ESTÁ CONVENCIDO DE PODER REMONTAR

Márquez llega a casa alejándose de los límites de Honda… y sin margen de error

Si el GP de Cataluña es singular de por sí, esta temporada tiene un significado especial: Márquez pretende hacer de él un punto de inflexión para iniciar una remontada difícil de lograr

Foto: Marc Márquez junto a Lorenzo en la rueda de prensa de Montmeló (Efe).
Marc Márquez junto a Lorenzo en la rueda de prensa de Montmeló (Efe).

Poco más de cien kilómetros (en concreto son 107) separan Cervera del trazado de Montmeló. Aunque cada que el Mundial de Motociclismo para en España (Jerez, Cataluña, Aragón y Valencia) Marc Márquez habla de estos circuitos como los de casa, el de este fin de semana es el más especial para el leridano. Acostumbrado a ser uno de los pilotos más reclamados por los aficionados, desde este jueves el piloto de Repsol Honda siente (más que nunca) el aliento de sus fieles y allegados. Si el GP de Cataluña es singular de por sí, esta temporada tiene un significado especial: Márquez pretende hacer de él un punto de inflexión para iniciar una remontada difícil de lograr. El campeón está convencido de ello.

Un año después, en Montmeló las cosas son radicalmente diferentes. La temporada pasada, Marc llegaba con seis victorias consecutivas en su casillero y firmó la séptima haciendo historia de la mano de Álex (Moto3): era la primera vez que dos hermanos ganaban en la misma cita. Una hazaña que estuvo rematada por su amigo Tito Rabat (Moto2); fue el gran premio del ‘Rufea Team’. De vuelta al presente, el mayor de los Márquez sólo ha sumado un triunfo (Austin) y es quinto en la clasificación a 49 puntos del líder, Valentino Rossi. El escenario dibujado no es el mejor para revalidar el título de campeón, pero Marc está convencido de que la remontada es tan difícil como posible: “Se intentará. Soy el primero que cree. Tengo esta mentalidad positiva. El año pasado perdí casi 50 puntos en dos carreras (Misano y Aragón). Es verdad que 49 son muchos pero no son imposibles, mientras haya posibilidades matemáticas daré el cien por cien”.

 

 

El actual campeón no da puntada sin hilo. Sus declaraciones no son una oda al optimismo, tiene razones para creer en las posibilidades que tiene de levantar el que sería su tercer título de MotoGP: “Cuando alguien va por delante, puedo ir más rápido”. El objetivo de Marc pasa por “trabajar para que el límite de la Honda esté cada vez más lejos. Es algo que notas, pero si vas al límite y tienes alguien delante das más todavía. Algunas veces corres así y es cuando tienes un accidente. Estamos en el camino correcto para mejorar, estamos cada vez más cerca. Espero volver a luchar por la victoria lo más rápido posible”. Eso sí, es más consciente que nadie de que se ha quedado sin margen para cometer más errores esta temporada: “Nunca hay margen de error y ahora, menos. No hay que pensar en ello, el error ya está hecho y ahora lo único que tendré que hacer es arriesgar más en situaciones límite. Quedan doce carreras que son como finales”.

Aclaradas las intenciones del campeón, éste desveló las novedades que Honda ha implementado en la moto de cara al gran premio y al test que se llevará a cabo el próximo lunes: “Con el nuevo tubo de escape intentaremos evitar los problemas de entrada a curva un poco. Somos conscientes de que no se solucionarán por completo pero sí será un poco mejor. Tendremos que juntar varias cosas para ir a mejor. Me siento confiado y motivado porque hicimos un test el lunes en Mugello y fue algo mejor. Tenemos ideas nuevas y confianza para la carrera. Hay que mejorar y ante nuestros aficionados intentaré hacer un gran fin de semana. Ya dije en Le Mans que no se mejora de una carrera a otra sino que se necesita tiempo”. El problema es que este factor también juega en su contra. 

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios