La falta de vitamina D afecta al rendimiento físico en ancianos

Los mayores de 65 años que no logran obtener suficiente vitamina D, ya sea a través de la alimentación o de la exposición al sol, tienen

Foto: La falta de vitamina D afecta al rendimiento físico en ancianos
La falta de vitamina D afecta al rendimiento físico en ancianos
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Los mayores de 65 años que no logran obtener suficiente vitamina D, ya sea a través de la alimentación o de la exposición al sol, tienen alto riesgo de sufrir debilidad muscular y bajo rendimiento físico, indicó un estudio. Según los investigadores, este es un problema debido a la gran cantidad de adultos con déficit de vitamina D. En una muestra de 976 ancianos, casi el 29% de las mujeres y el 14% de los hombres tenían déficit de vitamina D, según los niveles en sangre del 25 hidroxi vitamina D, un indicador preciso de uso frecuente del estado de vitamina D de una persona.

    El 75% de las mujeres y el 51% de los hombres tenían niveles insuficientes de esta sustancia. Los investigadores midieron el rendimiento físico de los participantes mediante el control de la velocidad al caminar y la habilidad para pararse de una silla y mantener el equilibrio en posiciones de pie más complicadas. También midieron la fuerza de agarre con la mano, un indicador de discapacidad futura.

    El equipo dirigido por la doctora Denise K. Houston, de la Universidad de Carolina del Norte, halló que el rendimiento físico y la fuerza de agarre eran entre un 5 y 10% menores entre las personas con bajos niveles de vitamina D en sangre, frente a los de aquellas con niveles normales. Los resultados se mantuvieron tras considerar factores que potencialmente podrían modificarlos, como el peso, la cantidad de actividad física, la estación del año, la capacidad mental, la salud general y la anemia (déficit de glóbulos rojos que suele causar fatiga).

    La vitamina D es importante no sólo para la salud ósea, sino que estudios sugieren que protegería de la aparición de la diabetes, el cáncer, los resfríos y la tuberculosis. Las personas obtenemos vitamina D de los rayos ultravioletas solares y de ciertos alimentos, como la leche, los jugos y los cereales fortificados. Pero es difícil conseguir las cantidades suficientes de la vitamina sólo a través de la dieta.

    Los adultos mayores tienden a tener bajos niveles de vitamina D debido a la reducción de la exposición al sol y porque su piel tiene menos capacidad de producir la vitamina que los más jóvenes. Alrededor de una de cada cuatro personas mayores de 60 tiene bajos niveles de vitamina D. Las guías actuales recomiendan consumir 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D por día entre los 50 y 69 años, y 600 UI a partir de los 70 años.

    Houston sostuvo que "se necesitarían grandes cantidades de vitamina D para preservar la fuerza muscular y la función física, como así también para otras condiciones, como la prevención del cáncer". "Las actuales recomendaciones surgen básicamente de los efectos de la vitamina D sobre la salud ósea", agregó la experta.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios