NH y Caja Duero sufren el embargo de su promoción de lujo en Rep. Dominicana
  1. Empresas
DEL GRAN PROYECTO CAP CANA

NH y Caja Duero sufren el embargo de su promoción de lujo en Rep. Dominicana

Un banco local se queda con un tercio de las viviendas de alto stánding construidas en Cap Cana, el lugar más exclusivo de la isla caribeña.

placeholder Foto: Foto: http://www.sotograndeatcapcana.com/
Foto: http://www.sotograndeatcapcana.com/

Ni el lujo se vende cuando se trata de ladrillo, pese a que el entorno sea un lugar tan atractivo como las mejores playas del Caribe, con campos de golf, puerto marítimo y todo tipo de prestaciones de alto standing en las exclusivas urbanizaciones del este de la República Dominicana. Este país acaba de embargar a NH Hoteles y Caja Duero una promoción de viviendas sólo apta para millonarios con la que la empresa española y la caja castellana pretendían exportar el modelo de opulencia de Sotogrande.

Según han confirmado fuentes oficiales, el Banco de Reservas de la República Dominicana (Banreservas) se ha quedado con 41 unidades inmobiliarias del proyecto Cap Cana como resultado de la ejecución de las garantías por impago de la promotora, la sociedad Capredo Investment. La entidad financiera, la mayor del país, ha canjeado la deuda pendiente de pago, que ascendía a 24,8 millones de dólares, por las viviendas que fueron construidas por NH Hoteles y Caja Duero junto con un socio local.

La cadena hotelera y la caja de ahorros son dueñas de un 25% respectivamente de Capredo Investment, compañía domiciliada en Suiza con la que en el año 2006 lanzaron el proyecto para construir un hotel de máxima categoría con 90 habitaciones y alrededor de 335 viviendas de lujo en tres fases. La promoción fue llamada Sotogrande at Cap Cana para atraer tanto a los pudientes clientes españoles que ya tenían propiedades en la exclusiva bahía de San Roque (Cádiz) como a los extranjeros que habían saboreado el encanto de la marina gaditana.

NH Hoteles quería replicar el éxito de Sotogrande, la urbanización de alto nivel adquisitivo donde las familias con más poder económico del país pasan sus vacaciones estivales. Con ese fin, el 15 de octubre del 2008 inició la construcción de la primera fase de apartamentos, constituidos por 122 unidades con 21.650 metros cuadrados, en una parcela de casi 40.000 metros. Esta primera fase fue terminada a finales de noviembre del 2010, ya con la crisis financiera mundial en pleno apogeo.

La promotora consiguió vender 78 viviendas, de las que finalmente sólo había entregado 71, ya que siete estaban en procesos de entrega o de renegociación con los compradores. Las restantes 44 se quedaron terminadas, vacías, sin nadie que pagase por ellas. Tras varias negociaciones con el Banreservas, la entidad financiera dominicana ha optado por ejecutar la garantía (41 casas) y quedarse con los apartamentos a cambio de anular la deuda. Es lo que se conoce como dación en pago.

Obviamente, NH Hoteles, en una grave situación financiera por impago de su deuda, y Caja Duero, que tuvo que ser rescatada por el Estado, paralizaron la construcción de la segunda y la tercera promoción, amén del hotel. Los promotores esgrimen el impacto de la crisis mundial en los potenciales clientes como justificación del fracaso del proyecto, del que el grupo hotelero participado por Bankia y por Amancio Ortega aún sacaba pecho en 2010.

En aquel momento, Gabrielle Burgio, el presidente de NH, aseguraba que"es un producto que como todos está sufriendo la crisis, pero parece que esta zona está menos afectada. Tiene clientes de todo el mundo, como fue y sigue siendo Sotogrande", de la que la cadena española es el máximo accionista. El italiano fue despedido de la compañía hotelera en 2011 con una indemnización de 6,5 millones.

Un proyecto mareante

La inversión inicial se estimó en 100 millones de dólares, pero rápidamente se elevó hasta los 230 porque los promotores decidieron ampliar el número de viviendas a más de 500 y el hotel a más de 300 habitaciones. “Cap Cana, uno de los lugares más atractivos y con una belleza natural única del Caribe, tendrá un exclusivo club de playa (ya en funcionamiento) y 6 campos de golf de 18 hoyos, de los que 3 están siendo diseñados por Jack Nicklaus, el mejor golfista de todos los tiempos”, explicaba NH para atraer a los inversores, a los que les garantizaba la construcción de una marina con capacidad para 500 yates y un gran canal “rodeado de tiendas de lujo, restaurantes de alta cocina y plazas hoteleras del más alto nivel”.

El socio local era la familia Hazoury, que consiguió que el magnate estadounidense Donald Trump se convirtiera en financiador del proyecto. Pero el inversor dominicano empezó a tener problemas serios ya en 2007, con múltiples acusaciones de impagos y fraudes. Posteriormente no pudo hacer frente a los 100 millones que le habían prestado Deutsche Bank y Morgan Stanley ni a una demanda interpuesta por el millonario americano por incumplimiento de contrato.

Todo un proyecto de ostentaciónque, comootros muchos en España, ha acabado en manos de la banca.

NH Hoteles Noticias de Bankia Sotogrande Noticias de Deutsche Bank Golf Gobierno de Donald Trump Amancio Ortega
El redactor recomienda