Células madre humanas logran curar el corazón de las ratas

Un cóctel nutritivo ayudó a células madre de embriones humanos a desarrollarse y reparar los corazones dañados de un grupo de ratas, informaron científicos estadounidenses. El

Foto: Células madre humanas logran curar el corazón de las ratas
Células madre humanas logran curar el corazón de las ratas

Un cóctel nutritivo ayudó a células madre de embriones humanos a desarrollarse y reparar los corazones dañados de un grupo de ratas, informaron científicos estadounidenses. El experimento provee la mejor evidencia disponible hasta el momento de que las poderosas, pero controvertidas, células madre deberían utilizarse para reparar los estragos de los ataques al corazón y la insuficiencia cardíaca, dijeron los investigadores.

La compañía biotecnológica Geron Corp señaló que intentaría desarrollar las células en un producto. "Estamos desarrollando nuestro producto de cardiomiocitos, GRNCM1, para satisfacer una necesidad ampliamente desamparada en insuficiencia cardíaca", dijo el doctor Thomas Okarma, presidente ejecutivo de Geron.

Las células madre son células maestras del organismo que actúan como fuente de varios tejidos del cuerpo. Aquellas que se extraen de embriones de días de vida, llamadas células madre embrionarias, son las más maleables y pueden producir todos los tipos celulares. Su uso es controvertido porque algunas personas se oponen a la destrucción de embriones humanos. El presidente estadounidense, George W. Bush, ha mantenido límites estrictos sobre la financiación federal para la investigación con células madre embrionarias. No obstante, en Estados Unidos no hay restricciones para los estudios que se financian de manera privada.

Okarma dijo que las células madre embrionarias eran las únicas células madre que demostraron formar cardiomiocitos, que son células del músculo cardíaco. Dado que las células madre son tan inmaduras, es muy difícil controlar qué tipos de células producen y el temor es que, por ejemplo, un diente pueda formarse en el corazón.

"Obtuvimos células madre para lograr células del músculo cardíaco y luego colocamos esas células cardíacas para que crezcan en el corazón dañado de ratas", dijo el doctor Chuck Murry, del Instituto de Células Madre y Medicina Regenerativa de la University of Washington, quien trabajó en el estudio.

Sin embargo, las células murieron cuando fueron inyectadas en los corazones de las ratas, indicaron los investigadores en la revista Nature Biotechnology.

Problema común

"Este problema no es único en nuestro sistema. La muerte de las células trasplantadas está desacelerando el progreso de la investigación en terapia celular para la diabetes, la enfermedad de Parkinson y la distrofia muscular, entre otras enfermedades", señaló el equipo.

Por ello, los expertos desarrollaron lo que llamaron un "cóctel de sobrevida", que incluyó varias proteínas y otros compuestos para detener la muerte de las células. Eso funcionó. Cuando los expertos provocaron ataques cardíacos en las ratas e inyectaron las nuevas células del músculo cardíaco, cada injerto sobrevivió y se integró a los corazones de las ratas.

Las células injertadas lograron acoplarse al ritmo cardíaco y mejoraron la función del corazón de las ratas trasplantadas, informaron los científicos. "Este es uno de los intentos más exitosos hasta el momento de uso de células para reparar tejidos sólidos; cada uno de los corazones tratados tuvo un buen desarrollo del injerto", expresó Murry.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios