El lunes, por primera vez en lo que va de curso, Tom Thibodeau podía contar con todos los efectivos de su roster. Y los Bulls superaron a los Pistons sin demasiados apuros (102-91). Un encuentro que nos dejó con una genialidad de Derrick Rose en forma de pase. De esas asistencias que engañan hasta sus propios compañeros. "Mis compañeros creen en mí. Siempre me dan la oportunidad de demostrar lo que puedo hacer", comentaba el base después del partido. Rose ha vuelto y los aficionados estamos de enhorabuena.
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios