Fred Stein, el fotógrafo que espiaba en las calles

  • Pantalla completa
1 de 13
Comparte la fotografía
Agujero en la cerca, París,1936. Foto Fred Stein (© Fred Stein Archivo)
2 de 13
Comparte la fotografía
Niño jugando al béisbol en Nueva York retratado por Fred Stein (© Fred Stein Archive)
3 de 13
Comparte la fotografía
Lectores de un diario sobre la rendición de Italia en la II Guerra Mundial retratados por Fred Stein (© Fred Stein Archive)
4 de 13
Comparte la fotografía
5 de 13
Comparte la fotografía
Niños leyendo un diario en París en 1936. Foto de Fred Stein (© Fred Stein Archive)
6 de 13
Comparte la fotografía
La escritora y filósofa Hannah Arendt, retratada por Fred Stein (© Fred Stein Archive)
7 de 13
Comparte la fotografía
Tarde en París, 1934. (© Fred Stein Archive)
8 de 13
Comparte la fotografía
El gas, París,1935. (© Fred Stein Archive)
9 de 13
Comparte la fotografía
Stein retrató a Albert Einstein en la Universidad de Princeton en 1946 (© Fred Stein Archive)
10 de 13
Comparte la fotografía
Abrazo, París,1934 (© Fred Stein Archive)
11 de 13
Comparte la fotografía
Stein retratado por su esposa (Foto: Lilo Rosemary)
12 de 13
Comparte la fotografía
Escena de Little Italy, Nueva York, en 1943, usada para la portada del libro sobre Fred Stein (Kehrer Verlag - Fred Stein Archive)

"Cuando me cruzo con una persona en la calle, quiero conocer su historia". Así se sentía Fred Stein cuando andaba con su Leica por las calles de Nueva York. No se le considera uno de los maestros pero lo es. Fred Stein, cambió la fotografía, la introdujo en las calles y la acercó a los personajes que viven en ellas. Su don de gentes y una pequeña leica, le permitieron escurrirse entre la gente y espiarles. 

Hijo de un rabino, después de la toma del poder por los nacionalsocialistas en 1933, se las arregló para escapar de la Alemania nazi con el pretexto de la luna de miel con su esposa a París. Allí se enfrentó con el reto de tener que empezar una nueva vida de la nada, pero una pequeña cámara Leica le salvaría la vida.

En París, Stone montó un estudió en 1935 lo que le hizo participar en numerosas exposiciones junto con los fotógrafos de renombre de la época como Brassaï, Man Ray, Dora Maar y André Kertész. 

En 1941, llegó en barco a Nueva York. Allí, Fred Stone pasaría a la historia por ser uno de los primeros y mejores en retratar a la gente de la calle debido al tamaño de la cámara con la que lo hacía, una Leica, y a su don de gentes, como apuntan los que le conocieron. El uso de esta pequeña cámara le permitió pasear por las calles, y aunque otros fotógrafos también eligieron este tipo de foto, lo normal era que intentaran obtener el momento decisivo,; por el crontario, Stone buscaba más el rasgo que mejor definiera al personaje, no tanto el instante.

Ahora, el Museo Judío de Berlín recupera su figura con la exposición Fotografien von Fred Stein, que se exhibe hasta el 23 de marzo de 2014. Más de 130 fotografías en blanco y negro de las escenas de la calle de París y Nueva York, así como algunos retratos de personajes importantes de la época. Si quieren espiar por una rendija el Nueva York de los cincuenta, no se pierdan la galería. A lo lejos, ya se oye el rumor de las calles.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios