Ojos que no ven, corazón que no siente. Al menos, eso debió pensar Patrick cuando comenzó a ligar con una chica que le estaba entrevistando. Creyendo que un programa de televisión había contado con él para realizarle una batería de preguntas, el joven se mantuvo serio en todo momento… hasta que consideró que las cámaras se habían apagado y tenía completa libertad para actuar sin ser visto.

Patrick se insinuaba a su entrevistadora e, incluso, llega a negar que una de las fotos de su móvil era de su novia afirmando que se trataba de su hermana. El chico llega a tocar la pierna de la joven y le muestra orgulloso sus músculos. Mientras tanto, su pareja lo veía todo con tanta incredulidad que no podía dejar de llevarse las manos a la cara en signo de asombro. 

Cuando se desveló el engaño, Patrick no podía creerse que lo que él consideraba un toque de fortuna se hubiera convertido en una auténtica pesadilla.

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios