NUEVOS DATOS DEL SUMARIO QUE INSTRUYE EL JUEZ GARZÓN

La Policía investigó a un alto cargo del PSE por la trama del 'chivatazo' a ETA

Un alto cargo de los socialistas vascos es el principal sospechoso de estar tras uno de los teléfonos de seguridad utilizados por altos cargos del Ministerio

Foto: La Policía investigó a un alto cargo del PSE por la trama del 'chivatazo' a ETA
La Policía investigó a un alto cargo del PSE por la trama del 'chivatazo' a ETA

Un alto cargo de los socialistas vascos es el principal sospechoso de estar tras uno de los teléfonos de seguridad utilizados por altos cargos del Ministerio del Interior imputados en el caso del ‘chivatazo’ para comunicarse entre ellos. Como ya ha informado este diario, una filtración policial frustró en mayo de 2006 una operación contra la red de extorsión de ETA que tenía su sede en el bar El Faisán de Irún. El Confidencial se reserva la identidad del citado político al no haberse podido confirmar plenamente su implicación en los hechos.

La relación del citado dirigente socialista con el caso, relevante para demostrar el móvil político del ‘chivatazo’, se obtuvo de la exhaustiva investigación de los teléfonos utilizados por los principales imputados en la causa, el ex director general de la Policía, Víctor García Hidalgo, y el jefe superior de Policía del País Vasco, Enrique Pamies. Ambos activaron el 5 de septiembre de 2006, cuatro meses después de la filtración a ETA y en plena investigación de la misma, sendas tarjetas prepago de Movistar que utilizaron como líneas de seguridad para comunicarse entre ellos, pese a disponer de otros teléfonos oficiales. Se trata de los números 638XXX497, utilizada por el director general de la Policía, y el 638XXX529, usada por el jefe superior de Policía del País Vasco.  

El interlocutor anónimo

El mismo día  fue activada una tercera tarjeta, número 638XXX836, que la Policía sospecha fue la utilizada por un alto cargo de los socialistas vascos. La investigación en torno a este teléfono durante los días 5,8 y 14 de septiembre de 2006 permitió descubrir que su portador trabaja en San Sebastián y reside en una zona de influencia comprendida por las localidades de Intxaurrondo, Pasajes y Rentería. Éste teléfono se comunicó exclusivamente con los teléfonos de seguridad de García Hidalgo y de Pamies, lo que ha dificultado su identificación plena al no haber cruzado llamadas con ningún número personal o profesional.

Nuestro interlocutor anónimo mantuvo un intensísimo tráfico de llamadas con el jefe de Policía, concretamente 58, con una duración aproximada de 6 horas. Con el director de la Policía tan sólo intercambio dos, y no con su número de seguridad antes citado, sino con el 648XXX190, el polémico número que uno de los interlocutores del Gobierno con ETA durante el frustrado proceso de paz facilitó al etarra Ion Iurrebaso como ‘salvoconducto’ por si tenía algún problema en Francia.

Los dos altos cargos de Interior hablaron a su vez en 13 ocasiones a través de los teléfonos de seguridad, por espacio de treinta minutos, y en otras 13 Pamies comunicó con su superior también a través del número terminado en 190 que vincula el ‘chivatazo’ con la negociación con ETA, en este caso durante una hora.  El jefe de Policía realizó también con su teléfono de seguridad 5 llamadas a un móvil cuyo titular es la empresa Instituto Costa del Sol S.L., dedicada a la construcción y explotación de residencias médico-quirúrgicas, que tiene su sede en la urbanización Golf Río Real de Marbella (Marbella), sin aparente vinculación con los hechos investigados.

Una intensa relación profesional

La relación entre García Hidalgo y Pamies se inicia formalmente con el nombramiento del primero como máximo responsable policial, en abril de 2004. Pamies, que ese mismo año ascendió a comisario, fue nombrado en julio jefe de la Comisaría Provincial de Vitoria, y un año más tarde jefe Superior de Policía del País Vasco por García Hidalgo pese a la opinión en contra de la Junta de Gobierno del Cuerpo Nacional de Policía.

Víctor García Hidalgo es el actual secretario de Organización de los socialistas alaveses y ha forjado su carrera política íntegramente en el País Vasco, excepción hecha de los dos años y medio que permaneció en Interior. En 1983 fue miembro de las Juntas Generales de Álava; entre 1990 y 1994 director de Relaciones con la Administración de Justicia del Gobierno vasco, y entre 1994 y 1996 gobernador civil de Álava. Éste mismo año ocupó el cargo de delegado del Gobierno en funciones en el País Vasco, y entre 1998 y abril de 2004 fue diputado por Álava. Algo similar ocurre con Enrique Pamies, que desde su ingreso en la Policía en 1982 ha desarrollado toda su carrera profesional en el País Vasco, salvo dos cortas permanencias en Madrid y Lérida.

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC