El solsticio de verano toma Stonehenge

  • Pantalla completa
El cielo comienza a tornarse cobrizo
1 de 10
Comparte la fotografía

El cielo comienza a tornarse cobrizo

A partir de las 4:30 —hora británica— el sol comienza a adivinarse en el cielo de Stonehenge y los asistentes se preparan para la celebración | EFE 

Danza de la luz
2 de 10
Comparte la fotografía

Danza de la luz

Con los primeros rayos de sol, una mujer baila entre las rocas del monumento prehistórico ante la atenta mirada de otros asistentes | Reuters

Un templo al sol
3 de 10
Comparte la fotografía

Un templo al sol

¿Era Stonehenge un observatorio astronómico? El momento en que el sol pasa por el eje del monumento megalítico es tan místico como enigmático | Reuters

5.000 años de solsticio
4 de 10
Comparte la fotografía

5.000 años de solsticio

Los elementos de Stonehenge están alineados para marcar la salida y la puesta del sol en los solsticios desde la Edad de Piedra | Reuters

Fuera mitos
5 de 10
Comparte la fotografía

Fuera mitos

Otras teorías apuntan a que el estudio de Stonehenge ha derivado en mitología y que su verdadera función sería la de marcar las épocas de la cosecha | Reuters

La fiesta de los druidas...
6 de 10
Comparte la fotografía

La fiesta de los druidas...

Entre las miles de personas que se congregan entre los menhires de Stonehenge, muchos se caracterizan de druidas y personajes célticos | Reuters

...Y de los curiosos
7 de 10
Comparte la fotografía

...Y de los curiosos

Stonehenge es uno de los mayores reclamos turísticos de Reino Unido y el solsticio de verano es la única ocasión en que se permite acceder al público  | EFE

Nuevas y antiguas tecnologías
8 de 10
Comparte la fotografía

Nuevas y antiguas tecnologías

Los móviles se han convertido en acompañantes habituales de quienes acuden a Stonehenge. Sin duda un reflejo de la evolución tecnologíca | Reuters

Culto ancestral
9 de 10
Comparte la fotografía

Culto ancestral

En cualquier caso, Stonehenge sigue siendo un lugar de culto cargado de misticismo para miles de personas que celebran la llegada del verano | EFE

Alrededor de 9.500 personas se han congregado este jueves en el conjunto megalítico de Stonehenge, situado al suroeste de Inglaterra, para celebrar el solsticio de verano, el día más largo del año y que marca el comiendo del período estival. Como es tradición, los asistentes se dieron cita en el monumento prehistórico para aplaudir y corear la salida del sol, que se produjo a las 04:52 —hora británica—, según la BBC. 

La de hoy es la única ocasión en la que el English Heritage, organismo responsable del monumento, permite el acceso al milenario círculo de piedra, habitualmente prohibido al público. Pese a la gran afluencia a esta cita que desde hace varias décadas es tradición en Inglaterra, la cifra de asistentes sigue una tendencia a la baja durante los últimos años. Mientras que en 2016 se contabilizaron 20.000 personas, en 2017 la cifra bajó hasta las 13.000 y en esta edición se han perdido aproximadamente 3.500 visitantes. 

Stonehenge, un semicírculo de 5.000 años de antigüedad que inquieta a los arqueólogos, marcaba los solsticios de invierno y verano según el ancestral calendario druida, aunque algunos estudios han demostrado que fue utilizado para una variedad de ceremonias religiosas durante su época de esplendor. El conjunto está ubicado en el condado inglés de Wiltshire y fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1986.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios