TRAS SUS ÉXITOS COMO GIMNASTA Y SELECCIONADOR, HABÍA UNA ‘CARA B’

El tiempo termina por desvelar la cara oculta de Jesús Carballo

A finales de los años 60, la gimnasia española vivió uno momento de auge y esplendor de la mano de Jesús Carballo (68). El deportista gallego

Foto: El tiempo termina por desvelar la cara oculta de Jesús Carballo
El tiempo termina por desvelar la cara oculta de Jesús Carballo
A finales de los años 60, la gimnasia española vivió uno momento de auge y esplendor de la mano de Jesús Carballo (68). El deportista gallego fue uno de los nombres más importantes a nivel nacional e internacional. Las lesiones truncaron su carrera de gimnasta y fue entonces cuando decidió aprovechar sus buenas maneras en el deporte convirtiéndose en seleccionador, un cargo que ha ostentado hasta este año cuando el Consejo Superior de Deportes aceleró su jubilación para destituirle de su cargo. Su carrera volvía a hacerse añicos y en esta ocasión la mala fortuna no tenía que ver. El paso del tiempo ha ido desvelando la cara oculta de Carballo hasta sacar a la luz todo lo que había detrás de sus éxitos al frente del equipo de gimnasia femenina.

Jesús Carballo escribió su nombre en la historia del deporte español en 1965 cuando se hizo con su primer Campeonato de España en barra fija. Tras aquel título llegaron otros tres más, consecutivos, y la participación en Mundiales y Juegos Olímpicos entre otras citas internacionales. Un par de graves lesiones (una en los JJOO de México 1968 y otra en 1970 en el Campeonato del Mundo de Ljubljana) precipitaron su retirada cuando sólo tenía 25 años. Y cuando una puerta se cierra, una ventana se abre: entró a formar parte del equipo técnico de la Federación de Gimnasia y en 1974 se convirtió en seleccionador de gimnasia deportiva.

Cuatro años después tomó las riendas del equipo de gimnasia femenina inaugurando la época más exitosa con seis participaciones olímpicas en las que su equipo exhibió algunos de los movimientos técnicos que llevaban la firma de Carballo que fue el seleccionador hasta que el pasado enero el CSD decidió destituirle por trato vejatorio. El programa ‘Al primer toque’ de Onda Cero abría la Caja de Pandora: sobre el gallego pesaba una acusación de presuntos abusos físicos, psíquicos y sexuales, éstos sufridos por Gloria Viseras cuya identidad desvelaba Marca tras una confesión anónima de la protagonista en El País. A pesar de que los hipotéticos delitos prescribirían, un total de catorce gimnastas han decidido alzar la voz mientras otras tantas siguen defendiendo a Jesús Carballo del que aseguran no haber visto nada raro cuando estaban bajo su mando.

El paso del tiempo ha desnudado la cara oculta del que fuera seleccionador durante más de tres décadas. Todo el éxito que acumuló en su etapa como deportista y como entrenador ha quedado en un segundo plano. El halo triunfal que envolvía todo lo que dirigía se ha desvanecido cuando las gimnastas han puesto punto final a su silencio. La Policía considera “totalmente veraces” los hechos relatados por Gloria Viseras mientras los abogados del exseleccionador  aseguran que la denuncia es “manifiestamente falsa” y recuerdan que el juzgado de instrucción número 11 de Madrid ha archivado la causa en dos ocasiones. Además, emprenderán una serie de acciones para defender a Carballo que no se ejercerán solo contra “la autora material del ataque sino también contra quienes desde otras instancias han participado interesadamente en impulsar dicho ataque”.

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios