el estado del baloncesto femenino

Liga Femenina, donde lo más fácil para el equipo campeón habría sido desaparecer

La situación del Rivas Ecópolis refleja el estado de una competición que sobrevive de mala manera. Es la cara B del exitoso baloncesto femenino español

Foto: El Rivas Ecópolis se proclamó campeón de la pasada Liga Femenina tras vencer al Perfumerías Avenida de Salamanca (EFE)
El Rivas Ecópolis se proclamó campeón de la pasada Liga Femenina tras vencer al Perfumerías Avenida de Salamanca (EFE)

El baloncesto femenino español vive en una dicotomía. Los éxitos de las selecciones (absoluta e inferiores) poco tienen que ver con el estado de la Liga Femenina, una competición que ha retrocedido en el tiempo. En El Confidencial queremos repasar el estado de una liga en la que muchas de sus jugadoras son amateur, los presupuestos se han hundido y muchos equipos han desaparecido. Uno de los últimos pudo ser el Rivas Ecópolis, al que ni el título de Liga de hace unos meses le salvó de estar al borde del abismo. Por fortuna, ha conseguido continuar, pero a costa de cambiar de manera radical sus objetivos: de luchar por el título a pelear por no bajar.

"Lo más importante es que el club haya sido capaz de continuar, de mantenerse en la categoría, porque quizás lo más fácil era haber desaparecido, como pasó ya con el Ros Casares, con Sóller, con Ibiza, con León, con Burgos... con tantos equipos en los últimos años. Estar en Liga Femenina es ya una victoria para la Junta Directiva, que está matándose para que el equipo siga", afirma a este periódico José Ignacio Hernández, entrenador del equipo. Alfonso Cabeza, presidente del club, se expresa en los mismos téminos y da un dato: en solo unos meses, el presupuesto ha pasado de casi 1 millón de euros a menos de 400.000 euros. "No entran patrocinadores desde enero de este año", dice.

Eso llevó al club madrileño a renunciar a jugar la Euroliga, competición que había jugado los cinco años anteriores y en la que había llegado a la final en el 2012. Solo el coste de los viajes supera los 200.000 euros, lo que hacía "inviable" la presencia del campeón español en la máxima competición continental. "Antes, un presupuesto medio eran 500.000 ó 600.000 euros, y ahora con esa cantidad seguramente tengas opciones de ganar la Liga o pelearle al Salamanca el título", explica el presidente. El Perfumerías Avenida tiene la mejor plantilla con diferencia. Y aunque comenzara la Liga perdiendo, es el claro favorito al título. En Europa, en cambio, es muy complicado que pueda plantarle cara a los equipos rusos y turcos, que cuatriplican su presupuesto.

 

Vídeo: el Perfumerías Avernida ganó con claridad al Rivas en la Supercopa.

Casi la mitad de la plantilla son júniors

"Es bonito que haya clubes nuevos en la Liga, pero que clubes históricos desaparezcan es algo que indica que la competición está fallando por alguna parte", dice José Ignacio Hernández, que ha tenido que adaptarse a un nuevo objetivo deportivo y a una plantilla renovada sin las mejores jugadoras de la temporada pasada, entre ellas la subcampeona del mundo Laura Nicholls, que puso rumbo a Turquía. El Rivas Ecópolis refleja a la perfección el estado de la Liga Femenina: de las 12 jugadoras, 5 tienen 17 años. "El club tiene ahora solo cinco jugadoras profesionales, el resto son jugadoras que están estudiando. Eso es un hándicao a la hora de trabajar en cuanto a número de horas (muchas solo pueden entrenar por la tarde). Todavía les queda mucho camino por delante y se han encontrado que tienen que estar ahí para si el equipo las necesita, poder ayudar. Por tanto es importante el aspecto deportivo, pero también el psicológico".

Queda la duda de si se está apostando por un proyecto de futuro con gente joven o si es realmente una necesidad por la situación actual el tener que apostar por estas jugadoras. Esa es la pregunta que nos queda a todosLa presencia generalizada de jugadoras jóvenes -89 menores de 20 años entre Liga Femenina y Liga Femenina 2, según la FEB- en cierto modo es positiva para el baloncesto, pero no siempre es consecuencia de una apuesta por la cantera. "Queda la duda de si se está apostando por un proyecto de futuro con gente joven o si es realmente una necesidad por la situación actual el tener que apostar por estas jugadoras. Esa es la pregunta que nos queda a todos", comenta Hernández, que cree que es "absurdo" planificar a medio o largo plazo por la imposibilidad de desarrollar a las jugadoras jóvenes, que se marchan a Estados Unidos porque "encuentran una coordinación estudios-baloncesto que aquí en España es muy complicada". En en el caso del Rivas, Ángela Salvadores -una de las promesas del baloncesto español- ya ha anunciado que se va. Y le pueden seguir varias compañeras más.

La principal preocupación del Rivas Ecópolis era mantener la cantera. Puestos a sacrificar una parte del club, el equipo de Liga Femenina iría antes. "Seguir con la cantera era prioritario a la Euroliga", admite el entrenador. "No tiene sentido un Liga Femenina sin cantera. Y tiene sentido, aunque poco, cantera sin Liga Femenina. Hay que salvar la cantera porque eso es lo que nos dará, evidentemente, una posibilidad de vida en el futuro", responde convencido el presidente.

¿Igualdad?

Tanto uno como otro conocen bien la situación de los equipos de la Liga y también son conscientes de que la salida del pozo en el que se encuentra la competición no es nada sencilla. La organización del Mundial femenino en el 2018 puede ser un impulso, pero visto para lo que han servido las medallas de la selección, es complicado ser optimista. "A la medalla de plata se le dio mucho bombo al principio, pero tampoco se ve que haya tenido mucho beneficio, como tampoco lo tuvo el bronce de hace cuatro años o la medalla de oro del año pasado. Son éxitos efímeros", reflexiona el entrenador del Rivas, que confía en que un hipotético Mundial en casa sirva para algo.

José Ignacio Hernández (EFE)
José Ignacio Hernández (EFE)

Su presidente no opina igual: "Ojalá nos lo den, pero en cuanto a mejorar el baloncesto a nivel de club, o se consiguen patrocinios o es imposible. No sé si va a poder conseguirse con eso". El dinero privado es la clave para que la competición sea 100% profesional, pero también el apoyo de las instituciones. El Rivas solo recibe 6.000 euros por parte del Ayuntamiento. Y nada más. La Comunidad de Madrid no aporta nada. "Firmaría ahora mismo que como Rivas Ecópolis recibiéramos exactamemte las mismas ayudas que el Real Madrid, el Estudiantes y el Fuenlabrada", dice Cabeza, que se queja del olvido que sufre el club.

El gobierno que preside Ignacio González ni siquiera les recibió tras ganar la Liga, algo que sí hizo Esperanza Aguirre hace unos años "¡Joder con la igualdad del deporte femenino con el masculino!". "¿Nos estamos diciendo que la mujer igual que el hombrenbsp;El baloncesto es el deporte femenino con más licencias. Pues vamos a intentar echar una mano. Ya no te pido ni siquiera dinero, pero por lo menos cariño. Que Esperanza nos recibiera no dio una visibilidad que estuvimos tres días en prensa", recuerda.

"El dinero escasea. El deporte estaba viviendo de la construcción y de ayudas municipales. Y se está demostrando que en la construcción y que en las instituciones el dinero se ha desviado por otras vías, por otros lugares mucho más sucios que el deporte. Y ahora mismo están escaseando ese tipo de ayudas que antes teníamos", reflexiona José Ignacio Hernández. El Rivas fue campeón hace seis meses, pero eso no le valío, ni siquiera, para seguir como estaba. Así de mal está el baloncesto femenino.

Baloncesto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios