A TRAVÉS DE LA EMPRESA MUNICIPAL DE MURCIA

La Confederación del Segura ofrece legalizar irregularmente 22 pozos urbanos

“Le voy a hacer una propuesta que no podrá rechazar”. Así, como en la famosa frase de El Padrino, es como la Confederación Hidrográfica del Segura

Foto: La Confederación del Segura ofrece legalizar irregularmente 22 pozos urbanos
La Confederación del Segura ofrece legalizar irregularmente 22 pozos urbanos

“Le voy a hacer una propuesta que no podrá rechazar”. Así, como en la famosa frase de El Padrino, es como la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) va a solucionar el espinoso tema de 22 de los 60 pozos ilegales que la empresa municipal de Aguas de Murcia (Emuasa, participada por el grupo Agbar) mantiene abiertos en la ciudad desde hace una década. El organismo de cuenca sacó a exposición pública el pasado 25 de agosto un “expediente de concesión de aguas subterráneas para riego de jardines y limpieza viaria a favor del Ayuntamiento de Murcia”. La corporación municipal tiene el 51% de Emuasa, que preside el alcalde de la ciudad, Miguel Ángel Cámara.

La concesión, cuya exposición pública terminó el 25 de septiembre, se pretende hacer en contra de lo que establece la Ley de Aguas de 1986, la normativa del Plan Hidrológico de la cuenca del Segura de 1998 y el Real Decreto 3/86 sobre aprovechamientos hidráulicos.

El expediente enumera solamente 22 pozos de los sesenta que los técnicos calculan que están abiertos en el municipio y que, a pesar de ser ilegales, no han sido multados ni una sola vez. La concesión es para extraer 1,25 hectómetros cúbicos para 152,08 hectáreas dotadas a razón de 8.219 metros cúbicos por hectárea y año.

La CHS lleva años intentando legalizar de alguna manera los pozos, que funcionan desde al menos tres lustros. En 2009, bajo la presidencia del socialista José S. Fuentes Zorita, propuso al organismo clausurar esos sondeos irregulares y sustituirlos por otros alejados de edificios y núcleos urbanos y que captaran agua a mayor profundidad aprovechando los recursos constatados de acuíferos profundos en las Vegas Media y Baja del Segura. La propuesta no tuvo eco ni en el Ayuntamiento, que se desentendió del asunto ni en Emuasa, que la rechazó en abril de 2009.

Menos de seis meses después de la toma de posesión de Miguel Ángel Ródenas Cañada como presidente de la CHS tras la victoria del PP en las elecciones del 11 de noviembre de 2011, el organismo de cuenca sacó a exposición pública, en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) del 25 de septiembre pasado, la concesión de 22 de esos pozos. El más profundo de ellos tiene 56,8 metros, según ese documento. Del resto no se sabe ni siquiera si siguen funcionando.

El actual Instituto Geológico y Minero de España emitió en el año 2000 un informe en el que establecía que los pozos superficiales pueden dañar la estructura de edificios y monumentos. En ese texto se basó la CHS para proponer en 2009 el cierre de esos sondeos urbanos y la sustitución de su caudal por otro extraído de pozos hechos hasta el acuífero profundo, después de que se constataran en 1995 problemas de cimentación y estabilidad en algunos edificios de la ciudad de Murcia, achacada oficialmente al “descenso del nivel freático”. La propuesta fue rechazada por Emuasa y el Ayuntamiento reaccionó desentendiéndose del asunto
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios