafas inteligentes. No sabemos qué pasará con el último invento de la red social antes conocida como Snapchat pero es, cuanto menos, ambicioso. Unas gafas de sol que graban vídeos de pocos segundos que irán directos a la red social. Si alguien puede popularizarlo, es la misma base de usuarios que ha catapultado a Snap entre las redes sociales con mayor éxito del planeta.

¿Patinazos en la historia de la tecnología? Hay muchos, demasiados. Apple, Microsoft, Amazon, Google...

Repasamos algunos de los más recientes sin olvidar que no hay gran firma tecnológica que no se haya trastabillado. No se puede ser perfecto.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios