Rosa, azul y amarillo. El viaje pop de Sanz i Vila

  • Pantalla completa
Rosa, azul y amarillo. El viaje pop de Sanz i Vila
'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
1 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
2 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
3 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
4 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
5 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
6 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
7 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
8 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
9 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
10 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila
11 de 12
Comparte la fotografía

'Un buen día para desaparecer', de Pau Sanz i Vila

Rosa, azul y amarillo. Un trío pastel que puede parecer sobado pero que también esconde un universo tan personal e pop como el de Pau Sanz i Vila. El ilustrador publica 'Un buen día para desaparecer' (Lunwerg), un libro en el que a través de tres colores, tres grandes temas y tres personajes bucea en el universo pop y naif de este artista.

Conformado como un diario y gracias a su particulares ilustraciones, Sanz i Vila crea un viaje en el que da rienda suelta a sus obsesiones y emociones. Un recorrido que arranca con un aro mágico tricolor que le llevará desde las cuevas de Chauvet hasta las pirámides egipcias, la isla de Pascua, Bogotá, una cárcel o su estudio. Esta fábula, a caballo entre la realidad y la ficción, disecciona el mundo del arte, los animales y la dualidad del hombre.

"Quizás le parezca una historia extraña, pero puedo darle mi palabra de que yo he vivido todas y cada una de las situaciones que he descrito en el libro que tiene en sus manos. Esta es mi autobiografía más sincera y la estoy compartiendo con usted", asegura el ilustradador. Y todo con uina paleta de tres colores que han marcado su estilo y su lenguaje y que, como explica, "simplemente es mi forma de trabajar, es lo que me pide el cuerpo cuando me siento frente al papel blanco; y después de tanto tiempo se ha convertido en un modo de pensar". "Mis símbolos y mis colores son mi manera de comunicarme (...) Veo mi obra como un gran animal y cada proyecto es un órgano, un miembro, y forman un todo".

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios