¿Playas paradisíacas sin salir de España? Es posible, solo tienes que viajar a Mallorca

  • Pantalla completa
1 de 12
Comparte la fotografía

 Isla Dragonera
2 de 12
Comparte la fotografía

Isla Dragonera

Este islote de 3.200 metros de longitud y protegido como parque natural se encuentra en la costa suroeste de la isla y es uno de sus tesoros más preciados. Uno de sus aspectos más importantes es que cuenta con una importante área de influencia marina. Para llegar hasta ella, hay numerosas excursiones en barco con comida y bebida que también hacen diversas paradas para bucear y bañarse en algunas calas previas. 

 Cuevas del Drach
3 de 12
Comparte la fotografía

Cuevas del Drach

Cuando decíamos que Mallorca tiene tesoros escondidos, no mentíamos. Este plan es perfecto si buscas algo espectacular. Estas cuatro cuevas, próximas a la localidad de Manacor, tienen 2,4 kilómetros de largo, están comunicadadas entre sí y en su interior albergan uno de los mayores lagos subterráneos del mundo. Además, cada día ofrecen conciertos de música clásica en directo a todos sus visitantes.

Casco antiguo de Palma
4 de 12
Comparte la fotografía

Casco antiguo de Palma

Palma de Mallorca fue en realidad una fortaleza medieval que aún mantiene sus callejuelas estrechas y tortuosas. Hoy en día, se la considera una de las más grandes y menos modificadas de Europa. En ella se encuentra la mayor parte de los monumentos históricos de la isla. Las avenidas que la rodean y comunican con el resto de la ciudad ocupan el lugar de las antiguas murallas que protegían la ciudad.

 A la rica ensaimada
5 de 12
Comparte la fotografía

A la rica ensaimada

¿Te ibas a ir de Mallorca sin probar su más reconocido postre? La ensaimada forma parte del equipaje de todos aquellos turistas que viajan a la isla de vacaciones y quieren traer regalos a familiares y amigos (y posponer un poco más la dieta tras las vacaciones). Si lo que quieres es disfrutarla en origen y en un sitio realmente auténtico, te recomendamos Can Joan de s’Aigo en Palma. Podrás tomarla como los auténticos mallorquines, con helado de almendra, en un sitio totalmente histórico.

 Parque Natural de Mondragó
6 de 12
Comparte la fotografía

Parque Natural de Mondragó

Otro ejemplo más de que Mallorca es naturaleza en estado puro. En la costa sureste de la isla aparece ante este mosaico de paisajes tan diferentes entre sí que no parecen formar parte del mismo parque natural. Además de calas de arena blanca, acantilados, pinares y montañas, cuenta con un estanque dulce. También tiene numerosas rutas de senderismo, la gran mayoría sencillas, incluso para realizar con los más pequeños de la casa.

 Es Baluard
7 de 12
Comparte la fotografía

Es Baluard

No todo van a ser playa y excursiones en Mallorca, también hay espacio para la cultura en la isla. El Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, Es Baluard, inaugurado en 2004, es uno de los más importantes en su género en el territorio nacional y alberga obras de artistas tan destacados como Joan Miró, Picasso o Calatrava. Además, se encuentra en un lugar privilegiado, frente al mar y con vistas a la ciudad de Palma.

 Cala Varques
8 de 12
Comparte la fotografía

Cala Varques

Aunque hay varias playas y calas paradisíacas repartidas a lo largo de toda la costa mallorquina, Cala Varques es una de las más espectaculares. Es una playa virgen de 70 metros de largo que se encuentra al final de un camino rural. Hay que caminar durante 20 minutos para llegar, pero el paseo merece la pena: sus aguas cristalinas y su arena fina y blanca te transportarán hasta el mismísimo Caribe.

 Tren de Soller
9 de 12
Comparte la fotografía

Tren de Soller

Prepárate para sumergirte en un viaje al pasado. Si lo que buscas es un plan diferente que te lleve a conocer nuevos paisajes de forma diferente, esto es exactamente lo que necesitas. El tren de Soller es un ferrocarril de estilo antiguo que viaja desde Palma hasta esta localidad en la sierra de Tramontana, recorriendo maravillosos paisajes, superando un alto desnivel y sobrepasando túneles y viaductos.

 La Seu
10 de 12
Comparte la fotografía

La Seu

Si piensas en Mallorca y sobre todo en su capital, es bastante probable que lo primero que aparezca en tu mente sea su imponente catedral. Es el monumento más emblemático, además de por su ubicación a orillas del mar, en plena bahía de Palma, por su arquitectura gótico-levantina y porque su rosetón es uno de los más grandes del mundo. Lo que no suele saber tanta gente es que Gaudí participó en las obras de restauración del edificio hasta 1914, cuando abandonó el proyecto tras una discusión con el contratista.

 Sierra de Tramontana
11 de 12
Comparte la fotografía

Sierra de Tramontana

Es uno de los tesoros más especiales de Mallorca. Muchos consideran que es una de las zonas más desconocidas de la isla, pero más ricas a nivel cultural y de naturaleza. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en la categoría de paisaje natural. La variedad de contrastes que ofrece entre sus pueblos de montaña, acantilados o calas salvajes es única.

Mallorca es uno de esos destinos que no te imaginas. A pesar de ser un referente a nivel europeo para el turismo, sobre todo inglés y alemán, la isla más grande del archipiélago balear esconde un gran número de tesoros y ofrece un montón de planes en los que podrás compaginar el turismo de sol y playa con la naturaleza más viva. Si quieres salir de lo típico y hacer un viaje diferente al lado de casa, no lo dudes.

Después de ver estos planes, vas a entender por qué Mallorca es uno de los destinos Vueling We Love Places, pero hay muchos más. Puedes descubrirlos aquí.

Sociedad
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios