Es noticia
Menú
De Musk a Zuckerberg, los jefes de las 'Big Tech' venden acciones tras las fuertes subidas
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
aumento del 50% desde 2020

De Musk a Zuckerberg, los jefes de las 'Big Tech' venden acciones tras las fuertes subidas

‘Insiders’ como los Walton y los cofundadores de Google han vendido 63.500 millones de dólares en lo que va de año

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Fundadores y líderes empresariales están vendiendo sus participaciones a niveles históricos, siendo para alguno la primera vez que vende acciones de su empresa en años, en medio de unas valoraciones bursátiles en auge y ante posibles cambios en la legislación fiscal de EEUU y algunos estados.

En lo que va de año, 48 altos directivos han acumulado más de 200 millones de dólares cada uno de la venta de acciones, casi cuatro veces la cifra media de ‘insiders’ desde 2016 hasta 2020, según un análisis de datos de la firma de investigación InsiderScore realizado por ‘The Wall Street Journal’.

La avalancha ha incluido a vendedores ‘top’ como el multimillonario del mundo de la cosmética Ronald Lauder y los cofundadores de Google Larry Page y Sergey Brin, que han vendido acciones por primera vez en cuatro años o más, ya que la recuperación económica ha impulsado un sólido crecimiento de las ventas y beneficios. Otros ‘insiders’ destacados —incluida la familia Walton, heredera de la fortuna de Walmart, y Mark Zuckerberg, CEO de la matriz de Facebook Meta Platforms— han acelerado las ventas y van camino de romper los últimos récords de número de acciones vendidas.

Foto: Los millonarios de las tecnológicas engordan fortunas con venta de acciones

En todo el S&P 500, los ‘insiders’ han vendido un récord de 63.500 millones de dólares en acciones hasta noviembre, un aumento del 50% respecto a todo 2020, impulsado tanto por ganancias en bolsa como por un aumento en las ventas por parte de algunos grandes tenedores. El sector tecnológico ha liderado, con 41.000 millones de dólares en ventas en todo el mercado, un aumento de más de un tercio, con una cifra menor pero un aumento incluso mayor en servicios financieros.

“Lo que estamos viendo no tiene precedentes” en los últimos años, declara Daniel Taylor, profesor de Contabilidad en la Wharton School de la Universidad de Pensilvania que estudia las operaciones de ejecutivos y directivos. Dice que 2021 marca el año con más ventas que recuerda de ‘insiders’ en una década, reflejando las oleadas de ventas durante el ocaso de la burbuja de las ‘puntocom’ de principios de los dos mil.

Las personas con información privilegiada tienen una larga trayectoria de vender en máximos y comprar en mínimos, según Taylor.

Los directivos no tienen que decir lo que han vendido, y pocos lo hacen

A veces, a los inversores les preocupa que las grandes ventas de ‘insiders’ signifiquen que no esperan mayores aumentos en el precio de la acción, y unas grandes ventas inesperadas pueden influir sobre los precios de las acciones. A menudo, las empresas exigen a los altos directivos que mantengan una participación equivalente a varias veces su salario anual, pero muchos ejecutivos de posición destacada sobrepasan con facilidad dichos límites incluso después de vender.

Los directivos no tienen que decir lo que han vendido, y pocos lo hacen. La mayor venta llegó cuando los legisladores debatieron en Washington posibles aumentos fiscales como parte del paquete legislativo demócrata Build Back Better, por momentos considerando aumentar la tasa impositiva sobre las plusvalías. En noviembre, los ‘insiders’ vendieron un total de 15.590 millones de dólares.

La ley, pendiente aún en el Senado, impone un impuesto del 5% a los ingresos brutos ajustados por encima de los 10 millones de dólares a principios de 2022, y otro 3% a los ingresos por encima de los 25 millones de dólares, incluidas plusvalías de ventas de acciones. Las previsiones de ingresos del Congreso asumen que los contribuyentes acelerarán las plusvalías en 2021. Los contribuyentes ricos podrían ahorrarse hasta ocho millones de dólares en impuestos por cada 100 millones de dólares de acciones vendidas antes de la fecha de entrada en vigor, dice Taylor. Dichos posibles ahorros fiscales han sido “un incentivo potente para vender este año”, indica.

Foto: La revista 'Time' ha elegido al fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk. (Reuters/Pool/Robyn Beck)

El CEO de Tesla, Elon Musk, considerado la persona más rica del mundo con un valor neto de cerca de 270.000 millones de dólares, se burló de una propuesta de impuesto sobre las plusvalías latentes de los multimillonarios, escribiendo en Twitter que, a la larga, el Gobierno se “queda sin dinero de otras personas y entonces vienen a por ti”. Ha vendido más de 10.000 millones de dólares en acciones de Tesla en un mes —incluidos cerca de 4.000 millones de dólares para cubrir una retención fiscal sobre ejercicios de opciones— en su primera venta de acciones de la compañía desde 2010, aparte de ventas realizadas solamente para cumplir obligaciones de retenciones de impuestos.

El mes pasado, el CEO de Microsoft, Satya Nadella, vendió la mitad de su participación total, por cerca de 374 millones de dólares antes de impuestos. Los analistas indican que el movimiento puede estar relacionado con que el estado de Washington introduzca un impuesto del 7% sobre plusvalías a largo plazo el año que viene. Un portavoz de Microsoft declaró en el momento que la venta se debía a “una planificación financiera personal y a motivos de diversificación”.

Otro pico de ventas de acciones de ‘insiders’ se produjo en mayo, cuando los líderes empresariales vendieron 13.120 millones de dólares en acciones, tras unos sólidos informes de resultados corporativos.

El ‘WSJ’ analizó datos sobre transacciones bursátiles de líderes corporativos hasta el 3 de diciembre, extraídos de documentos regulatorios de InsiderScore. Se excluyeron las ventas marcadas como hechas exclusivamente para cumplir con requisitos de retención de impuestos. Las cifras acumuladas hasta el 30 de noviembre excluyen ventas de accionistas mayoritarios que no son ejecutivos ni directivos.

Foto: Logo de Google. (Reuters)

Cerca de una docena de fundadores y CEO de alto perfil vendieron millones de dólares en acciones corporativas este año después de no haber vendido ninguna en 2020, y en varios casos vendiendo por primera vez en cinco o 10 años.

La última vez que Page y Brin vendieron acciones de la matriz de Google, Alphabet, fue en 2017 a alrededor de 800 dólares la acción, según InsiderScore. Cuando volvieron al mercado en mayo, las acciones habían subido hasta 2.200 dólares. Este año, cada uno ha vendido cerca de 600.000 acciones por casi 1.500 millones de dólares antes de impuestos. Ambos siguen teniendo alrededor de un 6% de Alphabet, según FactSet.

Las ventas de la pareja llegaron después de que la compañía registrara ingresos y beneficios récord que más que duplicaron los del ejercicio anterior, y siete meses después de que el Departamento de Justicia y los fiscales generales del estado presentaran una demanda civil antimonopolio contra Google. El precio de la acción de la compañía alcanzó un máximo histórico de 3.019,33 dólares el 19 de noviembre, y desde entonces ha caído hasta cerca de 2.950 dólares.

Un portavoz de Alphabet no ha querido hacer declaraciones. Brin y Page no han contestado a nuestra solicitud de comentarios.

La familia Walton ha cuadruplicado el número de acciones que vendieron sus miembros, recibiendo 6.500 M antes de impuestos

Lauder, el hijo de los fundadores de Estée Lauder, ha vendido más de dos millones de acciones este año, por más de 600 millones de dólares antes de impuestos, en su primera venta desde 2016.

Mitchael Dell, de Dell Technologies, y David Rubenstein, de Carlyle Group, también salieron del campo el año pasado. Dell vendió cinco millones de acciones por casi 253 millones de dólares antes de impuestos, su primera venta desde que se sacó Dell a bolsa en 2018. Rubenstein ha vendido 11 millones de acciones este año por 495 millones de dólares antes de impuestos, tras realizar su primera venta en noviembre de 2020. Sus ventas han llegado después de su salida como co-CEO y de convertirse en copresidente.

Un portavoz de Lauder no ha querido hacer declaraciones. Portavoces de Dell no han respondido a las solicitudes de comentarios.

Otros ‘insiders’ han seguido vendiendo este año, pero a un ritmo mayor. La familia Walton ha cuadruplicado el número de acciones que vendieron sus miembros, recibiendo 6.500 millones de dólares antes de impuestos en lo que va de año, desde 1.500 millones de dólares en 2020. Las ventas llegaron en un año en que el precio de la acción de Walmart ha coqueteado con máximos históricos, y la compañía ha registrado un mayor volumen de ventas en tres trimestres.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Zuckerberg ha aumentado el número de acciones de Meta vendidas en casi siete veces respecto al año anterior, acumulando casi 4.500 millones de dólares antes de impuestos. Su venta llegó después de que la empresa registrara unas ventas e ingresos récord, a pesar de los desafíos presentados por los cambios de privacidad en el iPhone y audiencias del Congreso por daños provocados por sus plataformas tras la serie ‘Facebook Files’, del ‘WSJ’.

Portavoces de Walmart y Meta declaran que las ventas están generalmente regidas por planes de negociación predeterminados. Dicen que las ganancias de la familia Walton ayudan a financiar iniciativas sin ánimo de lucro, y las de Zuckerberg financian la Chan Zuckerberg Initiative, empresa comercial filantrópica que fundó junto a su mujer.

Los directivos suelen vender acciones bajo acuerdos comerciales anticipados, denominados planes 10b5-1, que activan las ventas en un plazo fijo o a un límite de precio para evitar infringir la normativa de uso de información privilegiada. Los planes se utilizaron en casi dos tercios de las ventas de acciones del año pasado —un aumento desde el 30% en 2004—, pero a algunos inversores y reguladores les preocupa que puedan abusar de ellos. Está previsto que la Comisión de Bolsa y Valores vote este miércoles una propuesta que cambiaría las normas que regulan los planes de negociación.

El directivo financiero Charles Schwab vendió el mayor número de acciones desde 2015 de la empresa que fundó, Charles Schwab Corporation: 5,3 millones de acciones por 361 millones de dólares.

Foto: Barriles de vino. Opinión

“Claramente, la gente está siendo oportunista”, dice Ben Silverman, director de Análisis en InsiderScore. “Estos tíos te llevan diciendo todo el año que el mercado está saturado”.

Unos precios de acciones en aumento significan que algunos directivos han conseguido la misma cantidad de dinero, o más, vendiendo un número menor de acciones. El CEO de Snap, Evan Spiegel, estableció un precio objetivo de venta entre los 60 y los 80 dólares, recibiendo un total de 710 millones de dólares antes de impuestos de 10 millones de acciones —más que duplicando sus ganancias de 2020, pese a vender tres millones de acciones menos—.

El fundador de Amazon.com, Jeff Bezos, suele vender alrededor de 10.000 millones de dólares en acciones al año para ayudar a financiar su empresa espacial, Blue Origin. Este año, ha vendido un 25% menos de acciones, pero ha conseguido casi la misma cifra antes de impuestos debido a que el precio de la acción de la compañía se ha duplicado en los últimos dos años.

*Contenido con licencia de ‘The Wall Street Journal’.

Fundadores y líderes empresariales están vendiendo sus participaciones a niveles históricos, siendo para alguno la primera vez que vende acciones de su empresa en años, en medio de unas valoraciones bursátiles en auge y ante posibles cambios en la legislación fiscal de EEUU y algunos estados.

Súper ricos