DEJA COMO NUEVA CUALQUIER PARED DE TU CASA

Las mejores lijadoras eléctricas multiusos para reformas en el hogar

Si estás pensando en pulir o lijar paredes o muebles de madera una lijadora eléctrica te ayudará. Descubre las mejores lijadoras y las opiniones para decidirte por tu modelo ideal

Foto: Las lijadoras eléctricas son esenciales para lijar y pulir la mayoría de materiales
Las lijadoras eléctricas son esenciales para lijar y pulir la mayoría de materiales
Autor
Tiempo de lectura11 min

Una lijadora eléctrica es una herramienta indispensable en cualquier kit de bricolaje. Gracias a ella, podemos lijar y pulir madera, metal, plástico e, incluso, paredes de yeso o pladur para darle un acabado perfecto. Este es el caso de la multilijadora Bosch PSM 80 A, que ha sido elegida como la mejor lijadora del momento según las opiniones, reseñas y valoraciones de los usuarios de Amazon. Cuenta con maletín de transporte, ofrece 80 W de potencia y posee el sistema de microfilo patentado por la marca para recoger el polvo. Sin duda, un modelo versátil, fácil de usar y eficaz tanto en grandes superficies de cualquier material como para trabajar sobre esquinas, cantos y perfiles que, eso sí, cuenta con una amplia competencia.

El mejor, nuestra elección: Multilijadora con maletín Bosch PSM 80 A

La mejor lijadora de la marca Bosch según las opiniones de los usuarios de Amazon gracias a la nota de 4,3 sobre 5 con un 59 % de máximas valoraciones que ellos le han reportado. José L dice de ella que es “una lijadora de baja vibración y husillo oscilante limpia y fácil de usar”, a lo que Luis añade que “su diseño ergonómico es ideal para que hasta quienes somos meros aficionados al bricolaje podamos realizar trabajos de calidad sobre madera y metal”.

La mejor lijadora multiusos de Bosch
La mejor lijadora multiusos de Bosch

En este caso hablamos de una multilijadora Bosch con sistema de microfilo. En concreto, se trata de una conexión para aspiración de polvo que recoge las partículas eficazmente y las lleva a un depósito fácil de limpiar. Dispone también de un cierre que facilita el cambio del papel de lija y de una placa triangular con punta delta que, por un lado, permite acceder a rincones y superficies complicadas y, por otro, aprovecha al máximo la hoja. Incluye un maletín de transporte y 3 hojas de lija RedWood.

Segunda opción: Lijadora de detalles BLACK+DECKER KA161BC-QS

Ahora vamos con la que, según las reseñas de usuarios de Amazon, es la mejor lijadora de la marca Black & Decker. Su valoración, de 4,4 sobre 5 con un 71 % de puntuaciones de 5 estrellas, así lo demuestra. “Una lijadora mouse perfecta para lijar y pulir zonas de difícil acceso y dar un acabado perfecto a esquinas y perfiles” nos cuenta Luis G sobre ella, a lo que Felipe añade también “una lijadora de detalle con una relación calidad-precio excelente y de una marca de total confianza”.

La mejor lijadora de Black + Deker para realizar detalles
La mejor lijadora de Black + Deker para realizar detalles

Esta lijadora de detalles de Black & Decker ofrece 55 W de potencia e incluye una bolsa de transporte. Su placa de lijado posee una práctica punta que permite llegar con facilidad y precisión a cualquier rincón. Además, es válida para madera, metal, yeso, pintura y barniz. Incluso se puede usar para eliminar el óxido. Posee un sistema de fijación tipo velcro para acoplar correctamente el papel de lija.

Alternativa: Lijadora eléctrica TACKLIFE

Vamos a concluir hablando de la mejor lijadora de la marca Tacklife en base a las opiniones de los clientes de Amazon. “Una lijadora con motor super potente y velocidades variables muy versátil y eficiente” afirma sobre ella Pedro. Gonzalo, por su parte, nos cuenta que “para ser una herramienta eléctrica tan potente, presenta un bajo consumo energético” y que es “ideal para tareas profesionales y de bricolaje doméstico por igual”. Su puntuación es de 4.4 sobre 5 con un 69 % de valoraciones de 5 estrellas.

La lijadora eléctrica de Tack Life es una de las mejor valoradas
La lijadora eléctrica de Tack Life es una de las mejor valoradas

Esta lijadora orbital Tacklife ofrece 350 W de potencia y trabaja a un máximo de 13 000 rpm. Dicha potencia se puede regular en 6 velocidades diferentes. Incluye un cable de 3 metros de largo y un depósito de recogida de polvo, así como 12 papeles de lija de 125 mm. También es una lijadora con recubrimiento anti vibraciones para favorecer un trabajo más sencillo y cómodo y de bajo nivel de ruido.

¿Cómo elegir una lijadora y qué tener en cuenta a la hora de comprar una?

Como resultado de esta comparativa de lijadoras, hemos determinado que estos son los aspectos más importantes a la hora de elegir entre un modelo u otro:

  1. El tipo de lijadora: la elección dependerá de los trabajos que solamos realizar. Si estos son variados, debemos apostar por la versatilidad de una multilijadora o lijadora multifunción.
  2. Inalámbricas o con cable: las primeras funcionan con batería y pueden usarse cómodamente sobre cualquier superficie, aunque son menos potentes. En caso de elegir un modelo con toma eléctrica, debemos asegurarnos de que posea un cable extenso.
  3. Depósito de polvo: no es obligatorio, pero sí muy útil. Una lijadora con caja de recogida de polvo minimizará la cantidad de partículas desprendidas de la superficie y evitará que las inhalemos o caigan en nuestros ojos.
  4. Ajustes de velocidad: las mejores lijadoras alcanzan las 24 000 revoluciones por minuto. Una cifra muy elevada y que no es útil en trabajos finos y a la hora de dar acabados sobre el material. Por ello, debemos comprar siempre una lijadora con velocidades ajustables.
  5. Potencia: este, junto al anterior, es uno de los aspectos que más influye en el precio de las lijadoras. Las más económicas ofrecen en torno a 100 W, mientras que las más sofisticadas llegan a rondar los 500 W.
  6. Portabilidad: si realizamos trabajos fuera de casa, debemos comprar una lijadora con maletín o con bolsa de transporte para poder llevarla de un sitio a otro de forma fácil y cómoda.
  7. Seguridad: más allá de las medidas de precaución que tomemos durante su uso, las opiniones en lijadoras analizadas aquí nos han revelado que contar con interruptor de bloqueo automático y con sistema de prevención de rearranque es muy útil.
  8. Sonido y vibración: las mejores marcas de lijadoras han conseguido reducir las vibraciones y los niveles de emisión de ruidos de sus principales modelos hasta valores muy bajos. Esto nos permite cansarnos menos al usar la herramienta y no tener que usar cascos o tapones incluso.
  9. El diseño: una lijadora con diseño ergonómico y estructura compacta nos hará el trabajo mucho más fácil.
  10. El presupuesto: una lijadora barata puede costar en torno a 30 €. Las mejores lijadoras del mercado tienen un precio de entre 80 €y 100 €, aproximadamente.

¿Qué es una lijadora?

Una lijadora es una máquina-herramienta que, mediante papel o tela de lija, nos permite desbastar, lijar y dar acabado fino a diversos materiales. El más habitual es la madera, aunque las lijadoras eléctricas de pared también permiten trabajar sobre el yeso en sus diferentes formas (perlita, pladur, etc.). Hay modelos automáticos y manuales, aunque estos últimos son los preferidos de los usuarios ya que permiten controlar la calidad del trabajo mediante el tacto más fácilmente y darle un toque personalizado y ajustado a lo que se necesita.

En concreto, una lijadora manual se compone de las siguientes partes:

  1. Motor: es el responsable de mover el papel o tela de lija situado sobre el circuito oscilante o de cualquier otro tipo.
  2. Fuente de alimentación: podemos hablar de lijadoras de batería sin cable o con cable.
  3. Mango ergonómico: para sujetar la herramienta con comodidad.
  4. Disco lijador: según el modelo, puede tener forma redonda, cuadrada o rectangular. En él se sujeta el papel de lija.
  5. Papel de lija: es el material que entra en contacto con la superficie a lijar. Debe ser sustituido periódicamente cuando pierde sus cualidades. Este se sujeta al disco, generalmente, mediante un sistema de fijación tipo velcro, aunque hay modelos que emplean presas metálicas o neopreno como sistema de enganche.

¿Para qué sirve una lijadora y cómo funciona?

Una lijadora de disco o de cualquier otro tipo sirve, fundamentalmente, para alisar, pulir o lijar una superficie de madera, metal, plástico o yeso mediante abrasión. Para ello, mueven el disco lijador de forma orbital o elíptica mientras lo hacen vibrar. Este tipo de movimientos impide que el papel de lija abrasivo utilizado pase dos veces por el mismo sitio y deje marcas circulares.

Por su lado, usar una lijadora es muy sencillo:

  1. Colocar el papel de lija sobre el disco orbital u oscilante: debemos asegurarnos de elegir un papel adecuado para madera, para metal o para cualquier otra superficie sobre la que vayamos a trabajar.
  2. Conectar la lijadora: debemos activarla durante algunos segundos antes de ponerla sobre la superficie para que su sistema de ventilación y filtrado empiece a operar correctamente.
  3. Pasar la lijadora por la superficie: el dispositivo debe estar en constante movimiento ya que, si la mantenemos sobre un mismo lugar, podemos dejar una marca irregular. Tampoco es recomendable ejercer presión sobre ella.
  4. La superficie grande en primer lugar: debemos empezar a emparejar por el centro y acabar por los bordes y contornos.

Tipos de lijadoras

Existen los siguientes tipos de lijadoras. Cada uno de ellos tiene una función determinada:

  1. Lijadoras de banda: las más habituales. Es el tipo de lijadora recomendada para trabajos de arranque de material en los que se necesita mucha potencia.
  2. Lijadoras orbitales: especialmente diseñada para dar acabados finos sobre grandes superficies gracias a su base giratoria.
  3. Lijadoras excéntricas: las más versátiles. Se trata de las mejores lijadoras para pulir superficies rectas y curvas de madera, plástico, metal, pintura y masilla.
  4. Lijadoras delta: están pensadas para dar el acabado perfecto a cantos, perfiles y esquinas. También son llamadas lijadoras de detalles por esta razón.
  5. Multilijadoras o lijadoras múltiples: mezclan el sistema de funcionamiento de una lijadora orbital y de una lijadora delta para permitir realizar las tareas propias de ambos tipos.
  6. Lijadoras mouse: son las más pequeñas de todas. Pueden ser de cualquier tipo y sirven para realizar trabajos en zonas de difícil acceso.

Por su parte, en función de si requieren de colocarse en un lugar fijo o son portátiles, podemos distinguir otros dos tipos:

  1. Lijadoras de banco: son las más utilizadas por los profesionales del ámbito industrial. Se apoyan sobre una mesa o banco de trabajo y es el usuario el que debe acercar el material a lijar a su papel o tela de lija.
  2. Lijadoras de mano: son lijadoras portátiles ya que pueden llevarse a cualquier parte. Pueden usarse en horizontal o en vertical, motivo por el que también son llamadas lijadoras de pared.

Consejos para un mejor trabajo con lijadoras

Aunque compremos la mejor lijadora del mercado, si no tenemos en cuenta estos consejos, no conseguiremos unos buenos resultados:

  1. Debemos encender la lijadora sin estar en contacto con la superficie a pulir.
  2. Guiar la lijadora en paralelo a la superficie de trabajo, nunca en ángulo.
  3. Realizar movimientos rectos. Si se está trabajando sobre madera, estos movimientos deben ir siempre a favor de la veta.
  4. No realizar presión sobre la superficie para evitar obtener un acabado irregular y deteriorar los componentes de la herramienta prematuramente.
  5. Sujetar con firmeza el material que se quiere lijar usando una prensa o elemento similar.
  6. Ajustar la velocidad y usar un papel de lija acorde a la superficie sobre la que vamos a trabajar. Podemos probar sobre un trozo desechable del material antes de operar sobre el definitivo.

Consejos para una mejor protección a la hora de trabajar con una lijadora

Debemos considerar después de comprar una lijadora que estas herramientas, si no se utilizan adecuadamente y tomando las pertinentes medidas de precaución, pueden ser peligrosas. De hecho, las más habituales son lesiones cortantes, abrasivas y atrapamientos.

Utilizar los equipos de protección individual cuando hacemos uso de una lijadora es esencial para cuidar nuestra salud


Sin embargo, siguiendo estas recomendaciones de seguridad para el uso de lijadoras neumáticas, no tendremos nada que temer:

  1. No lijar sobre pinturas con plomo ni materiales con asbesto ya que el polvo desprendido será tóxico para la salud.
  2. Usar gafas protectoras para evitar que el polvo entre en los ojos, sobre todo, si queremos pulir una pared o un techo.
  3. Utilizar mascarillas para no inhalar el polvo desprendido.
  4. No modificar el cable de alimentación y revisar su estado periódicamente.
  5. Revisar los elementos aislantes antes de cada uso.
  6. Mantener la lijadora alejada de fuentes de humedad y/o calor tanto durante su uso como cuando está almacenada.
  7. Ponernos cascos protectores para los oídos.
  8. No usar si somos alérgicos al polvo o en presencia de alguien que lo sea.

Tras todo lo dicho, estamos seguros de que nuestros lectores serán capaces de elegir la mejor lijadora posible para sus tareas profesionales o de bricolaje doméstico y, además, usarla de forma adecuada y segura.

DeCompras

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios