Vivian Maier, la niñera fotógrafa olvidada, toma España por partida doble

  • Pantalla completa
'Chicago, Illinois' (fecha desconocida), Vivian Maier
1 de 11
Comparte la fotografía

'Chicago, Illinois' (fecha desconocida), Vivian Maier

'Autorretrato' (1956), Vivian Maier
2 de 11
Comparte la fotografía

'Autorretrato' (1956), Vivian Maier

'Autorretrato, Nueva York' (1953), Vivian Maier
3 de 11
Comparte la fotografía

'Autorretrato, Nueva York' (1953), Vivian Maier

'Chicagoland', (fecha desconocida), Vivian Maier
4 de 11
Comparte la fotografía

'Chicagoland', (fecha desconocida), Vivian Maier

'Nueva York' (circa 1952), Vivian Maier
5 de 11
Comparte la fotografía

'Nueva York' (circa 1952), Vivian Maier

'Nueva York' (fecha desconocida), Vivian Maier
6 de 11
Comparte la fotografía

'Nueva York' (fecha desconocida), Vivian Maier

'Nueva York, 3 de septiembre' (1954), Vivian Maier
7 de 11
Comparte la fotografía

'Nueva York, 3 de septiembre' (1954), Vivian Maier

'Audrey Hepburn en el preestreno de 'My fair lady', Vivian Maier
8 de 11
Comparte la fotografía

'Audrey Hepburn en el preestreno de 'My fair lady', Vivian Maier

'Chicago' (circa 1960), Vivian Maier
9 de 11
Comparte la fotografía

'Chicago' (circa 1960), Vivian Maier

'Sin título', Vivian Maier
10 de 11
Comparte la fotografía

'Sin título', Vivian Maier

Ya lo dijo Woody Allen en 'Match Point'. La culpa fue del azar. La diferencia entre acabar enjabonándose en las duchas de la cárcel o llevar una existencia de lujo, champán y partidos de tenis depende de algo tan inasible como el azar. La suerte. La potra. Un leve exceso de riego en una maceta al borde de un balcón y acabas con la cabeza abierta. Un tipo con algo de dinero y mucho tiempo libre va a una subasta y levanta el dedo en vez de rascarse la oreja y la obra artística de tu vida, abocada a acabar en la basura, se convierte en un indispensable de la fotografía del siglo XX. Y esto último fue lo que le pasó a Vivian Maier en el último set del partido.

Este lunes 6 de junio la Fundación Foto Colectania de Barcelona presenta 'Vivian Maier. In her own hands' -una exposición compuesta de 80 fotografías, la mayor parte de ellas inéditas- casi al mismo tiempo en que la Fundación Canal de Madrid inaugura 'Vivian Maier. Street Photographer' el próximo jueves 9 de junio en el marco de PHotoEspaña, con 120 fotografías y 9 películas en Súper8. Vivian Maier por partida doble. Todo un logro para una artista que en sus últimos años de vida, prácticamente desahuciada, pasaba las horas sentada en el banco de un parque comiendo carne de una lata.

Durante 40 años, Maier había cuidado a los hijos de varias familias de Highland Park, en Chicago. No tenía marido. Ni hijos. Ni familia. Ni amigos cercanos. Nadie sabía lo que hacía en su tiempo libre. En las casas en las que trabajaba, su habitación permanecía casi siempre cerrada. Dentro, pilas y pilas de cajas y periódicos.

Las mismas cajas abandonadas que en 2007 fueron adquiridas en una subasta por John Maloof, que entonces tenía 25 años, trabajaba como agente inmobiliario, quería escribir un libro sobre Highland Park y se entretenía en su tiempo libre revelando fotografías. Las mismas cajas que contenían 120.000 negativos, películas y grabaciones sonoras que retrataron obsesivamente las calles de Nueva York y Chicago durante más de cuatro décadas.

Retratos de vagabundos, ancianos y tullidos. El barrio polaco. El gueto negro de chicago. Los rascacielos de el 'Loop' financiero de Chicago. Alguna viuda alegre. Niños jugando en la calle. Audrey Hepburn. Todo lo captó Maier con su Rolleiflex, apuntando desde la altura del ombligo a una América en blanco y negro. 120.000 disparos que la han convertido póstumamente en un referente absoluto de la fotografía callejera del siglo XX, la misma que encumbró en vida a iconos como Diane Arbus, Lisette Model o Weegee. Para la niñera Maier el azar llegó, lamentablemente, demasiado tarde.

 

 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios