Así funciona la primera granja autónoma del mundo. Fotogalerías de Tecnología

Así funciona la primera granja autónoma del mundo

  • Pantalla completa
'Hands Free Hectare'
1 de 9
Comparte la fotografía

'Hands Free Hectare'

2018 es el segundo curso de 'Hands Free Hectare', un proyecto puesto en marcha por investigadores británicos para ejecutar labores agrícolas sin ningún tipo de intervención humana. ('Hands Free Hectare')

Tractores autónomos
2 de 9
Comparte la fotografía

Tractores autónomos

Las máquinas de esta granja autónoma han sido diseñadas para funcionar de forma programada y controladas a distancia. ('Hands Free Hectare')

Por tierra y aire
3 de 9
Comparte la fotografía

Por tierra y aire

No sólo hay maquinaria tradicional, 'drones' para supervisar el trabajo desde el aire y 'rovers'para tomar muestras del terreno.('Hands Free Hectare')

Humanos... a distancia
4 de 9
Comparte la fotografía

Humanos... a distancia

Los operadores trabajaron en unas instalaciones contiguas y supervisaron todo el proyecto a distancia. ('Hands Free Hectare')

A por la segunda cosecha
5 de 9
Comparte la fotografía

A por la segunda cosecha

Tras una primera cosecha de cebada, ahora van a probar suerte con el trigo. ('Hands Free Hectare')

Todo automatizado
6 de 9
Comparte la fotografía

Todo automatizado

Desde la siembre, hasta el riego o la cosecha. Todo ha sido realizado sin presencia humana sobre el terreno. ('Hands Free Hectare')

La granja
7 de 9
Comparte la fotografía

La granja

La granja se encuentra en Shropshire, un condado británico cercano a Birminghan. ('Hands Free Hectare')

Modelo experimental
8 de 9
Comparte la fotografía

Modelo experimental

Los responsables del proyecto hablan de un proyecto experimental al que aún le quedan pruebas para poder lanzarse comercialmente. ('Hands Free Hectare')

Se habla mucho del coche autónomo pero hay otro campo, nunca mejor dicho, donde también se está empujando y mucho esta tecnología. Hablamos de la agricultura. Y es que el proyecto inglés 'Han Free Hectare' ha demostrado cómo es posible utilizar robots y maquinaria para los cultivos. Este experimento, aún lejos de una versión comercial, ha automatizado todo el proceso permitiendo ejecutar 'tecnológicamente' absolutamente todas sus partes.

En el pasado otoño, concretamente en noviembre, recolectaron el primer cultivo de cebada, iniciado semanas atrás. Ahora sus responsables se preparan para ejecutar una nueva siembra: en este caso de trigo.

No sólo han automatizado los tractores y las cosechadoras. También han utilizado otras máquinas que no han estado tradicionalmente presentes en las granjas como 'drones' y pequeños 'rovers' de exploración. Las aeronaves no tripuladas tenían el objeto de controlar el desarrollo del cultivo desde el aire mientras que los 'rovers' recogían muestras de tierra una vez la máquina de turno realizaba su tarea para comprobar el buen desempeño.

Los humanos no han intervenido en ningún momento sobre el campo. La mayor parte del tiempo la han dedicado a calibrar y monitorizar el trabajo y, tal y como aseguran sus rectores, no han sido muchas las veces que han tenido que tomar el control -siempre a distancia- de las máquinas.

Sin embargo, todo no ha sido coser y cantar. Reconocen que tienen que mejorar el sistema de cara a futuras ocasiones, porque en un primer intento, el tracto encargado de la siembra se salía constamente de la trayectoria que se le había marcado. Otra de las dificultades que encontraron fue la complicación de monitorizar estos trabajos sólo con las imágenes de los drones.

Este proyecto pionero seguramente esté acompañado dentro de poco por otros similares. No hay que olvidar que países como Japón o Rusia han aprobado ambiciosos planes gubernamentales para impulsar la automatización y la implantación de tecnología autónoma en agricultura.  

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios