Es noticia
Menú
Hamilton, capaz de poner en evidencia a Rosberg y tropezarse con la misma piedra
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
TODOS CONTENTOS TRAS LA CARRERA DE BRASIL

Hamilton, capaz de poner en evidencia a Rosberg y tropezarse con la misma piedra

"Era la segunda vez que me ocurría este fin de semana. La culpa no es de nadie más que mía. Bloqueé las ruedas traseras en la curva cuatro y di la vuelta", dijo Hamilton

Foto: El podio de este domingo, en el que todos parecían estar satisfechos.
El podio de este domingo, en el que todos parecían estar satisfechos.

“Era la segunda vez que me ocurría este fin de semana. La culpa no es de nadie más que mía. Bloqueé las ruedas traseras en la curva cuatro y me di la vuelta. Creo que eso me costó la victoria”. Lewis Hamilton se salió de la pista durante el GP de Brasil, un error que cometió el día anterior en los terceros libres y que para el inglés fue la clave para no ganar. La seguridad con la que este domingo lo afirmaba estaba apoyado en el tremendo ritmo que marcó cuando no tenía a Nico Rosberg delante. El inglés demostró tener unas manos capaces de endosar cerca de un segundo a su compañero cuando éste entró a boxes la primera vez, y de recortarle siete tras cometer su error, y en sólo 22 vueltas. Lástima para el espectador que su táctica fuera la de presionar a Rosberg pero no atacarle si no daba motivos, algo que le funcionó en EEUU (cuando el germano dejó una puerta abierta).

Lewis Hamilton no ganó en Interlagos pero dio un paso más grande que Nico Rosberg para conseguirlo finalizando en segundo puesto. Gracias a ello, el alemán sigue sin depender de sí mismo y Lewis –como este domingo y propiciado por la tremenda superioridad de Mercedes sobre el resto- tendrá en la fiabilidad a su único enemigo. La temporada ha descrito un panorama para Abu Dabi en el que sólo un fallo en su W05 le arrebataría el segundo puesto con el que matemáticamente, y sin pensar en Rosberg, se proclamaría campeón del mundo.

Sabiendo las posibilidades con las que cuenta Lewis de alzar el título, el haber cometido el mismo error este domingo que un día antes –su salida de pista- es algo anecdótico. De haber ganado, el panorama para él no hubiera variado excesivamente ya que lo único que sigue necesitando para la última prueba es no tener problemas en su monoplaza. Este domingo, Mercedes sacó unos 40 segundos al siguiente perseguidor –en este caso el Williams de Massa-. Sólo una avería en su monoplaza, repetimos, impedirá el doblete de Mercedes. Con o sin victoria en Brasil, Lewis sigue necesitando acabar entre los dos primeros en Yas Marina.

Ese punto de madurez para imponerse un límite

Algo anormal debe suceder para que Hamilton se acuerde de este ‘medio trompo’ en Interlagos, o de que no atacase a Rosberg en ningún momento de la carrera. Esto último no lo intentó pese a tener a Rosberg siempre a tiro –salvo en esas 22 vueltas en las que debió recortar los siete segundos- y dar la sensación de un ritmo superior. No metió el morro ni se lanzó a las bravas. ¿Ha demostrado aquí el punto de madurez del que supuestamente carece? Quizás pensando en que no era necesario, sólo se dejó ver, por si el rubio platino volvía a dejarse una puerta abierta como en EEUU. Pero, al contrario que Lewis, Rosberg no tropezó dos veces en la misma piedra y aguantó la presión.

“Aprendí de Austin y lo hice mejor. Es un gran paso en la buena dirección. Fue una buena carrera con Lewis detrás de mí. Necesitaba estar seguro de que la diferencia era lo suficiente como para que él no me adelantara. Al contrario que en Austin, aquí fue la correcta”. Al margen de la intensidad que haya puesto en este fin de semana Hamilton, la actuación de Nico Rosberg ha sido prácticamente perfecta. Fue el más rápido en todos los libres y, sobre todo, en clasificación… ese apartado en el que se suponía que Hamilton era el mejor de la parrilla.

El caché y respeto de Nico, en este 2014, ha crecido de una manera notable. Su nivel alcanzado esta temporada está sorprendido más que cuando ganaba a su excompañero Michael Schumacher. Tal vez el haber tenido a dos rivales de box tan fuertes tenga la culpa de crecer tanto. Aún así, sus 5 victorias que lleva este año quedan lejos de las 10 logradas por Hamilton. Y su pilotaje en carrera también parece estar un punto por debajo del de su compañero. Eso sí, en Fórmula 1 no siempre gana el mejor en la pista…

“Era la segunda vez que me ocurría este fin de semana. La culpa no es de nadie más que mía. Bloqueé las ruedas traseras en la curva cuatro y me di la vuelta. Creo que eso me costó la victoria”. Lewis Hamilton se salió de la pista durante el GP de Brasil, un error que cometió el día anterior en los terceros libres y que para el inglés fue la clave para no ganar. La seguridad con la que este domingo lo afirmaba estaba apoyado en el tremendo ritmo que marcó cuando no tenía a Nico Rosberg delante. El inglés demostró tener unas manos capaces de endosar cerca de un segundo a su compañero cuando éste entró a boxes la primera vez, y de recortarle siete tras cometer su error, y en sólo 22 vueltas. Lástima para el espectador que su táctica fuera la de presionar a Rosberg pero no atacarle si no daba motivos, algo que le funcionó en EEUU (cuando el germano dejó una puerta abierta).

Lewis Hamilton
El redactor recomienda