'life hacks' diarios para salvarte la vida

Planchar sin plancha y ganar espacio en el armario: 12 trucos de ropa que necesitabas

Hay maneras de hacer la vida más fácil que todo el mundo debería conocer. Las hemos recopilado para que sepas arreglar tus vaqueros o hacer más cómodos tus zapatos nuevos

Foto: Una simple chapa de lata uniendo perchas y te cabe el doble de ropa en el armario.
Una simple chapa de lata uniendo perchas y te cabe el doble de ropa en el armario.

En el día a día tenemos que enfrentarnos a innumerables desafíos. Algunos son tan cruentos como que no quepan más perchas en el armario o que nuestros preciosos zapatos nuevos nos hagan daño en el talón. La vida ya es dura de por sí, no tendría por qué serlo en nuestra propia casa. Por suerte, existen mentes prodigiosas a las que se les han ocurrido trucos para que arreglar una cremallera rota o tener ropa planchada sin necesidad de una plancha dejen de ser batallas perdidas.

La página de Facebook Blossom es una fuente de vídeos de ‘life hacks’, esos trucos diarios y los “hazlo tú mismo” que pueden salvarnos en más de una ocasión gracias a sus tutoriales de menos de dos minutos. Como ella, otras páginas como Pinterest o Reddit engloban multitud de trucos útiles y sencillos para, por ejemplo, conseguir calentar a la vez dos platos en el microondas. Gracias a todos.

Organiza y arregla tu ropa

Para guardarla

En este vídeo, Blossom reúne todos los trucos necesarios para almacenar toda nuestra ropa de una forma eficiente:

No toda la ropa aguanta en las perchas. Muchas prendas acaban resbalándose y perdiéndose en el suelo del armario. Con una goma elástica colocada en cada extremo de la percha, evitarás que pase.

Si lo que necesitas es aumentar el espacio de almacenaje en tu armario, puedes enganchar una percha con otra utilizando la chapa de una lata.

Lo malo es que las perchas suelen deformar los jerseys de cuello más cerrado. Si tienes alguno en el armario en lugar de en cajones, puedes colgarlos de esta otra forma:

Encontrar la pareja de un calcetín rebuscando en el cajón puede ser misión imposible. Una forma útil de organizarlo es crear compartimentos para cada par. Puedes unir con pegamento varias tiras de fieltro de esta forma, una sobre otra:

En el vídeo se hace 10 veces, pero puedes hacer más o menos, dependiendo del tamaño de tu cajón y de la cantidad de calcetines que hayas almacenado a lo largo de los años. Te quedará algo así:

¡Tachán!

Para cuidarla

Esta página de Facebook también aporta consejos a la hora de cuidar de forma sencilla nuestras prendas de ropa. Si una de tus camisetas está arrugada y no tienes tiempo para ponerte a planchar, puedes rociar un poco de agua en spray y luego secarla con el secador. No quedará ni rastro de esas arruguitas incómodas.

Tus camisas arrugadas también se salvarán si las dejas colgadas en el baño mientras te duchas, como publica lifehack.org. El vapor del agua caliente te evitará la ardua tarea de planchar.

(Lifehack.org)
(Lifehack.org)

Algunas faldas tienden a subirse todo el rato al andar, lo que suele ser molesto. Entre otros consejos, en este otro vídeo enseña que para evitarlo, puedes echarte laca en la parte de las piernas donde debería quedarse la falda.

Si lo que te ha pasado es que tu falda o cualquier otra prenda antigua se ha llenado de pelotitas, podrás quitarlas fácilmente con una cuchilla de afeitar:

Convertir tus zapatillas favoritas en resistentes al agua puede resultar muy útil para días de lluvia o si piensas llevártelas cerca de la playa. Puedes hacerlo en menos de un minuto si restriegas sobre ellas una vela de parafina y luego lo derrites con el secador.

Siguiendo con los zapatos, reblandece esos que tanto te duelen poniéndoles agua helada en una bolsita y metiéndolos en la nevera durante una noche.

Para poder volver a meter un cordón de tu zapatilla, envuelve las puntas deshilachadas con un poco de celo.

Este vídeo será el favorito para los adictos a los vaqueros. En él, se muestra varios trucos para arreglar los que no nos acaban de quedar del todo bien o los que han sufrido bastantes inclemencias y han acabado rompiéndose. Que se les rompa la cremallera, por ejemplo, ya tiene solución. Corta un pedazo pequeño de la cremallera y súbela por encima del corte como muestra el vídeo. Luego, solo tendrás que coser la parte cortada. Si el problema es que la cremallera se baja sola, engancha una anilla (de un llavero, por ejemplo) al extremo de la cremallera y al subirla, engánchala con el botón del pantalón.

¿Conoces más trucos para la ropa? Cuéntanos el tuyo en los comentarios.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios