Casi la mitad de los usuarios de lentes de contacto excede el plazo recomendado para su reemplazo

A pesar de la sólida implantación que tienen las lentillas en la población española, la realidad es que los usuarios no saben cuidarlas y mantenerlas de

Foto: Casi la mitad de los usuarios de lentes de contacto excede el plazo recomendado para su reemplazo
Casi la mitad de los usuarios de lentes de contacto excede el plazo recomendado para su reemplazo
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    A pesar de la sólida implantación que tienen las lentillas en la población española, la realidad es que los usuarios no saben cuidarlas y mantenerlas de manera correcta, lo cual podría desencadenar incomodidad, infecciones y en los casos extremos, su abandono para volver a usar gafas. Esta es una de las cuestiones que se han abordado  durante las V Jornadas de Actualización en Superficie Ocular y Lentes de Contacto que se desarrolla en el marco del Aula Europea de Óptica y Optometría de la Universidad Europea de Madrid.  Además durante la jornada se hizo un repaso de algunas tecnologías punteras que están consiguiendo optimizar la visión de los pacientes, como la conseguida con las denominadas lentes blandas, que reducen aberraciones como la mala visión nocturna. “En encuentros como este se presentan productos que son el resultado final de años de investigación e innovación tecnológica”, ha asegurado Javier González-Cavada, director del Área Clínica de Óptica y Optometría de Universidad Europea de Madrid y director de estas jornadas.

     

    Según ha puesto de manifiesto Rafael Guerrero, director de Marketing Médico  de Abbott Medical Optics, prácticamente la mitad de los usuarios de lentes de contacto no respeta los tiempos de reemplazo y “si hay que cambiarlas al mes de su utilización, las lleva 45 días”. Es sólo una señal de la poca atención que se presta al cuidado y mantenimiento de estos dispositivos. Según asegura, la mayoría de los pacientes no frota, aclara, y deja sumergidas durante horas sus lentes de contacto en la solución específica para ello; el método ideal de limpieza que permite que se eliminen prácticamente todo tipo de bacterias y hongos. El 54 por ciento además no limpia la caja que contiene las lentes y el 44 por ciento reutiliza la solución del día anterior.

     

    Molestias, infecciones y abandono

     

    Tan importante es enseñar a un nuevo usuario a ponerse y quitarse las lentillas como educarle en el correcto mantenimiento de las mismas. ”La mejor adaptación de una lente de contacto se puede ver frustrada por un cuidado incorrecto”, subraya. En ese sentido, Rafael Guerrero recuerda que las consecuencias más habituales de un mal mantenimiento de las lentillas son molestias, infecciones y, en muchas ocasiones, abandono de su uso.

     

    “Todos los días hay nuevas adaptaciones de lentes de contacto en las ópticas, pero parece que el número total de usuarios de lentillas no crece en la misma proporción, esto se debe en muchas ocasiones, al abandono de las mismas debido a incomodidad asociada al a un mantenimiento incorrecto”, asegura Rafael Guerrero.

     

    Durante la misma jornada se abordaron algunas innovaciones que se están introduciendo en las lentes de contacto blandas, y que consiguen corregir algunas aberraciones muy comunes que provocan por ejemplo mala visión en actividades tan críticas como puede ser la conducción nocturna. Esto se debe a la denominada aberración esférica, que se produce por un desenfoque de la imagen cuando las condiciones de iluminación disminuyen. La corrección de esta aberración se consigue desarrollando diferentes geometrías en la superficie de la lente de contacto. “Esta es una tecnología que ya está en el mercado y que confiere a las lentillas una cualidad añadida sin variar su comodidad”, explica Saskia Aguado, manager de Servicios Profesionales Vision Care de Bausch and Lomb.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios