Este Arteon es un coche ideal para hacer grandes viajes, por su comportamiento en carretera, su confort de marcha y por su gran maletero. 

En el Arteon encontramos las mejores calidades, y es que Volkswagen ha buscado posicionar el modelo en el mercado premium. 

Es un modelo ancho y bajo, con unas suspensiones bien desarrolladas lo que permite un muy buen comportamiento en todo tipo de carreteras. 

La clave de estilo dinámico del Arteon es esta parte trasera en caida, muy llamativa pero que limita un poco el espacio en las plazas traseras. 

El cuadro es una pantalla de 12,3 pulgadas que el conductor configura a su gusto. Con el navegador en grande resulta muy agradable. 

En esta vista trasera se aprecian las diferencias con respecto al Passat del que deriva originalmente. 

Nuestra unidad de pruebas llevaba un neumático de perfil muy bajo, 35, sobre una llanta de 20 pulgadas, una monta exagerada para rodar por carreteras de segundo orden. 

Su dimensiones ya le proporcionan un estilo muy dinámico pero sin duda su frontal bajo y afilado es el que marca las diferencias con otras berlinas. 

Su techo en caida no afecta para nada a su maletero, que es muy amplio gracias a sus 565 litros. Lo mejor es su gran portón que permite una apertura casi total. 

Es un coche que entra por los ojos, gracias a su estética que le da un toque deportivo innegable. Su parte trasera es realmente bonita. 

 

Volkswagen Arteon, un salto hacia arriba

Con la llegada del Arteon, Volkswagen ha sabido diferenciar su modelo de referencia en el segmento de las berlinas, el Passat, y desarrollar un coche basado en este modelo pero con una estética más llamativa, con un equipamiento más completo y una mejor calidad de construcción. Con ello, el Passat compite con las berlinas de los fabricantes generalistas, (Ford, Peugeot o Renault) y el Arteon lo hace con las berlinas 'premium' alemanas.

0 comentarios

Principales Tags

Hoy en portada