10 trucos para preparar una sopa espectacular (y calentarte en la ola de frío)

  • Pantalla completa
Agua fría y fuego bajo
1 de 11
Comparte la fotografía

Agua fría y fuego bajo

Quizás pienses que el orden de los factores no altera el producto, pero en el caldo perfecto es imprescindible. Lo primero que harás será poner la carne, y el agua en el que la vas a meter tiene que estar muy fría en ese momento. Después llévala a ebullición a fuego lento. (iStock)
Primero la carne y luego las verduras
2 de 11
Comparte la fotografía

Primero la carne y luego las verduras

El caldo perfecto se prepara en diferentes pasos. Como decíamos, primero se pone la carne en una cazuela con agua fría y después de la ebullición se añaden las verduras de modo que no cuezan demasiado tiempo -ya que perderían sus propiedades nutritivas-. Cada ingrediente en su justo momento. (iStock)
El trío perfecto de verduras
3 de 11
Comparte la fotografía

El trío perfecto de verduras

Cuanto más básica sea una sopa más versátil será el caldo llegado el momento de usarlo. Para ello, las mejores verduras que se deben elegir son apio, zanahoria y cebolla cortadas en trozos grandes. También se le puede añadir un poco de tomate. (iStock)
Cuidado con las hierbas
4 de 11
Comparte la fotografía

Cuidado con las hierbas

La regla de la sencillez vale también para las hierbas y las especias. No exageres en las cantidades ya que siempre habrá tiempo de añadir otros sabores en otro momento. Habría que utilizar hierbas verdes como laurel y perejil e incluso y si te gusta el sabor del clavo lo puedes confitar con la cebolla. (Corbis)
Mezclar los trozos de carne en la olla
5 de 11
Comparte la fotografía

Mezclar los trozos de carne en la olla

A menos que no quieras preparar una sopa solo con pollo, para elaborar un buen caldo de carne es interesante elegir diversas variedades, de tal forma que se consiga un sabor será variado y equilibrado. Se pueden usar muslos de pollo, media gallina o medio capón y ternera. (iStock)
No olvides los huesos
6 de 11
Comparte la fotografía

No olvides los huesos

El hueso de jamón o de ternera dan un sabor intenso al caldo y tienen la ventaja de costar poco dinero. Pídeselos a tu carnicero de confianza o aprovecha los que han sobrado de la pata de estas navidades. (Corbis)
Hiérvelo el tiempo suficiente
7 de 11
Comparte la fotografía

Hiérvelo el tiempo suficiente

Es importante que calcules bien los tiempos de ebullición, pero ten en cuenta que las verduras tardan menos en hacerse y que algunas carnes pueden necesitar entre dos y tres horas de cocción para estar en su punto. Tampoco es mala idea que uses la olla exprés para ahorrar tiempo y cocinar más rápido. (Corbis)
No añadas sal hasta el final
8 de 11
Comparte la fotografía

No añadas sal hasta el final

Ten cuidado con pasarte con la sal. Para controlar la cantidad exacta es mejor que no la añadas hasta el final. Los caldos que necesitan una cocción lenta y deben estar mucho tiempo en el fuego los ingredientes van dejando su sabor poco a poco, por lo que te puedes encontrar con que a última hora, una vez terminado, esté demasiado fuerte. (iStock)
Un poco de grasa basta
9 de 11
Comparte la fotografía

Un poco de grasa basta

La grasa que sueltan las carnes que hemos añadido es sabrosa e incluso saludables, pero siempre en pequeñas cantidades. Ayúdate de una espumadera para retirar la que veas en la superficie de la olla. (Corbis)
Cuela el caldo y… ¡listo para saborear!
10 de 11
Comparte la fotografía

Cuela el caldo y… ¡listo para saborear!

Una vez haya terminado, además de la retirada previa de la grasa acumulada, es interesante que cueles el caldo antes de comerlo para separar perfectamente los ingredientes del caldo. Llegados a este punto, ya puedes disfrutar de tu caldito bien sea en sopa, como base para un risotto o sólo en una taza. Ve diciendo adiós al resfriado y cuídate, que hace frío. (Corbis)
El frío invierno ha llegado definitivamente a España y con él los resfriados y las ganas de tomar algo caliente para entrar en calor. De esta época son muy típicos las sopas de pollo, de verduras o de jamón. Pero, ¿sabemos cómo hacer un buen caldo? Te ofrecemos diez trucos para obtener un plato limpio, denso y perfumado.
Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios