La guerra se gana perforando

El mundo va a necesitar seis millones de barriles diarios más entre el año pasado y el que viene. Si no se producen, las subidas de precio serán inevitables

Por Nemesio Fernández-Cuesta8
La guerra se gana perforando
Realidad, la dura realidad

Realidad, la dura realidad

Cuando la terca realidad impone sus restricciones, suele recurrirse a la aparición de nuevas circunstancias que invalidan el cálculo inicial del Gobierno o simplemente nos hacen comulgar con una realidad paralela

España y su seguridad de suministro energético

España y su seguridad de suministro energético

A largo plazo, dada nuestra absoluta dependencia del exterior, mejorar nuestra seguridad energética solo es posible si reducimos nuestros consumos de petróleo y gas

Isla eléctrica e ideológica

Isla eléctrica e ideológica

Para sobrellevar la crisis, Europa da ayudas a consumidores y empresas incluso más generosas —sobre todo en el caso de las empresas— que las nuestras, pero respeta el funcionamiento del mercado

Europa no puede fallar

Europa no puede fallar

La agresión rusa nace de la convicción de que algunos de sus vecinos, por el mero hecho de serlo, solo son acreedores a una soberanía limitada

El gas en guerra

El gas en guerra

La sustitución de las exportaciones rusas de gas a Europa es un problema de solución imposible sin infligir un grave daño a nuestras economías

Cuando la izquierda rectifica

Cuando la izquierda rectifica

Han pasado muchos años, pero el devenir de la reforma laboral del PP forma ya parte, como la OTAN, del capítulo de rectificaciones sonoras de la izquierda

Electricidad y gas: hay otras opciones

Electricidad y gas: hay otras opciones

El déficit de bilateralidad en el mercado mayorista y el exceso de regulación en el mercado minorista son las diferencias que hacen que el impacto en España de la actual crisis energética sea superior al de otros países

Subvenciona, que algo llega

Subvenciona, que algo llega

En un país como el nuestro, con un déficit público estructural y una abultadísima deuda, hay que preguntarse si es posible un camino alternativo para atender a quienes lo necesitan sin favorecer a los más pudientes

El coste de una obsesión

El coste de una obsesión

La obsesión con el mercado eléctrico del Gobierno español es lo que nos adentra en un fárrago apenas comprensible de cambios regulatorios, subvenciones cruzadas, recargos artificiales y precios intervenidos

Ensoñaciones gasistas

Ensoñaciones gasistas

De todas las ensoñaciones gasistas, la que figura en el frontispicio de la transición ecológica es la conversión de España en una potencia exportadora de hidrógeno

'Estado de alarma' energético

'Estado de alarma' energético

La calculada y temerosa posición europea no ha impedido que los precios del petróleo y sobre todo los del gas se hayan disparado en los mercados internacionales

La 'grandeur' nuclear

La 'grandeur' nuclear

Invertir en la ampliación de la vida útil de nuestras centrales nucleares es, además de competitivo, una inversión "sostenible" por necesaria

Es lo que tiene ser comunista

Es lo que tiene ser comunista

Al final, en la configuración mental del ministro Garzón, se dibuja con claridad el enemigo a batir: las grandes empresas, la ganadería industrial, las macrogranjas y las derechas

Invertir: principios o criterio

Invertir: principios o criterio

La transición energética​ es una cuestión de inversiones. Como particulares, deberemos cambiar de coche o de sistema de calefacción. Pero lo fundamental es transformar todos los sistemas de producción y consumo de energía en el mundo