Sexos, sangre y artes marciales: grandes estrellas de bajo presupuesto

  • Pantalla completa
Sexos, sangre y artes marciales: grandes estrellas de bajo presupuesto
Helga Liné en 'Las garras de Lorelei' (1974)
1 de 32
Comparte la fotografía

Helga Liné en 'Las garras de Lorelei' (1974)

La alemana Helga Lina Stern (Berlín, 1932) se trasladó con su familia a Portugal para escapar de la Segunda Guerra Mundial. Tras su debut en la producción española rodada en Lisboa 'La mantilla de Beatriz' (Eduardo García Maroto, 1946), la actriz decidió probar suerte en España y adoptó el apellido Liné. Entre las más de 140 películas en las que participó, destacan 'Espartaco y los diez gladiadores' (Nick Nostro, 1964), 'Buen funeral, amigos, paga Sartana' (Giuliano Carnimeo, 1970) y 'Las garras de Lorelei' (Amando de Ossorio, 1974). En los años 80, Pedro Almodóvar la rescató para 'Laberinto de pasiones' (1982) y 'La ley del deseo' (1987).

Bruce Le, no confundir con Bruce Lee
2 de 32
Comparte la fotografía

Bruce Le, no confundir con Bruce Lee

Bruce Le (Taiwan, 1950)  "fue uno de los más célebres y prolíficos 'falsos Bruce Lee' que invadieron las pantallas tras la muerte del astro del kung fu", explica De Diego. Después de haber trabajado para la productora Shaw Brothers y ya que era experto en artes marciales, Kin Lung Huang -su verdadero nombre- decidió construir su carrera como sosias del protagonista de 'Operación dragón' (1973). Junto al director Joseph Velasco rodó 'Pi li long quan' (1978) y 'La saga de Bruce Lee' (1980), entre otras. 
Corinne Cléry en 'Historia de O' (1975)
3 de 32
Comparte la fotografía

Corinne Cléry en 'Historia de O' (1975)

Corinne Madeleine Picolo (París, 1950) llegó a la cima de su carrera en 1979, cuando interpretó a una de las chicas Bond de Roger Moore en 'Moonraker'. Anteriormente, Cléry había participado en producciones italianas de cine 'poliziesco', comedia grotesca y ciencia ficción. Uno de sus papeles más 'picantes' fue en 'Historia de O' (1975), a cargo del director Just Jaeckin. 
El director Roger Corman habla con Vincent Price
4 de 32
Comparte la fotografía

El director Roger Corman habla con Vincent Price

La serie B nunca hubiese sido lo mismo sin Roger Corman (Detroit, 1926). El director, que recibió el Oscar honorífico en 2009, fue el descubridor y mentor de gran parte del Hollywood que triunfó a partir de los 60: Ron Howard, Martin Scorsese, James Cameron o Francis Ford Coppola pasaron por sus manos antes de dar el salto al cine de primera línea. Para conocerle a fondo, imprescindible el documental 'El mundo de Roger Corman' (2011), del director Alex Stapleton.
Vincent Price en 'El abominable Dr. Phibes (1971)
5 de 32
Comparte la fotografía

Vincent Price en 'El abominable Dr. Phibes (1971)

Corman también fue el responsable de cambiar la carrera de Vincent Leonard Price Jr. (St. Louis, 1911-1993); hasta su primera colaboración en 'La caída de la casa Usher' (1960), Price había trabajado bajo la dirección de los grandes del Hollywood clásico, como Fritz Lang, Manckiewicz, Henry King u Otto Preminger, entre otros. Sin embargo, con el declive del reinado de las 'majors' a finales de los 50, Price decidió darle un giro a su carrera y apostó por la serie B. Uno de sus papeles más icónicos es el del maligno Dr. Phibes, que interpretó en 'El abominable Dr. Phibes' (1971) y 'El retorno del Dr. Phibes' (1972). Una de sus últimas apariciones sería en 'Eduardo Manostijeras' (1990), de Tim Burton, quien siempre le ha reivindicado como uno de los ídolos de su infancia.
Russ Meyer, director de 'Faster, Pussycat! Kill! Kill!' (1965)
6 de 32
Comparte la fotografía

Russ Meyer, director de 'Faster, Pussycat! Kill! Kill!' (1965)

Russ Meyer (Oakland, California, 1932-2004) fue uno de los directores más reconocidos de la 'sexploitation'. "Su obsesión con las mujeres bien dotadas le valió los títulos de 'Eisenstein del cine erótico', 'Fellini de la industria del sexo' o 'Rey Lascivo'", según De Diego. "En los años cincuenta puso de moda el llamado cine nudie-cutie, modestas cintas de serie B cuya razón de ser era ofrecer cuerpos jóvenes de señoritas desnudas en playas de siertas o en campos nudistas". En los años 90 su cine comenzó a reivindicarse, aunque sus películas nunca fueron -lo que canónicamente se consideraría- buenas.   
Tura Satana en 'Faster, Pussycat! Kill! Kill!' (1971)
7 de 32
Comparte la fotografía

Tura Satana en 'Faster, Pussycat! Kill! Kill!' (1971)

Aunque Tura Satana (Hokkaido, Japón, 1938- 2011) no trabajó durante demasiado tiempo en el cine, su exótico rosto -era de ascendencia mitad apache, mitad japonesa- siempre quedará ligado al del director Russ Meyer gracias al film de culto 'Faster Pussycat! Kill! Kill!' (1965). También se la recuerda por 'The Astro-Zombies' (Ted V. Mikels, 1968), pero poco a poco "abandonó la pantalla para centrarse en la profesión médica y acabó trabajando en un hospital". 
Mario Bava con su perro Centi
8 de 32
Comparte la fotografía

Mario Bava con su perro Centi

Hijo del maestro de los efectos especiales Eugenio Bava, Mario (Italia, 1914-1980) fue un "operador y director de fotografía simplemente genial y sus colaboraciones técnicas elevaron la talla de muchas películas transalpinas de los años cincuenta". Pero además, como autor se convirtió en uno de los máximos exponentes del cine fantástico italiano: 'La frusta e il corpo' (1963) "introdujo simultáneamente el romanticismo, la necrofilia y el sadismo"; 'Seis mujeres para el asesino' (1963) "puso los cimientos del giallo" y" con el filme de episodios 'Las tres caras del miedo' (1963) formuló todo un discurso teórico sobre las distintas facetas de la generación del miedo en el celuloide (suspense, vampirismo gótico, terror a los fantasmas del subconsciente". Incluso 'Alien, el octavo pasajero' (Ridley Scott, 1979) se inspiró innegablemente en su 'Terror en el espacio' (1965).
El director italiano Darío Argento
9 de 32
Comparte la fotografía

El director italiano Darío Argento

"Ver una película de género, incluso la peor, nunca es perder el tiempo, porque siempre se obtiene algún estímulo". Con esta cita de Darío Argento (Roma, 1940) comienza 'Los iconos de la serie B'. Argento, que se ha convertido en uno de los directores más representativos del 'giallo', comenzó su andadura profesional como guionista y participó en la escritura de 'Hasta que llegó su hora' (Sergio Leone, 1968). Como director, cabe destacar 'Rojo oscuro' (1975), 'Phenomena' (1984) o 'El síndrome de Stendhal' (1996), entre otras. Su hija Asia (Roma, 1975) también es una musa de la serie B no sólo como actriz, sino también como directora y guionista.   
Tinto Brass besa a la actriz italiana Caterina Varzi
10 de 32
Comparte la fotografía

Tinto Brass besa a la actriz italiana Caterina Varzi

Tinto Brass (Milán, 1933) es el "exponente por antonomasia del erotismo italiano". Sin embargo, sus comienzos fueron como ayudante de dirección "de cineastas tan austeros como Roberto Rossellini, Alberto Cavalcanti o el documentalista Joris Ivens". A partir de los años 80, el italiano descubrió la rentabilidad del desnudo femenino y empezó a dirigir producciones de bajo presupuesto centradas en el destape y en las fantasías eróticas, como 'La llave secreta' (1983), 'Amor y pasión' (1987), o 'Los burdeles de Paprika' (1991). En 2010 comenzó la escritura de la que quería que fuese la primera película erótica en 3D.
La actriz cubana Chelo Alonso
11 de 32
Comparte la fotografía

La actriz cubana Chelo Alonso

La carrera de Chelo Alonso (Cuba, 1933) en el séptimo arte fue bastante efímera: cuatro años después de debutar decidió retirarse y, "cuando intentó volver, el cine ya la había olvidado". "Ex bailarina del Folies Bergère, llamada la 'Bomba Cubana', Alonso eclipsó al resto de las actrices del péplum italiano con su belleza, su magnetismo y un erotismo que cortaba el aliento", explica De Diego. En su fugaz paso por la gran pantalla participó en 'El gigante del valle de los reyes' (Carlo Campogalliani, 1961) y 'El bueno, el feo y el malo' (Sergio Leone, 1966), entre otras, en esta última ya como secundaria.
Bettie Page, icono de belleza alternativo
12 de 32
Comparte la fotografía

Bettie Page, icono de belleza alternativo

Bettie Page (Tennessee, 1923-2008), al igual que Marilyn Monroe, comenzó su andadura profesional como modelo, posando en fotografías semieróticas. Cuando poco a poco empezó a introducir elementos sadomasoquistas en sus posados, la censura se cebó con ella, pero Hollywood vio la posibilidad de explotar un campo hasta entonces virgen y la convirtió en una 'starlette' de pequeñas producciones picantes. Con 35 años se retiró, pero dejó para el recuerdo el "clásico del burlesque", 'Teaserama' (1955).    
Boris Karloff en 'El mago de la muerte' (1940)
13 de 32
Comparte la fotografía

Boris Karloff en 'El mago de la muerte' (1940)

Comenzó, al igual que Vincent Price, dentro del aparato del Hollywood clásico, pero William Henry Pratt (Inglaterra 1887-1969) alcanzó la popularidad gracias al cine de terror. "Su catálogo de personajes sería estremecedor: el monstruo de Frankenstein, la Momia, el doctor Fu-Manchú, el verdugo de la Torre de Londres, y una amplia variedad de sabios locos y médicos siniestros". En 1963, Karloff colaboró con  Roger Corman en 'El cuervo' y 'El terror' y acabó sus días rodando en México a las órdenes del dúo Jack Hill y Juan Ibáñez "tres infames películas de serie Z" 'La cámara del terror' (1968), 'Isla de los muertos' (1971) y 'The Incredible Invasion' (1971).
Mary y Madeleine Collinson en 'Drácula y las mellizas' (1971)
14 de 32
Comparte la fotografía

Mary y Madeleine Collinson en 'Drácula y las mellizas' (1971)

Las gemelas Collinson (Malta, 1952-2014 [Madeleine]) saltaron a la fama gracias a las páginas satinadas de 'Playboy'. Sus grandes éxitos fueron 'Some Like It Sexy' (1969) y 'Drácula y las mellizas' (1971). En 1978 se retiraron "y rechazaron una oferta de la Columbia para protagonizar un episodio piloto en una serie de televi sión. Mary se quedó en Milán y Madeleine regresó a Malta, para cuidar a su madre y trabajar en el British Council".
'Antropophagous', dirigida por Joe D'Amato
15 de 32
Comparte la fotografía

'Antropophagous', dirigida por Joe D'Amato

"Director de culto, príncipe de la serie B, rey de la serie Z a la italiana, Joe D’Amato [Roma, 1936-1999] también es el 'hombre de los mil nombres': Michael Wotruba, Romano Gastaldi, Alexandre Borsky, Anna Bergman, Alexandre Borsky, David Hills, Robert Hall y O.J. Clarke son algunos de sus seudónimos", explica el autor del libro. Junto a la actriz indonesia Laura Gemser estrenó 'Emanuelle negra se va a oriente' (1976), 'Emanuelle en América' (1977), 'Emanuelle alrededor del mundo' (1977), 'Emanuelle y los últimos caníbales' (1977) y 'Emanuelle y el imperio de las pasiones' (1978), dentro de una saga inspirada en el mito erótico francés Emmanuelle. En los 80 se pasó al gore con 'Antropophagus', que en España se llamó 'Gomia, terror en el mar Egeo'.
Gloria Hendry, musa de la 'blaxpoitation'
16 de 32
Comparte la fotografía

Gloria Hendry, musa de la 'blaxpoitation'

Tras ser descubierta como 'conejita' del Playboy Club, el primer papel de Gloria Hendry (Florida, 1949) en el cine con 'Un hombre para Ivy' (Daniel Mann, 1968). En 1973, protagonizó junto a Roger Moore 'Vive y deja morir' (Guy Ha milton, 1973) y se convirtió en la primera mujer negra que -en la ficción- se acostaba con el agente 007. Por este motivo hubo protestas y la censura obligó a cortar las escenas de cama. a partir de entonces, Hendry centró su carrera en la 'blaxploitation' como 'El padrino de Harlem' (Larry Cohen), 'Hell Up in Harlem' y 'Masacre' (Gordon Douglas), todas rodadas en 1973.
Christopher Lee, uno de los Dráculas más míticos
17 de 32
Comparte la fotografía

Christopher Lee, uno de los Dráculas más míticos

"Poco antes de su muerte, Christopher Lee [Londres, 1922-2015] figuraba en el libro 'Guinness de los Récords' como la estrella internacional viva que había interpretado el mayor número de producciones cinematográficas y televisivas". Pero sus papeles más icónicos serían el de Drácula y, posteriormente, el de Saruman, este último en la oscarizada saga de 'El Señor de los anillos'  (2001-2003).
A la derecha, Mamie Van Doren en 'La escuela del vicio' (1958)
18 de 32
Comparte la fotografía

A la derecha, Mamie Van Doren en 'La escuela del vicio' (1958)

Mamie Van Doren (Dakota del Sur, 1932) empezó su carrera en Hollywood como una "posible rival" de Marilyn Monroe. Y aunque fue apadrinada por Howard Hughes, Joan Lucille Olander -su verdadero nombre- pasó de trabajar con la RKO y Universal a protagonizar películas de "cárceles de mujeres, como 'Girls Town' (Charles F. Haas, 1959), 'Guns, Girls, and Gangsters'(1958) y 'Vice Raid' (1960), ambas de Edward L. Cahn. Van Doren no tuvo reparos en protagonizar innumerables desnudos, el último en 'Slackers' (Dewey Nicks, 2002), con 70 años. "En los últimos tiempos ha grabado un disco de canciones country & western". 
Jesús Franco dirigiendo a dos actrices
19 de 32
Comparte la fotografía

Jesús Franco dirigiendo a dos actrices

El 'Tío Jess' (Madrid, 1930- 2013) dirigió su última película, 'Al Pereira and the Alligator Girls' (2013) en silla de ruedas y enganchado a una bombona de oxígeno. Con más de 200 películas como director, Franco había sido ayudante de dirección de Juan Antonio Bardem ('Muerte de un ciclista', 1955) y del mismísimo Orson Welles ('Campanadas a medianoche', 1965). "Subvirtió sistemáticamente los códigos dominantes para adaptarlos a su propio mundo, hasta conformar toda una historia del llamado exploitation film y del europudding: terror de serie B, 'giallo', 'trash', 'mad doctors', 'softcore', 'hardcore', 'eros-swastika', polar, 'WIP', serie Z inspirada en Julio Verne, gamberrismo extremo y oníricos delirios de subgéneros". Sus títulos más conocidos, 'Vampyros Lesbos' (1971) o 'Killer Barbys' (1996). 
Lina Romay, icono de la serie B española
20 de 32
Comparte la fotografía

Lina Romay, icono de la serie B española

Musa y pareja de Jess Franco, Rosa María Almirall Martínez (Barcelona, 1954-2012) fue la "bella donna del terror erótico español, figura de culto entre los aficionados al cine de género más bizarro". Se desnudó en más de un centenar de películas, pero también trabajó al otro lado de la cámara como ayudante de dirección, directora, guionista y montadora. También dio el salto al porno con la archiconocida 'El fontanero, su mujer, y otras cosas de meter...' (1981), pero fuera del cine X sus mayores éxitos fueron 'El ataque de las vampiras' (Jess Franco, 1975), 'Jack the Ripper' (1976), 'El sádico de Notre-Dame' (1979) y 'La tumba de los muertos vivientes' (1982), entre otras.
La actriz Shelley Winters
21 de 32
Comparte la fotografía

La actriz Shelley Winters

El gran papel de Shelley Winters (St. Louis, 1920-2006) fue el de Charlotte Haze, la madre de la perversa 'Lolita' (1962) a las órdenes de Stanley Kubrick. De joven había sido el prototipo de rubia sexy, pero al final, "su aspecto de matrona y su temperamento agresivo" la sirvieron para adaptarse al "universo de la serie B". Con Roger Corman coincidió en 'Mamá sangrienta' (1970) y con Curtis Harrington se lanzó de pleno al cine de terror en '¿Qué le pasa a Helen?' (1971) y '¿Quién mató a tía Roo?' (1972).
Peter Lorre en el papel de Mr. Moto
22 de 32
Comparte la fotografía

Peter Lorre en el papel de Mr. Moto

Peter Lorre (Hungría, 1904-1964) comenzó su andadura actoral de la mano de Fritz Lang en 'M, el vampiro de Düsseldorf' (1931) y llegó a lo más alto que un secundario puede llegar: 'El halcón maltés' (John Huston, 1941), 'Casablanca' (Michael Curtiz, 1942) y 'Arsénico por comparión' (Frank Capra, 1944). Sin embargo, también tuvo una prolífica carrera en la serie B de mano -¡cómo no!- del omnipresente Corman: 'Historias de terror' (1962) y 'El cuervo' (1963). También apareció en 'La comedia de los terrores' (Jacques Tourneur, 1963)y en la televisión en 'Suspense, Climax!' y 'Alfred Hitchcock presenta...'.  
 
Soledad Miranda en 'Vampyros Lesbos' (1971)
23 de 32
Comparte la fotografía

Soledad Miranda en 'Vampyros Lesbos' (1971)

Soledad Redón Bueno (Sevilla-1943-1970) murió en un accidente de tráfico a los 27 años, cuando despuntaba en el cine fantástico, erótico y experimental. Aunque empezó como bailarina, con 17 años se trasladó a Madrid y participó como secundaria en 'Ursus' (Carlo Campogalliani, 1961), ('Su gar Colt', Franco Giraldi, 1966). "Pero también engrosó el reparto de algunas de las películas españolas más taquilleras de la década, desde 'Canción de cuna' (José María Elorrieta, 1961) a 'Currito de la Cruz' (Rafael Gil, 1965), con Francisco Rabal y Arturo Fernández, pasando por 'La familia y... uno más' (Fernando Palacios, 1965), con Alberto Closas. Su recuerdo está indiscutiblemente unido al de Jess Franco, con quien rodó 'El conde Drácula' (1970), 'El diablo que vino de Akasawa', 'Vampyros Lesbos' y 'Sie tötete in Ekstase', estas tres últimas estrenadas póstumamente en 1971. 
Paul Naschy, el hombre lobo del cine español
24 de 32
Comparte la fotografía

Paul Naschy, el hombre lobo del cine español

Jacinto Molina (Madrid, 1934-2009) fue el hombre lobo español por antonomasia. Pero no sólo encarnó al licántropo más famoso del cine independiente patrio, sino que también fue "Fu-Manchú, Barba Azul, Drácula, Quasimodo, el Dr. Jekyll y Mr. Hyde, Jack el Destripador, el monstruo de Frankenstein, la momia, el doctor Petiot, el conmovedor Jorobado de la Morgue, el controvertido Gilles de Rais, el arrebatado Alaric de Marnac y una amplia serie de vampiros, asesinos, caníbales, inquisidores, zombies, fantasmas y brujos". Sus títulos más conocidos son 'El gran amor del Conde Drácula' (Javier Aguirre, 1973), 'El retorno del hombre lobo' (dirigida por él mismo en 1973) y 'La rebelión de las muertas' (León Klimovsky, 1973).
El culturista Lou Ferrigno en 'Hércules' (1983)
25 de 32
Comparte la fotografía

El culturista Lou Ferrigno en 'Hércules' (1983)

"Es el último culturista de la historia del péplum, y el fracaso de su carrera simboliza al mismo tiempo el final de un sueño y la muerte de un género". Lou Ferrigno (Brooklyn, 1951) ganó el título de Míster Universo en dos ocasiones. Su corona le brindó la oportunidad de encarnar a La Masa en la televisión y a Hércules en el cine, en una serie de películas de bajo presupuesto: 'Los siete gladiadores' (Claudio Fragasso y Bruno Mattei, 1983), 'El desafío de Hércules' (Luigi Cozzi, alias Lewis Coates, 1983) y 'La furia del coloso' (Luigi Cozzi, 1985). A finales de los 80 comenzó su declive y acabó volviendo al mundo del culturismo.
A la derecha, el director León Klimovsky
26 de 32
Comparte la fotografía

A la derecha, el director León Klimovsky

León Klimovsky (Buenos Aires, 1906-1996) es uno de los directores de cine español más injustamente olvidados: probó suerte con el 'spaguetti western', el cine de terror y el género fantástico. Comenzó con el cine del oeste con 'Torrejón City' (1962) y 'Fuera de la ley' (1964). También le rodó cine bélico junto a Jack Palance en 'Hora cero: Operación Rommel' (1969). Y junto a Paul Naschy trabajó en 'La noche de Walpurgis' (1972), 'La saga de los Drácula' (1972), 'Doctor Jekyll y el Hombre Lobo'(1972) y 'La rebelión de las muertas' (1973).  
Ruggero Deodato, director de 'Holocausto caníbal' (1980)
27 de 32
Comparte la fotografía

Ruggero Deodato, director de 'Holocausto caníbal' (1980)

"Artesano de la serie B tan competente como mediocre, la filmografía de Ruggero Deodato (Italia, 1939) se sitúa en la confluencia entre varios géneros específicos del cine popular italiano: el erótico, el de aventuras exóticas, el mondo (es decir, el pseudodocumental 'escandaloso', a menudo trucado o compuesto por escenas recicladas) y el gore", explica De Diego en su libro. Sin lugar a dudas, su obra más conocida fue 'Holocausto caníbal' (1980), una de las obras cumbre del gore más explícito.
El director Samuel Z. Arkoff
28 de 32
Comparte la fotografía

El director Samuel Z. Arkoff

 En 1954, Samuel Z. Arkoff (Iowa, 1918-2001) fundó la productora American International Pictures, que enseguida encontró el filón en el género 'exploitation'. Sus primeras producciones relevantes fueron 'The Beast With a Million Eyes' (David Kramarsky, 1955) y 'Girls in Prison' (Edward L. Cahn, 1956) y, como no, pronto se asoció con Roger Corman, financiando la serie 'Poe'.
César Romero en su papel de Joker
29 de 32
Comparte la fotografía

César Romero en su papel de Joker

César Romero (Nueva York 1907-1994) alcanzó la popularidad gracias a su papel del Joker en la serie de Batman de los años 60. "Actor de origen hispano que aterrizó en Hollywood a principios de los años treinta y que durante seis década no paró de trabajar, sin llegar a alcanzar nunca el estrellato... por culpa, según percepción propia, de su encasillamiento como latin lover", explica el autor de 'Los iconos de la serie B'.
Robert Englund en una escena de 'Zombie Strippers' (2008)
30 de 32
Comparte la fotografía

Robert Englund en una escena de 'Zombie Strippers' (2008)

El nombre de Robert Barton Englund (California, 1947) quedará unido irreversiblemente al rostro deforme de uno de los grandes personajes pesadillescos de Wes Craven: Freddy Krueger. Con 'Pesadilla en El Street' (1984) y la serie 'Pesadilla en Elm Street. En La nueva pesadilla' (1994) se convirtió en un referente del género de terror. Mucho después, en 2008, también participó en el éxito 'underground' 'Zombie Strippers', donde tiene más de un mano a mano con la 'pornstar' Jenna Jameson.
Michael Berryman en 'Las colinas tienen ojos' (1977)
31 de 32
Comparte la fotografía

Michael Berryman en 'Las colinas tienen ojos' (1977)

"Michael Berryman nació con una enfermedad rara que lo convirtió en todo un mutante: rostro desfigurado, orejas puntiagudas, ausencia de dientes, uñas, pelo...", afirma De Diego. Su primera película fue 'Doc Savage, el hombre de bronce' (Michael Anderson,1975) y dos años después haría uno de sus papeles más conocidos en 'Las colinas tienen ojos' (Wes Craven, 1977), con quien volvió a colaborar en 'Bendición mortal' (1981) y 'Las colinas tienen ojos II' (1984). En 2005 trabajó a las órdenes de Rob Zombie en 'Los renegados del diablo'.

Para entrar en el santoral de la historia del cine no es imprescindible haberse hecho con una estatuilla del tío Oscar, ni haber fichado por una de las grandes 'majors', ni estar a la vanguardia del cine de autor. Existe también ese otro cine, el cine espectáculo al margen de presupuestos mastodónticos y pretensiones de trascendencia que, irónicamente, ha acabado trascendiendo sus propias limitaciones y convirtiéndose en objeto de culto. Cine libre de complejos, impermeable a las críticas, elusivo frente la ortodoxia académica y, sobre todo, terriblemente divertido.  

En el libro 'Los iconos de la serie B' (T&B Editores, 2016), José de Diego hace un repaso por los directores, productores, guionistas e intérpretes que marcaron la filmografía del cine de bajo presupuesto y a los que, con el tiempo, les ha llegado el reconocimiento de los amantes del género. Un homenaje a aquellos directores que consiguieron levantar proyectos con una financiación mínima y una pasión máxima. A aquellas musas que se destaparon una y otra vez en un tiempo en el que mostrar el cuerpo desnudo era una forma de trasgresión y a aquellos artesanos del medio que, poco a poco, labraron a través de estas producciones su camino hasta llegar a la cima del cine convencional.

Desde el "cinéma bis, como lo llaman los franceses", pasando por "una serie casi infinita de combinaciones que hacen referencia a otras tantas variantes" como el 'sexplotaition' -"si gira en torno al sexo y el reclamo erótico"-, 'blaxploitation' -"la modalidad protagonizada por negros"-, la 'bruceploitation' -"filmes de artes marciales con émulos-clones de Bruce Lee"-, hasta la 'nunxploitation' -películas protagonizadas por monjas-, como explica De Diego en su libro, ilustrando las múltiples subclasificaciones dentro del género. 

La siguiente galería recuerda a algunos de los nombres más representativos que conforman el paseo de la fama de la cara menos conocida del séptimo arte.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios