Diez consejos para ahorrar o cómo evitar que te engañen cuando hagas la compra
  1. Alma, Corazón, Vida
los mejores consejos para ahorrar

Diez consejos para ahorrar o cómo evitar que te engañen cuando hagas la compra

Ahorrar es imperante, y más en los tiempos que corren, pero no parece fácil cuando vamos al supermercado, a no ser que sigas estos consejos

Foto: Diez consejos para ahorrar o cómo evitar que te engañen cuando hagas la compra
Diez consejos para ahorrar o cómo evitar que te engañen cuando hagas la compra

Ahorrar es necesario, y más en los tiempos que corren, pero no parece fácil cuando vamos al supermercado. Por un lado porque, quizás, si en algo hay que seguir invirtiendo es en una adecuada alimentación y, por el otro, porque una vez allí tendemos a olvidar la rigurosa lista elaborada en casa y ampliamos levemente el grosor de nuestro carrito. (¿Quién ha puesto las chocolatinas justo al lado de la caja?).

Sin embargo, Melissa d'Arabian parece tener los consejos infalibles para ahorrar todo lo posible cuando vamos al supermercado. La autora del libro Ten Dollar Dinners ("cenas de diez dólares") nos advierte de todos los errores que cometemos al hacer la compra y nos indica los sencillos pasos que hay que seguir para evitarlos.

1. Pagar mucho por la carne

"La carne suele ser lo más caro de la cena", dice d'Arabian, que sugiere estar atenta a los grandes descuentos y los artículos rebajados que ofrecen las grandes superficies. Cuando esto ocurra, aconseja ella, compra esa carne rebajada en grandes cantidades y mantenla en el congelador para cuando la necesites.

2. Ser un esclavo de una determinada receta

En lugar de comprar todos y cada uno de los ingredientes que necesitas para una receta, piensa si no puedes sustituir alguno por otro que ya tengas en casa. Quizás, en lugar de limón, puedas echar vinagre, zumo o soja en esa salsa que quieres hacer. En la misma línea, d'Arabian afirma que "hierbas como el cilantro, la menta, la albahaca o el perejil son a menudo intercambiables".

3. No usar el congelador

Como ya se apuntaba antes, se puede ahorrar mucho dinero congelando el pan, la carne, las hierbas, los tomates... (d'Arabian llega a congelar hierbas frescas con aceite en bandejas para hielo). Compra estos alimentos en grandes cantidades cuando estén rebajados y congélalos.

4. Pensar que los productos baratos no comprometen el presupuesto de la compra

Por supuesto, hay muchos productos que son muy baratos. Pero la suma de todos ellos no lo es. Procura no comprar algo sólo porque está bien de precio o porque sale muy rentable si realmente no lo necesitas, pues esos pequeños productos baratos en conjunto aumentan notablemente el precio de tu compra.

5. No tomarte tu tiempo en hacer cálculos

No te gustaban las matemáticas en el colegio, y tampoco ahora, pero las cuentas que se te piden no son tan duras. Moléstate en comparar las marcas, en observar si un mismo producto es más barato enlatado, empaquetado o por sí mismo, si las ofertas son verdaderamente rentables, etc.

6. Coger un carrito grande

"Diferentes estudios han demostrado que los supermercados hacen una cosa muy sencilla que hace que nos gastemos más dinero: aumentar el tamaño de sus carritos", confirma d'Arabian. Si no tienes mucho que comprar, no cojas un carrito enorme y luches por llenarlo. La cesta será más práctica y económica.

7. No pedir ayuda

"Pregunta al carnicero cómo cocinar la carne de oferta, o pídele que te corte la carne de varias maneras distintas: pueden servir para diferentes platos", recomienda d'Arabian.

8. Quedarse bloqueado por la lista de la compra

Es importarse abrirse a lo que el supermercado ofrece y no comprar únicamente lo que teníamos pensado. D'Arabian afirma que ella suele escribir "verduras para la cena" y, una vez allí, se guía y decide en función de los precios el tipo de verdura que comprará.

9. No saber los precios de las cosas que más compras

Para comprar con inteligencia y eficacia hay que saber cuánto cuestan los productos que compramos siempre y las marcas a las que acudimos con frecuencia. Si se calcula ese precio, ya sabrás de dónde partes a la hora de ir añadiendo elementos a tu lista, y el control de la economía familiar será más sencillo.

10. Pensar que el ahorro se produce sólo en el supermercado

La mayor parte del ahorro se puede generar con una buena distribución de los alimentos, un buen uso de los mismos y un buen aprovechamiento de los ingredientes. "También es importante distribuir bien las sobras. Recuerda que el alimento más caro que hay ahora mismo en tu cocina es aquel que tiras a la basura", concluye d'Arabian.

Supermercados Compras Inteligencia Precios
El redactor recomienda