Los asesinos en serie de 'Mindhunter', el último pelotazo criminal de Neflix

  • Pantalla completa
La psicóloga Wendy Carr franqueada por Bill Tench y Holden Ford, los agentes del FBI que entrevistaron a decenas de asesinos en serie.
1 de 11
Comparte la fotografía

La psicóloga Wendy Carr franqueada por Bill Tench y Holden Ford, los agentes del FBI que entrevistaron a decenas de asesinos en serie.

Edmund Kemper, el primer asesino en serie que entrevistan  Ford y Tench.
2 de 11
Comparte la fotografía

Edmund Kemper, el primer asesino en serie que entrevistan Ford y Tench.

 

Interpretado de forma magistral por Cameron Britton, Kemper asesinó a una decena de personas entre los años 60 y 70. Los vídeos que circulan por la red dejan claro que Britton capta magistralmente la actitud y el carácter del criminal nacido en Brubank en 1948.

Cometió sus dos primeros asesinatos a la tierna edad de 15 años, acabando con la vida de sus abuelos. A ella le mató simplemente para "ver qué se sentía" al asesinarla. A él, porque sabía que se enfadaría por haber matado a la que hasta entonces era su esposa. 

Conocido como 'El asesino de las colegialas', Kemper recogía a sus víctimas en la autopista para después acuchillarlas.
3 de 11
Comparte la fotografía

Conocido como 'El asesino de las colegialas', Kemper recogía a sus víctimas en la autopista para después acuchillarlas.

 

Tras matarlas Kemper, que mide 2,06 metros, practicaba la necrofilia con los cadáveres que posteriormente desmembraba. Su madre, que tenía miedo de que abusara de sus hermanas, le obligaba a dormir en el sótano. En 1973 Kemper acabó con su vida.

El matricidio fue uno de los actos más violentos y horripilantes de los muchos que llevó a cabo Kemper, que terminó entregándose a las autoridades tras abandonar la esperanza de que le detuviesen. Actualmente cumple condena en la prisión estatal de California.  

Monte Rissell, un violador y asesino en serie que comenzó sus aventuras criminales a los 14 años.
4 de 11
Comparte la fotografía

Monte Rissell, un violador y asesino en serie que comenzó sus aventuras criminales a los 14 años.

 

Tras pasar un tiempo en una institución mental, en la que consiguió engañar a profesionales y empleados, el joven delincuente cometió su primer asesinato a los 18 años. Cuando fue arrestado, un año después, Rissell había dejado un macabro rastro de cinco cadáveres.

El detonante de su primer asesinato fue la visión de su exnovia con otro hombre. Tal y como destaca Douglas, el agente que inspira el personaje de Ford, el homicida no atacó a su novia, sino que acumuló ira y alcohol para terminar matando a una prostituta en un aparcamiento. 

Jerome Brudos, el asesino necrófilo amante de los zapatos que se resiste a contarle la verdad a Ford.
5 de 11
Comparte la fotografía

Jerome Brudos, el asesino necrófilo amante de los zapatos que se resiste a contarle la verdad a Ford.

 

Conocido como el "Asesino de la lujuria" y el "Asesino fetichista de zapatos", Brudos tuvo que vivir durante toda su vida con el desprecio de su madre, a la que le hubiera gustado tener una niña. Una dinámica que terminó siendo la base de sus fantasías sexuales, que giraban en torno al odio y la venganza contra ella y contra las mujeres en general. 

A pesar de sus problemas mentales, el asesino natural de Dakota del Sur se casó en 1961, y siete años después apaleó y asesinó a cuatro mujeres jóvenes. Después de cometer un asesinato, Brudos se vestía con tacones altos y se masturbaba.

Jerry Brudos fue detenido gracias a los testimonios de los estudiantes de un campus cercano.
6 de 11
Comparte la fotografía

Jerry Brudos fue detenido gracias a los testimonios de los estudiantes de un campus cercano.

 

Al igual que Kemper, tras cometer los asesinatos Brudos acostumbraba a amputar a sus víctimas para guardar algunas de sus partes como si fuesen un trofeo. Entre ellos, se encontraron el pìe izquierdo de Linda Slawson, su primer asesinato, y dos pares de senos amputados que fueron utilizados como pisapapeles. 

Brudos se pasó 37 años en la cárcel de Oregón, un tiempo que le sirvió para ser el preso más longevo del correccional. En 2006 falleció a causa de un cáncer de hígado.

Jack Erdie en el papel de Richard Speck, un delincuente habitual que se convirtió en un asesino en serie.
7 de 11
Comparte la fotografía

Jack Erdie en el papel de Richard Speck, un delincuente habitual que se convirtió en un asesino en serie.

 

El séptimo de los ocho hijos de un empacador y una mujer religiosa cometió sus primeros delitos con apenas trece años. Hasta los 25, Speck estuvo entrando y saliendo de diversas cárceles de Estados Unidos, acusado de allanamientos de morada, falsificaciones o robos.

En 1965, tras salir en libertad condicional, Speck cometió su primer asalto contra una mujer, empuñando un cuchillo de más de 40 centímetros. Un año después, y a pesar de los esfuerzos de una de sus hermanas para que encauzase su vida, irrumpió en una casa adosada en la que vivían varias estudiantes de enfermería.

Ficha policial de Richard B. Speck, cuando fue detenido en Texas en 1962.
8 de 11
Comparte la fotografía

Ficha policial de Richard B. Speck, cuando fue detenido en Texas en 1962.

 

Gloria Davy, Patricia Matusek, Nina Jo Schmale, Pamela Wilkening, Suzanne Farris, Mary Ann Jordan, Merlita Gargullo y Valentina Pasion fueron las ocho estudiantes de enfermería que Speck asesinó brutalmente en la noche del 13 de julio de 1966. 

Cuatro días después de los hechos Speck fue detenido gracias al aviso de un médico, que identificó uno de sus tatuajes. En el juicio resultó clave el testimonio de Cora Amurau, una estudiante filipina que se encontraba de visita y logró sobrevivir a la ira del criminal escondiéndose bajo una cama. Fue sentenciado a 300 años de prisión, pero murió en diciembre de 1991 de un ataque al corazón.

Darrell Dene Devier, el jardinero asesino que no pudo reprimir su deseo por una niña de 12 años.
9 de 11
Comparte la fotografía

Darrell Dene Devier, el jardinero asesino que no pudo reprimir su deseo por una niña de 12 años.

 

El primer caso en el que Holden Ford y Bill Tench utilizan las técnicas que han perfeccionado gracias a Kemper, Brudos o Speck es el del asesinato de Mary Frances Stoner. Una niña que apareció en una zona boscosa con el cráneo aplastado tras haber sido violada. 

Devier, que trabajaba como jardinero en un vecindario rural de Georgia, desarrolló una obsesión sexual por Stoner, hija de una de las familias para las que había trabajado. El destino quiso ponerla en su camino cuando descendía del autobús que le traía del colegio. 

Ficha policial de Darrell, arrestado cinco días después de la muerte de Mary Stoner.
10 de 11
Comparte la fotografía

Ficha policial de Darrell, arrestado cinco días después de la muerte de Mary Stoner.

 

Uno de los detonantes del brutal asesinato fue que, en su mente, el asesino se había construido una fantasía sobre como sería tener relaciones sexuales con la joven. Quien, según terminó confesando Darrell posteriormente, luchó, lloró y suplicó para que no abusase de ella. 

Engreído y evasivo con la policía, la participación de Douglas y su equipo en el caso terminó siendo determinante para su confesión. La Unidad de Análisis de Conducta dispuso una serie de pautas que finalizaban con una roca ensangrentada. El arma homicida con la que había cometido el crimen y el factor estresante clave que terminó provocando su confesión. 

Basada en el libro de Mark Olshaker y John Douglas, que se editará en español en 2018, 'Mindhunter' era una de las apuestas de Netflix para el otoño seriéfilo y algunos ya la consideran como una de las series imprescindibles en la lista de los mejores estrenos de este año. Protagonizada por Jonathan Groof y Holt McCallany, la producción narra el trabajo de estos dos especialistas de la Unidad de Análisis de Conducta del FBI que, en los años 70, fueron pioneros en el estudio de la psicología criminal.

Adaptada por Joe Penhall y dirigida por David Fincher ('Seven', 'El Club de la Lucha', 'Perdida'), la primera entrega de 'Mindhunter' está compuesta por diez episodios en los que conocemos los primeros acercamientos de Holden Ford y Bill Tench, los agentes protagonistas, a los asesinos en serie. Visitas a cárceles repartidas por todo Estados Unidos que les llevaban a reunirse con sujetos peligrosos, dueños de un historial criminal inquietante. Hombres como Ed Kemper, Richard Speck o Jerry Brudos, que entraron por méritos propios en la Historia más oscura y sangrienta de su país.

El atractivo de la apuesta criminal de la plataforma de streaming es innegable, así como su calidad, y son muchos los que ya se preguntan cuando podremos disfrutar de una segunda temporada. Aún es pronto para aventurar una fecha, pero hace unos días McCallany habló con la prensa de su personaje y comentó que Fincher "quiere hacer cinco temporadas de esta serie". Por si acaso ya hay quien ha visitado la hemeroteca en busca de los asesinos más temibles que podrían cruzarse en el destino de Ford y Tench próximamente. Entre ellos se encuentran personajes tan nefastos como Ted Bundy, el macabro Ed Gein o el conocido como Killer Clown, John Wayne Gacy.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios