Hacia un futuro mejorPowered by

Una red femenina para terminar con la desigualdad profesional

Tomás Muñoz M.

Womenalia asesoran a quienes buscan cambiar de trabajo o montar su propio negocio con el objetivo de ayudar al crecimiento profesional de las mujeres

E

n los últimos años, la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres ha alcanzado niveles de repercusión social nunca antes conocidos, sin embargo, es inevitable admitir que aún queda mucho por hacer. Los datos no mienten y los indicadores señalan que en el ámbito laboral existen cuestiones importantes por resolver. A los conceptos techo de cristal, conciliación o brecha salarial, hay que añadir un buen compendio de dificultades específicas de las mujeres trabajadoras. Precisamente para cubrir estas necesidades nació hace siete años Womenalia, la red profesional para mujeres.

Cada día, el sitio web de Womenalia es visitado por miles de mujeres que necesitan encontrar o cambiar de trabajo, pero también por aquellas que demandan asesoramiento y las herramientas necesarias para montar un negocio o redirigir una iniciativa ya establecida. Una de sus funciones más apreciadas es poner en contacto a sus usuarias, realizando networking entre mujeres o facilitando la obtención de proveedores y clientes. El objetivo final es el crecimiento profesional de la mujer, atendiendo a sus necesidades específicas y fomentando la motivación y la ayuda mutua.

Esta startup española cuenta en la actualidad con más de 300.000 usuarias —y usuarios, ya que el 8% de sus perfiles son masculinos— y ha creado una comunidad de medio millón de seguidoras en las redes sociales. Las previsiones de crecimiento para el próximo lustro implican su presencia en 19 países latinoamericanos en los que dará servicio a 50 millones de mujeres. Para lograrlo, su tecnología se encuentra inmersa en una profunda renovación, “para actualizarla y que se base en la Inteligencia Artificial y el ‘big data’”, explica María Gómez del Pozuelo, CEO y fundadora de Womenalia.

Como emprendedora, María es un magnífico ejemplo para las seguidoras de su proyecto. Su exitosa carrera le llevó a trabajar durante años en un puesto de dirección para una multinacional norteamericana, pero tras replantearse hacia dónde iba su vida, probó suerte por su cuenta. “En mi primer intento lo hice todo mal —reconoce—, pero ese fracaso me enseñó lo básico para lanzar Womenalia posteriormente”. Ahora uno de sus principales objetivos es trabajar para que sus usuarias se empoderen y crean en ellas mismas. “Los proyectos liderados por mujeres tienen un 36% más de posibilidades de alcanzar sus objetivos, algo realmente importante en un país donde nueve de cada diez nuevas compañías desaparecen antes de los cuatro años de existencia”, señala María.

“En mi primer intento lo hice todo mal pero ese fracaso me enseñó lo básico para lanzar Womenalia”

Sin embargo, también es realista ante la situación general del empleo femenino: “Los datos todavía son dramáticos en todos los sectores”. Solo un 22% de las mujeres alcanza puestos funcionales en una compañía, mientras que únicamente el 5% logra un puesto de máxima responsabilidad. ”Son cifras que maneja el Instituto Nacional de Estadística —apunta—, desde donde también se destaca que la mujer gana un 21% menos que el hombre”. Pero, de nuevo, las estadísticas evidencian otra realidad oculta. Según estudios elaborados por la Universidad de Harvard, la consultora McKinsey y otras organizaciones, “la productividad se incrementa en un 18% en aquellas empresas en las que las mujeres ganan lo mismo que los hombres y cuentan con mayor representación en sus altos cargos”.

El hecho de que Womenalia cuide especialmente a las emprendedoras es el resultado de que “al hándicap de ser mujer hay que sumar el hecho de que la tasa de emprendimiento tecnológico en España es únicamente del 5,7%”, indica María. “Aunque los problemas del emprendedor son siempre grandes, seas mujer u hombre, lo cierto es que nosotras tenemos menos tiempo para pensar, idear, ejecutar y lanzar un proyecto, porque nos encargamos generalmente de la mayoría de las cuestiones familiares”. Como obstáculos para el emprendimiento femenino, la CEO de Womenalia añade “la habitual búsqueda de estabilidad económica que aporta una nómina, sobre todo cuando hay hijos de por medio” y “la creencia de que necesitamos conocer el 100% de las habilidades para crear una empresa, lo que nos genera cierta inseguridad de partida”.

“La creencia de que necesitamos conocer el 100% de las habilidades para crear una empresa nos genera inseguridad”

Otro factor importante es la motivación. Una de las fuentes de inspiración de María fue Nando Parrado, conferenciante, exdeportista y productor uruguayo, conocido por ser uno de los supervivientes del accidente de avión en los Andes en el que se basa la obra ‘¡Viven!’. “Su ejemplo fue determinante para mí; yo quería cambiar el mundo cuando era pequeña, pasaban los años y no lo estaba haciendo”, recuerda María. Tras escuchar a Parrado me hice las tres preguntas del emprendedor: ¿Estás dónde quieres estar? ¿Te gusta lo que haces? ¿A quién sirves con tus horas de trabajo? “Después de los errores de mi primer intento, tuve claro que era fundamental buscar socios adecuados, financiación, equipo, producto y, sobre todo, conocer el miedo de primera mano, ya que es necesario enfrentarse a la oscuridad para emprender exitosamente”.

Atrás queda un camino arduo, pero también ilusionante. Hoy, María se deshace en elogios hacia sus compañeros. “Womenalia está formado por un equipo que tiene pasión, fortaleza, resiliencia y determinación”. Cualidades que precisamente tratan de inculcar a las usuarias de la red, junto a las 56 asociaciones de mujeres con las que colaboran estrechamente, a través de proyectos como ‘Conquistando la igualdad’. “Es fundamental que estemos todas juntas y fomentemos la participación ciudadana”, señala María.

Además de las propias mujeres y los movimientos femeninos, para María Gómez del Pozuelo existen otros factores determinantes que impulsan el cambio. “Las empresas están aprendiendo cosas como que la mujer se encarga del 87% de las decisiones de compra o que la igualdad aporta más beneficios a su cuenta de resultados”. “Por otra parte —concluye— no se deben dejar de lado asuntos como la salud, la formación, la espiritualidad o el tiempo libre: el bienestar personal es muy importante para alcanzar la igualdad”. El ‘tsunami rosa’ es imparable y la fundadora de Womenalia tiene claro que el cambio está en camino y queda mucho por hacer, pero subraya la necesidad de “hacerlo juntos, mujeres y hombres, porque podemos aprender mutuamente”.

El Confidencial, en colaboración con Banco Santander, tiene como principal objetivo dar a conocer los proyectos de personas que transforman la sociedad e impulsan el progreso.

Artículos relacionados

Hacia un futuro mejor