Puedes configurar tu consentimiento pulsando aquí :

Los robots que nos quitarán el trabajo

No importa lo alta que esté la tasa de paro. En España siempre hay ofertas de trabajo que se quedan sin cubrir, principalmente aquellas no cualificadas:

2'

No importa lo alta que esté la tasa de paro. En España siempre hay ofertas de trabajo que se quedan sin cubrir, principalmente aquellas no cualificadas: camareros, albañiles, jornaleros o personal de limpieza. Siempre se ha temido a la robotización por la cantidad de puestos de trabajo que podría destruir, ¿pero cuántos de estos trabajos que los españoles no queremos puede llegar a ocupar? Al igual que sucedió en la revolución industrial del siglo XIX o en la automatización de las últimas décadas, los empleos de baja cualificación —manuales y repetitivos— son los más vulnerables a ser sustituidos. El progreso es irreversible, pero nunca es una operación de suma cero: los empleos destruidos, ocupados en muchos casos por inmigrantes o personas de pocos ingresos, difícilmente serán reubicados.

LOS EMPLEOS DESTRUIDOS, OCUPADOS EN MUCHOS CASOS POR INMIGRANTES O PERSONAS DE POCOS INGRESOS, DIFÍCILMENTE SERÁN REUBICADOS

Además, a diferencia de los avances industriales de los siglos XIX y XX, la robotización ya no solo afecta a actividades industriales, sino también a empleos que tienen lugar en el hogar y cuya robotización era, hasta hace poco, impensable. Cuidadores de niños o ancianos, dos tipos de trabajo que emplean a decenas de miles de personas en España están ahora en la rampa hacia la robotización. “Los trabajos automáticos que no necesitan creatividad o razonamiento desaparecerán con el tiempo”, explica Pablo Lanillos, doctor en inteligencia artificial, “pero surgirán otros empleos, lo que está claro es que los países que son punteros en tecnología, también lo son en crecimiento económico”. La industria de la robótica ha pasado del B2B (Business to Business) al B2C (Business to Consumer), es decir, donde antes solo una empresa podía comprarse un robot estamos llegando al siguiente escenario, donde las personas también podrán hacerlo.

Albañil

En 2007, en el auge de la burbuja inmobiliaria, trabajaban en España más de 1.000.000 de personas dedicadas a la construcción. Esa cifra cayó a una tercera parte en 2014 y hoy en día emplea a unas 450.000 personas. Robots como Hadrian X, desarrollado en Australia por Fastbrick Robotics, son capaces de colocar 1.000 ladrillos por hora, todo ello sin preocuparse del estado del tiempo, las largas jornadas o la previsión de riesgos laborales.

Reponedor

Panadero

Camarero

Asistente de ancianos

Recepcionista

Repartidor

Guarda de seguridad

Principales Tags

Hoy en portada