Con piedra y cincel: el Maestro Mateo instala su taller en el Prado

  • Pantalla completa
Con piedra y cincel: el Maestro Mateo instala su taller en el Prado
San Mateo, Maestro Mateo (h. 1200) (Museo Catedral de Santiago de Compostela)
1 de 8
Comparte la fotografía

San Mateo, Maestro Mateo (h. 1200) (Museo Catedral de Santiago de Compostela)

David / Salomón, Maestro Mateo (h. 1188) (Santiago de Compostela, catedral)
2 de 8
Comparte la fotografía

David / Salomón, Maestro Mateo (h. 1188) (Santiago de Compostela, catedral)

Dovelas con el castigo de la lujuria, Maestro Mateo (h. 1200)  (Museo Catedral de Santiago de Compostela)
3 de 8
Comparte la fotografía

Dovelas con el castigo de la lujuria, Maestro Mateo (h. 1200) (Museo Catedral de Santiago de Compostela)

Elías / Enoc, Maestro Mateo. (h. 1188) (Museo de Pontevedra)
4 de 8
Comparte la fotografía

Elías / Enoc, Maestro Mateo. (h. 1188) (Museo de Pontevedra)

¿Rey bíblico, Fernando II de León o Santiago Miles Christi?, Maestro Mateo (h. 1188-1211) (Colección particular)
5 de 8
Comparte la fotografía

¿Rey bíblico, Fernando II de León o Santiago Miles Christi?, Maestro Mateo (h. 1188-1211) (Colección particular)

Caballos del cortejo de los Reyes Magos, Maestro Mateo (h. 1200) (Museo Catedral de Santiago de Compostela)
6 de 8
Comparte la fotografía

Caballos del cortejo de los Reyes Magos, Maestro Mateo (h. 1200) (Museo Catedral de Santiago de Compostela)

Estatua-columna masculina con cartela, Maestro Mateo (h. 1188-1211) (Museo Catedral de Santiago de Compostela)
7 de 8
Comparte la fotografía

Estatua-columna masculina con cartela, Maestro Mateo (h. 1188-1211) (Museo Catedral de Santiago de Compostela)

El románico se forjó con piedra y cincel. Las manos del maestro Maestro esculpieron al detalle la historia del arte español en la catedral de Santiago de Compostela. Suyo es el célebre Pórtico de la Gloria, que influyó notablemente en el románico gallego, y cientos de esculturas que descansan en dinteles, tímpanos y jambas del templo jacobino que generación tras generación muchos jóvenes han estudiado en sus libros de texto. 

El Museo del Prado acoge ahora (desde el 29 de noviembre al 26 de marzo) una curiosa exposición en la que, de forma excepcional, se han reunido 14 piezas que fueron retiradas de la fachada occidental y del coro de la catedral del Maestro Mateo. La muestra, organizada junto a la Real Academia Gallega de Bellas Artes y la Fundación Catedral de Santiago, junta piezas claves del trabajo del escultor, algunas de las cuales se vuelve a reunir después de casi 500 años, que salen por primera vez de sus respectivas ubicaciones.

La exposición alberga nueve esculturas de la desaparecida fachada exterior del Pórtico de la Gloria, entre ellas una estatua-columna masculina con cartela que fue descubierta el pasado mes de octubre en el interior de la torre sur de la catedral. También destacan 'David y Salomón', el 'San Mateo' del coro y 'Caballos del cortejo de los Reyes Magos', que hasta el siglo XVII ocupó los primeros tramos de la nave mayor.

El maestro Mateo instaló durante al menos cuatro décadas su taller en la catedral compostelana (desde 1168 hasta la consagración del templo en 1211) y trabajó en la cripta, el pórtico de la Gloria, la desaparecida fachada occidental y el coro pétreo por encargo del rey Fernando II de León. De hecho, en un documento de 1168 que puede verse en la muestra, el monarca le otorga una pensión vitalicia por este trabajo.

"Por estas cosas yo, Fernando, rey de las Españas, por amor de Dios, por quien reinan los reyes, y por la reverencia de Santiago, piísimo patrón nuestro, como pensión, te doy y concedo a ti, maestro Mateo, que posees la primacía y el magisterio de la obra del citado apóstol, cada año la percepción de dos marcos a la semana, sobre mi mitad de moneda de Santiago, y que lo que falte una semana sea suplido en la otra, de manera que esta percepción te represente 100 morabotinos anuales. Esta pensión, este don, te doy toda tu vida, para que siempre la tengas, y para la obra de Santiago, y sea mejor para tu persona; y aquellos que vieran, velen y se dediquen con afición a la citada obra", escribe el rey. 

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios