La NASA utilizó este avión en miniatura por control remoto llamado Prototype Technology-Evaluation Research Aircraft (PTERA) para probar la nueva aleación y mecanismo de plegado. (Foto: NASA)

Un ingeniero de la NASA revisa que todo esté en orden antes del despegue. El experimento fue parte del programa llamado Spanwise Adaptive Wing project (SAW), cuyo objetivo es validar el uso de tecnologías para lograr nuevos diseños de alas y aviones en búsqueda de eficiencias. (Foto: NASA)

En esta imagen se puede ver el avión despegando, con los extremos de las alas dotados de un mecanismo de bisagra que será el que se pruebe luego en pleno vuelo. (Foto: NASA)

En esta toma del avión en pleno vuelo se puede apreciar claramente cómo los extremos de las alas están doblados hasta un ángulo máximo de 70º. (Foto: NASA)

Reproducción de la parte frontal del avión, con los extremos de las alas doblados hacia abajo. Con esta técnica, los ingenieros de la NASA calculan que puede crear un sistema de doblado de alas hasta un 80% más ligero que usando tecnologías tradicionales. (Imagen: NASA)

En esta otra toma se puede ver cómo las alas del avión se doblan también hacia arriba. "Doblar las alas es algo que ya se ha logrado en el pasado. Pero queríamos probar que era posible hacerlo usando este material de "memoria térmica", que es compacto, ligero y se puede usar en casi cualquier parte de una aeronave", ha explicado en un comunicado la NASA. (Foto: NASA)

En este vídeo de la NASA puedes ver el vuelo completo. El experimento fue todo un éxito.

 

Este nuevo material permite a los aviones doblar las alas en pleno vuelo

Aviones que doblan las alas en pleno vuelo para conseguir mejoras aerodinámicas y, por tanto, mayor velocidad y ahorro de combustible. Es la idea que tienen en mente desde hace años los grandes fabricantes de aviones del mundo, pero también la NASA. Ahora, la agencia espacial, en colaboración con Boeing y el Langley Research Center, en Virginia (EEUU), han probado con éxito por primera vez un nuevo material y tecnología que permite hacerlo sin riesgo para el avión.

Se trata de un actuador, un dispositivo que transforma energía hidráulica, neumática o eléctrica en la activación de un proceso, fabricado con un material capaz de mover los extremos de ambas alas sin necesidad de utilizar pesados sistemas hidráulicos que añadirían peso al avión y echarían a perder el objetivo de eficiencia detrás de usar alas plegables.

El material utilizado es una nueva aleación que reacciona a la temperatura. Es lo que se conoce como materiales con "memoria térmica". Al alcanzar una temperatura concreta, se mueven dentro de un mecanismo que activa el doblado de las alas. En las siguientes fotos y vídeo lo puedes ver en acción.

Principales Tags

Hoy en portada