El 'tren de la bruja' que puede revolucionar el transporte en Austria

  • Pantalla completa
Potencia
1 de 8
Comparte la fotografía

Potencia

Aunque la potencia media es de 8kW y puedo ofrecer un máximo de diez, los responsables del proyecto aseguran que puede ampliarse hasta 300 kW.  

Un tren de la bruja... pero a hidrógeno
2 de 8
Comparte la fotografía

Un tren de la bruja... pero a hidrógeno

El tren en miniatura puede parecer ridículo... pero con él quieren probar la eficacia de las pilas de hidrógeno para el transporte ferroviario. (Reuters)

Viena, ciudad piloto
3 de 8
Comparte la fotografía

Viena, ciudad piloto

El Prater Park de Viena ha sido el lugar escogido para esta prueba pionera. (Reuters)

Pila de hidrógeno
4 de 8
Comparte la fotografía

Pila de hidrógeno

La pila de hidrógeno, que se lleva en un vagón independiente junto a un tanque de 85 litros, está conecta a la batería de la locomotora. (Reuters)

381 mm
5 de 8
Comparte la fotografía

381 mm

381 mm. Ese es el estándar de vía escogido para esta prueba.  (Reuters)

Tendidos
6 de 8
Comparte la fotografía

Tendidos

Este sistema permite eliminar el tendido y la electrificación aérea. Esto es útil para trayectos en zonas rurales o trayectos cortos de pasajeros. 

85 litros
7 de 8
Comparte la fotografía

85 litros

Este primer prototipo está equipado con un tanque de 85 litros de hidrógeno. (Reuters)

El transporte ferroviario en Austria, tanto para mercancías como para personas, es clave en la infraestructura del país. La orografía del país ha supuesto retos históricos a la hora de extender vías a lo largo y ancho de este enclave centro europeo. Pues bien ahora en Viena, un tren en miniatura, de los que has podido ver en cualquier recinto ferial o en los pueblos en verano, puede tener una llave capaz de revolucionar este medio de locomoción en el país transalpino. 

Y es que la Railway Competence Certification ha puesto en marcha un prototipo de tren impulsado por hidrógeno. Se trata de una pequeña instalación que atraviesa el parque Prater de Wier de aquella ciudad. Esta es una maniobra con la que quieren demostrar la viabilidad del proyecto en el que llevan trabajando varios años: una celda de combustible de hidrógeno para su uso en locomotoras. 

Así es el ferrocarril en miniatura Liliputbahn. Circula por una vía de 381 mm de ancho. Son varios los protagonistas implicados. Una firma conocida como Hydrogenics ha proporcionado la pieza central, mientra otra firma llamada Air Liquide es la que ha suministrado el hidrogeno tratado con este fin. 

Básicamente lo que hacen es conectar la pila de hidrógeno a la batería de la locomotora eléctrica. El sistema va montando en un vagón adicional, que también porta un tanque con ochenta y cinco litros de hidrógeno. 

Este primer prototipo cuenta con una potencia media de 8kW. El pico, la salida máxima, es de 10kW. RCC dice que la celda de combustible podría ampliarse hasta 600 kW, lo que sería adecuado para operaciones de maniobras así como el uso en rutas cortas de pasajeros, donde instalar electrificación en el aire es demasiado costoso y poco práctico.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios