La serie se encuentra en su tercera entrega

Bob Odenkirk: "No siento ninguna simpatía por Saul Goodman"

Tras el arranque de la tercera temporada, la semana pasada, Movistar + trae a España a los protagonistas de 'Better Call Saul'

Foto: Bob Odenkirk posando para los medios durante su estancia en Madrid.
Bob Odenkirk posando para los medios durante su estancia en Madrid.

Se hace esperar, pero cuando llega, lo hace impecable. Traje gris, camisa a rayas, menos histriónico que Saúl, más tranquilo que Jimmy. Bob Odenkirk llega a su encuentro con los periodistas en Madrid y estrecha la mano de cada uno de ellos, mientras les pregunta su nombre. Cuando se sienta, mientras los reporteros decidimos quién pregunta, suspira y comienza a hablar: "Siempre que estoy en este tipo de eventos con los medios me acuerdo de los guionistas, que pasan tanta semanas encerrados en una habitación de Burbank. ¿Sabéis donde está Burbank? Es un sitio bonito, pero aburrido, y ellos trabajan tanto para crear esta historia, y esos pequeños detalles de la trama que la hacen tan interesante. El equipo de Albuquerque también trabaja duro, muchas horas, pero aquí estoy yo, para pontificar sobre lo que creo que es la serie. Soy un tipo con suerte" reconoce mientras sonríe.

A sus 54 años, Odenkirk es consciente de que vive un momento dulce en su carrera, tras tres décadas de duro trabajo en la pequeña pantalla. En 2009 el personaje de Saul Goodman llegó a sus manos y lo que comenzó siendo un personaje secundario de una serie que comenzaba a despegar, 'Breaking Bad', terminó convirtiéndose en el protagonista de su propia serie, el spin-off 'Better Call Saul'. Una producción que acaba de estrenar su tercera temporada, con el firme propósito de acercarse un poco más al rol que conocimos gracias a Walter White, y que en realidad no era más que la reinvención de su protagonista, Jimmy McGill. Para el intérprete, ese es la personalidad con la que más le gusta trabajar porque "es el personaje con más aristas, más riqueza a la hora de interpretar. Puede ser divertido, puede ser muy tierno, o muy directo. Y además da mucho juego con Kim, por eso es el que más me gusta."

Saul y Gene

A pesar de sus preferencias, Odenkirk conoce perfectamente los deseos de la audiencia, que acogió calurosamente la aparición de un personaje como Saul Goodman en la ficción televisiva. Sin embargo, y a pesar de llevar ocho años trabajando con él, no muestra ningún aprecio por el conocido abogado. "Yo, personalmente, no simpatizo con Saúl Goodman. Jimmy McGill es un personaje más completo, más humano" reitera. Y añade que "en 'Better Call Saul' le podemos ver en casa, con su novia, con su familia. Es alguien con el que siento que me podría relacionar y me podría gustar. Me siento muy cercano a él en su viaje y en su lucha. Pero Saul... Lo encuentro gracioso y entretenido, pero no siento ninguna simpatía por él. Y no sé por qué otra gente la siente."

La nueva temporada de la producción, que en España podemos ver en Movistar Series, arrancó con la aparición de otra de las identidades de Goodman, Gene. O lo que es lo mismo, cómo es la vida de Saul tras sobrevivir a 'Breaking Bad'. Odenkirk se muestra curioso ante esta nueva personalidad de su personaje y reconoce que le "gustaría saber más de Gene", pero no es el único. "Sé que Gilligan y Gould" confiesa "también quieren saber más sobre él. Pero no sé si eso significa que le dedicarán una temporada completa, o dos episodios o qué. Creo que habrá una historia sustancial, hay que hacer algo con él más que en un episodio para darnos cuenta de qué sucede con él tras 'Breaking Bad'", plantea, como si fuese un seguidor más de la serie.

A pesar de la importancia que la moral y la ética tienen en 'Better Call Saul', a partir de la personalidad y los actos de su protagonista, Odenkirk no cree que el objetivo de la serie sea plasmar la actualidad. "Vivimos unos tiempos complicados, desde hace tiempo, y quizá series como 'Los Soprano' o 'Mad Men' si hayan experimentado este fenómeno social, pero nosotros no." Para el actor "los grandes conflictos de nuestros tiempos ya empezaron antes de que comenzara el rodaje de la serie. Creo que 'Better Call Saul' está más relacionada con lo personal, con las motivaciones de los personajes. Pero el aspecto social no entra tanto en juego en nuestra serie como sí lo hace las comedias satíricas como 'Veep'." En los nuevos episodios el actor promete más carcajadas y reconoce que "en la tercera temporada hay más comedia que en las dos anteriores. Vince Gilligan y Peter Gould están más seguros de lo que la serie quiere. Cuando empezaron trataban de calibrar cuanto drama o cuanta comedia debían utilizar. Ahora sienten que puede funcionar junto y pueden ir de la comedia a la violencia o al drama y comenzar de nuevo, más rápido y de forma más salvaje. Es algo muy divertido."

Bob Odenkirk en su visita a España.
Bob Odenkirk en su visita a España.

La sombra de 'Breaking Bad'

'Better Call Saul' ha conseguido en tres temporadas ser una serie con una entidad propia, que bebe del universo de su "producción madre", pero es capaz de subsistir sin estropearlo. Un logro poco frecuente en un spin-off que nace de una creación tan importante como 'Breaking Bad', pero que no termina de ser suficiente para acabar con los sueños y las esperanzas de sus seguidores, esperanzados con volver a ver a sus protagonistas. Sobre esto, Odenkirk reconoce que no cree que Walter White sea necesario en 'Better Call Saul'. Era un personaje importante en la vida de Saul en su momento, pero eso ya lo vimos en 'Breaking Bad'." Descartado el protagonista principal, se muestra un poco más optimista y deseoso por el regreso de su compañero, Jesse Pinkman. "Sería un personaje que me encantaría ver. En 'Breaking Bad' se sugiere que Jesse y Saúl ya se conocían, y eso podríamos verlo." Y abre la puerta a un personaje que pocos han considerado hasta ahora, Hank, el cuñado de Walter y agente especial de la DEA. "Sabemos que Saul le conocía previamente", apunta antes de confesar que le " gustaría ver alguna historia con Hank."

El personaje de 'Breaking Bad' que regresa, y lo hará en los próximos capítulos, es Gus Fring, el temible dueño de los "Pollos Hermanos" que también tiene tiempo para dirigir su propio negocio relacionado con el mundo de las drogas. Sobre el rol que interpreta Giancarlo Espósito, Odenkirk revela tras un largo silencio, que "Gus y Saul tienen mucho trabajo que hacer, pero los creadores van a acercarse a su relación de forma gradual en los próximos capítulos. La tercera temporada está más enfocada a la forma en la que Gus empieza a desarrollar su imperio." Y simultáneamente, su personaje experimentará pequeños cambios que derivarán en "un rol más similar al que ya vimos en 'Breaking Bad'. Es un proceso que se inicia poco a poco, con pequeños detalles que al final de la temporada suman un todo." Algo tan complejo que, según él mismo reconoce, le lleva a esperar que AMC apueste por una cuarta entrega, porque "no queremos quedarnos al borde del precipicio. Las cosas se aceleran muchísmo al final y hay un acontecimiento que marca un antes y un después entre esta temporada y la próxima."

Bob Odenkirk junto a su compañera en 'Better Call Saul' Rhea Seehorn.
Bob Odenkirk junto a su compañera en 'Better Call Saul' Rhea Seehorn.

Turista por España

La presencia del actor en nuestro país, que le llevará a platós de televisión e incluye un encuentro con fans, no se debe en exclusiva a la promoción de la nueva entrega de 'Better Call Saul'. Odenkirk lleva dos semanas en España, junto a su mujer, y durante este tiempo se ha dedicado a recorrer la Vía de la Plata, o como algunos la conocer, la ruta jacobea del sur. Para explicar su periplo por España, Odenkirk saca un papel de su americana, del que se ayudará para pronunciar el nombre de algunas ciudades, y comenta que ha caminado unos doscientos kilómetros, porque a veces lo hacían "a pie, a veces en autobús." "No puedo escoger mi ciudad favorita, todo ha sido muy bonito... Pero Salamanca es excepcional, Mérida también. Y Santiago." El intérprete también recuerda con cariño otras localidades como Puebla de Sanabria o Cáceres, y reconoce que "desearía haber pasado una semana en cada uno de estos sitios, en especial en Salamanca. Nunca había visto un lugar así, para mí es como Cambridge, pero multiplicado por cuatro. España es un país muy bonito, y esta es una parte maravillosa de este país."

Como podría esperarse, fueron muchos los que le reconocieron durante sus vacaciones. "Estaban sorprendidos preguntándose, ¿cómo es posible? Pero yo soy una persona, este es un lugar de la Tierra, y yo puedo estar aquí" explica entre carcajadas. Para el actor, esta escapada por tierras españolas también ha tenido un carácter espiritual. "Este viaje me ha hecho meditar mucho. Hay aspectos del catolicismo aquí, en estas ciudades tan antiguas... Las considero antiguas porque soy de América. Son muy impresionantes y me han hecho pensar de nuevo sobre la religión y en particular sobre el catolicismo." Criado, en un suburbio de Chicago por su madre católica, que nunca vio 'Saturday Night Live' al considerarlo contrario a sus creencias, Odenkirk rechazó a los 16 años el catolicismo. Pero reconoce que su visita por España le ha servido para "sentir que aquí hay algo más de respeto por las fuerzas creativas de la vida del que yo tuve previamente."

Series
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios