Míticos deportistas arruinados

  • Pantalla completa
Paul Gascoigne
1 de 7
Comparte la fotografía

Paul Gascoigne

Tuvo problemas con el alcohol durante su etapa final, hasta el punto de ingresar en una clínica de desintoxicación. Durante su retiro ha sido popular por aparecer en la prensa sensacionalista hablando de sus escándalos y adicciones al alcohol y a las drogas. (Efe)
Georgie Best
2 de 7
Comparte la fotografía

Georgie Best

"En 1969 dejé las mujeres y la bebida, pero fueron los peores veinte minutos de mi vida”. Frases como esta definieron los gastos que supusieron su ruina final. Debido a sus excesos, durante sus últimos años vivió una vejez poco digna para una figura como la suya: enfermo y arruinado. (Efe)
Scottie Pippen
3 de 7
Comparte la fotografía

Scottie Pippen

Scottie Pippen dilapidó los cerca de 120 millones de dólares que ganó en la NBA. En menos de cinco años perdió 27 millones de dólares en malas inversiones que se convirtieron en deudas. Tampoco escogió bien a sus asesores, que invirtieron en ladrillo, aerolíneas y servicios de gourmet de forma ruinosa. (Efe)
Antoine Walker
4 de 7
Comparte la fotografía

Antoine Walker

Está arruinado tras malgastar los 110 millones de dólares que ganó en la NBA, hasta el punto de tener que vender su anillo de campeón. En 2009 se publicó que debía más de cuatro millones de dólares a diferentes bancos. Su adicción a los coches de lujo le arruinó,, pero más grave fue su adicción al juego, que le llevó a ser arrestado por deber dinero a distintos casinos. Walker además mantuvo durante su carrera a unas 70 personas entre familiares y amigos (Efe)
John Daly
5 de 7
Comparte la fotografía

John Daly

Su adicción al juego no tenía límite. Se calcula que perdió unos 60 millones de euros en apuestas. Su adicción era tal que cogió su cheque de 750.000 dolares por ser segundo en el World Gold Championship de San Francisco y viajó a Las Vegas. Se gastó el doble de lo que ganó en unas horas. (Efe)
Evander Holyfield
6 de 7
Comparte la fotografía

Evander Holyfield

La deuda del mítico boxeador es incalculable, así como la fortuna que ganó durante sus años en activo. Su mansión en Atlanta, con 109 habitaciones que incluyen 17 baños, fue subastada por 10 millones de dólares como consecuencia de impagos. Además, Holyfield durante un tiempo fue incapaz de pagar la manutención de uno de sus hijos, que le cuesta 3.000 dólares al mes. (Reuters)
Varios de los deportistas más conocidos acabaron en la ruina tras malgastar todo el dinero que ganaron a lo largo de su carrera profesional hasta el punto de convivir rodeado de deudas en la actualidad. Las razones, aunque son diversas, están muy relacionadas con los vicios y las malas inversiones.
Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios