Siemens Gamesa vs. Vestas: ¿cuál es mejor opción de inversión?
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
duelo de gigantes

Siemens Gamesa vs. Vestas: ¿cuál es mejor opción de inversión?

Los dos grandes fabricantes europeos de turbinas eólicas tienen un gran potencial, pero Vestas parece un valor menos arriesgado por su dominio en el plano terrestre

Foto: Siemens Gamesa vs. Vestas: ¿cuál es mejor opción de inversión?
Siemens Gamesa vs. Vestas: ¿cuál es mejor opción de inversión?

La energía eólica, limpia y barata será probablemente una parte importante de las nuevas instalaciones eléctricas a nivel mundial, ya que el crecimiento en los mercados emergentes, los programas de descarbonización y la electrificación del transporte impulsan la demanda que se espera de las energías renovables. De manera más inmediata, el crédito fiscal a la producción de EEUU, que expirará pronto, ha propiciado la urgencia por comenzar nuevos proyectos eólicos este año.

El sector marítimo tiene perspectivas de crecimiento más atractivas: los vientos son mejores, las palas de las turbinas más grandes y los residentes locales son menos propensos a quejarse. Se prevé que las instalaciones aumenten en dos dígitos anuales durante, al menos, los próximos cinco años. El líder mundial en turbinas marinas es Siemens Gamesa Renewable Energy, una empresa germano-española formada a través de una fusión en 2017.

Pero ese crecimiento parte de una base mínima: menos del 5% de la capacidad de turbinas eólicas instaladas en la actualidad está en alta mar. La danesa Vestas Wind Systems, que domina el mercado mejor establecido en tierra, parece una inversión que ofrece más confianza. Las turbinas terrestres, más pequeñas y más baratas, han existido durante más de 20 años y sus precios ahora compiten con los combustibles fósiles en casi todas partes, según BloombergNEF.

Foto: Siemens Gamesa sufre unas pérdidas históricas de 805 M y hunde sus previsiones

La industria de las turbinas no siempre lo ha tenido fácil. Los gobiernos de todo el mundo cambiaron a un régimen de precios más competitivo basado en subastas en 2016, reduciendo márgenes y provocando una reorganización entre los fabricantes.

Los precios se estabilizaron en 2018 y los grandes fabricantes europeos de turbinas ahora pueden obtener márgenes de entre el 6% y el 10% en las ventas, y de más del 20% en la contratación de servicios. Las turbinas son "máquinas recolectoras de datos" con sensores que generan una enorme cantidad de datos valiosos que se utilizan en los servicios posventa para ajustar el rendimiento, optimizar el mantenimiento y extender la vida útil de una turbina, explica Sean McLoughlin, de HSBC.

Sin embargo, el pequeño negocio 'onshore' de Siemens Gamesa sigue registrando pérdidas. El nuevo director ejecutivo, Andreas Nauen, ha prometido darle un giro y finalizar la integración de la fusión. A pesar del riesgo de la ejecución, las acciones han subido un 46% desde su nombramiento, lo que da a la empresa un potente valor empresarial de alrededor de 17 veces los beneficios antes de pagar intereses, impuestos, depreciación y amortización.

Parque eólico de Siemens Gamesa. (Reuters)
Parque eólico de Siemens Gamesa. (Reuters)

Vestas está en un lugar diferente: se convirtió en el mejor fabricante de su categoría gracias a los conocimientos técnicos de la industria automotriz incorporados después de casi quebrar en 2012. Actualmente, tiene 96 gigavatios de turbinas bajo contratos de prestación de servicios, en comparación con los 60 de Siemens Gamesa.

El mantenimiento es la parte más lucrativa del negocio de Vestas, pero el trabajo de instalación no va a desaparecer. Podría haber demanda de otros 150 GW de instalaciones terrestres en Europa en los próximos años, ya que alrededor de un tercio de las turbinas eólicas terrestres de la región está quedándose anticuado y deberá ser reemplazado, dice Supriya Subramanian, de UBS. Vestas también vende turbinas marinas a través de una empresa conjunta con Mitsubishi Heavy Industries, lo que le otorga una participación en el mercado en crecimiento. La firma cotiza por un valor más modesto de casi 14 veces el ebitda.

General Electric también vende turbinas eólicas, pero su división de energías renovables es una pequeña parte del total, alrededor del 16% de los ingresos del grupo el año pasado. Luego están los grandes fabricantes chinos. Estos han hablado de expansión internacional, lo que amenazaría a los actores occidentales, pero hasta ahora rara vez se han aventurado más allá de su mercado local. Tampoco suelen incluir el mismo tipo de servicios posventa que ofrecen Vestas y Siemens Gamesa.

Los dos fabricantes europeos de turbinas parecen estar en una posición prometedora, pero el dominio de Vestas de una tecnología competitiva en costes la convierte en el valor menos arriesgado.

Energía eólica Transporte Combustibles fósiles