El país más cristiano del mundo pierde la fe

El país más cristiano del mundo pierde la fe

“Antes que atea, mi madre preferiría que me gustasen las vaginas”, confiesa Georgia. EEUU valora la fe como una virtud, por ejemplo en política. Preferiría tener un presidente musulmán antes que ateo