La batalla de Waterloo a través de la pintura: un recorrido por el último combate de Napoleón

  • Pantalla completa
1 de 11
Comparte la fotografía
“La batalla de Waterloo”, de William Sadler. Este paisajista irlandés falleció en 1839 después de haber legado a la humanidad un importante patrimonio artístico
2 de 11
Comparte la fotografía
“La batalla de Waterloo”, de Clement Auguste Andrieux. Este artista francés trabajó como ilustrador para 'Le Monde Illustré' en 1870, durante la guerra francoprusiana
3 de 11
Comparte la fotografía
“Wellington en Waterloo”, de Robert Alexander Hillingford. En este lienzo puede verse una escena de la batalla celebrada entre el ejército francés y el formado por las tropas alemanas, holandesas y británicas
4 de 11
Comparte la fotografía
“La batalla de Waterloo”, de Jan Willem Pieneman. Pintado en 1824, el cuadro muestra en el centro al duque de Wellington flanqueado a su izquierda por Lord Uxbridge
5 de 11
Comparte la fotografía
“Asalto al pueblo de Plancenoit durante la batalla de Waterloo”, de Ludwig Elsholtz. El lienzo, pintado en 1843, mide 90 x 100 centímetros
6 de 11
Comparte la fotografía
Jacques Louis David, pintor francés de estilo neoclásico, se inspiró en modelos mitológicos griegos para sus pinturas. En la imagen puede verse a Napoleón, casi divino, sobre su fastuoso corcel blanco. La pintura recibe el nombre de “Napoleón cruzando los Alpes” y puede verse en el Palacio de Charlottenburg de Berlín. El protagonista del lienzo es el famoso militar galo derrotado en la batalla de Waterloo
7 de 11
Comparte la fotografía
Francisco de Goya y Lucientes inmortalizó a Arthur Wellesley, primer duque de Wellington, durante el servicio de éste en la Guerra de la Independencia
8 de 11
Comparte la fotografía
En esta obra de arte de Robert Alexander Hillingford puede verse al teniente general Lord Rowland Hill invitando a la rendición a los últimos miembros de la Guardia Imperial francesa que resistieron la embestida de sus tropas, también bajo las órdenes de Wellington
9 de 11
Comparte la fotografía
“La mañana después de la batalla de Waterloo”, de John Heaviside Clark. La pintura muestra el campo de batalla atestado de heridos tendidos sobre Waterloo. A la derecha puede contemplarse cómo los cuerpos son enterrados
10 de 11
Comparte la fotografía
Sobre una colina de la localidad de Waterloo se erige el famoso monumento en homenajea a todos los caídos en la histórica batalla. Un total de 226 escalones hay que subir para llegar a contemplar una magnífica vista a los pies del león de hierro fundido (Flickr/Jen Delgado)
Considerada como la batalla que provocó la caída de Napoleón, la de Waterloo fue una contienda histórica. El 18 de junio de 1815, en la actual Bélgica, las tropas francesas del general y las lideradas por el duque de Wellington se batieron a vida o muerte sobre vastas extensiones. La derrota de Napoleón en este combate supuso el final de este militar como emperador de los franceses, e históricamente siempre se ha considerado como punto de inflexión en la vida de Europa con vistas al discurso mundial que se vaticinaba años más tarde en la Primera Guerra Mundial. Dos siglos después de haber tenido lugar, la batalla de Waterloo sigue de actualidad
Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios