Este lunes se cumplen 23 años de la muerte de Ayrton Senna, una de las mayores leyendas de la Fórmula 1. El piloto brasileño, dueño de un talento y un temperamento al volante inigualables, falleció tras sufrir un accidente el 1 de mayo de 1993 en Imola, donde se disputaba el Gran Premo de San Marino.

En la séptima vuelta, el monoplaza de Senna, ganador tres veces del Mundial de F1, se fue recto en la curva Tamburello y se estrelló contra el muro. Fue trasladado en helicóptero a un hospital en Bolonia, pero falleció horas después. En ese momento murió el piloto y nació la leyenda, todavía muy viva.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios